Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Alexander von Humboldt

Alexander von Humboldt (1769 – 1859) fue un explorador, geógrafo, naturalista y humanista prusiano. Se le considera uno de los fundadores de la ciencia empírica. Sus exploraciones fueron desde América de Sur, del Norte y Asia central. Su obra cumbre “Cosmos” es una de las más importantes dentro de la divulgación científica. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la biografía de Alexander von Humboldt.

No te pierdas la biografía de Hernán Cortés

Nacimiento y juventud

Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander, Freiherr von Humboldt, más conocido como Alexander von Humboldt, nació el 14 de septiembre de 1769 en Berlín, Prusia (actual Alemania). Fue el segundo hijo de una familia culta y aristocrática.

Su padre fue Alexander Georg von Humboldt, originario de Pomerania (en la actual Polonia)  y fue oficial del ejército de Federico II el Grande de Prusia. Su madre era Marie Elisabeth von Holwede, que procedía de una familia acomodada y era heredera de una fortuna tras enviudar de su anterior matrimonio.

dónde nació Alexander von Humboldt
Alexander von Humboldt y su madre

Junto a su hermano Wilhelm, recibió una educación esmerada en su hogar, el castillo de Tegel, cercano a Berlín. En su formación no faltaron las incursiones en las ciencias de la naturaleza. Pero fue en los terrenos de la finca de sus padres poseían en Tegel, a poca distancia de Berlín, donde el niño Alexander empezó a perseguir libélulas, a hacer experimentos con lagartijas y a emborronar decenas de cuadernos con apuntes de insectos, plantas y minerales.

Su primer viaje educativo fue en 1790. Viajó por el río Rin hasta llegar a los Países Bajos, y de allí al Reino Unido. Esta experiencia le hizo comenzar a soñar con navegar a otros continentes. Cuando regresó a Prusia había estallado la Revolución francesa, lo que hizo crecer en el joven Alexander nuevas ideas liberales.

Más tarde estudió en las universidades de Frankfurt, Berlín, Gotinga y en la Escuela de Minería de Freiberg. Se convirtió en inspector de minas, simultaneando algunos empleos oficiales con su vocación de naturalista.

Expedición por América

A los veintiséis años, aquel fornido joven de revuelta cabellera, profundos ojos azules y limpia mirada, recibió una carta de felicitación del propio ministro de Minas, en la que se le concedía un ascenso por su diligencia.

La respuesta de Alexander no se hizo esperar: «Estoy pensando, señor ministro, en cambiar totalmente mi modo de vida y retirarme de la Administración. Todo lo que deseo es prepararme para una larga expedición científica. Renuncio al ascenso y a mi puesto.»

Efectivamente, en 1796, y tras el fallecimiento de su madre, renunció a su carrera de funcionario prusiano. A partir de ese instante, Humboldt dedicó todas sus energías a materializar el viaje de sus sueños.

qué hizo Alexander von Humboldt
Alexander von Humboldt y Aimé Blonpand en la selva amazónica

Primero intentó embarcarse sin éxito en París. Luego se trasladó a Madrid con la idea de seguir los pasos de Cristóbal Colón y atravesar el Atlántico bajo el patrocinio de un rey de España. La fortuna le sonrió. El rey español Carlos IV no era un erudito, pero estimaba a los naturalistas, tenía vocación de coleccionista y la palabrería de Humboldt lo entretuvo.

Así pues, otorgó su beneplácito, disponiendo que se redactasen todos los salvoconductos necesarios, pero se negó en redondo a financiar el viaje. Tal cosa no desanimó a Humboldt, que era rico por su herencia y contaba con la protección de la banca Mendelssohn, la más poderosa de su país.

En compañía de Aimé Bonpland, un botánico de calidad que había reclutado en París, Alexander partió del puerto de La Coruña el día 5 de junio de 1799 a bordo de la corbeta Pizarro. Su objetivo era realizar una gran síntesis que explicase la interacción de todas las fuerzas naturales que obran en la superficie de la Tierra. Según sus palabras:

«Coleccionaré plantas y animales; estudiaré y analizaré el calor, la electricidad, el contenido magnético y eléctrico de la atmósfera; determinaré longitudes y latitudes geográficas; mediré las montañas e intentaré hallar las claves de la naturaleza animal y vegetal

Qué fue lo más importante que hizo Alexander von Humboldt
Viajes de Humboldt por América

Viaje por Venezuela

Tras una breve escala en Tenerife, los expedicionarios partieron rumbo a Venezuela. Una vez allí, se internaron por el río Orinoco y comenzaron una fatigosa tarea de recolección de plantas, comprobaciones geográficas y catalogación de especies vivas desconocidas.

Humboldt no dejaba de tomar notas para futuros libros, completándolas con meticulosos dibujos de trazo seguro, y elegante. Aunque se esforzaba por explicar todos los fenómenos racionalmente, muchas de sus observaciones quedaban veladas por un halo de romántico misterio.

¿Cómo pueden sobrevivir los indios otomacos, que sólo comen bolas de tierra cocida cuando les falta el pescado? ¿Por qué en algunos pueblos caribes las mujeres hablan distinto idioma que los hombres, un idioma que sólo aprenden las niñas y que siempre ignoran los varones? ¿Qué hay de cierto en la leyenda del hombre velludo de la selva, que rapta mujeres, construye chozas y a veces devora carne humana? Humboldt no lo sabía, pero muchas de sus descripciones iban a dejar tan perplejos como encantados a generaciones de lectores ávidos de conocimientos.

Viaje por Colombia, Ecuador y Perú

En abril de 1801, la expedición de Humboldt se dirigió hacia los Andes por el río Magdalena, visitando Bogotá (Colombia), Quito (Ecuador) y Lima (Perú). Ante las huellas de la civilización inca, Humboldt formuló por primera vez una teoría que aún es tenida en cuenta por los antropólogos.

Cuáles son los aportes de Humboldt a las ciencias naturales

La teoría de Humboldt era que los primitivos pobladores de América han de proceder del nordeste de Asia, con cuyas antiguas civilizaciones los más puros amerindios guardan un sorprendente parecido en lo que se refiere al idioma, las tradiciones y la constitución física.

Más tarde, navegando desde El Callao hacia Acapulco, Humboldt será el primero en medir la temperatura y velocidad de una corriente fría que los futuros navegantes bautizarán con su nombre (la corriente de Humboldt).

Viaje por México y Estados Unidos

Tras recorrer en 1803 México de poniente a levante, la siguiente parada de Humboldt fueron los Estados Unidos de América. Recién llegado, escribió una carta al presidente Thomas Jefferson y consiguió ser recibido por él, iniciándose entre ambos una fructífera relación que iba a prolongarse después del regreso del naturalista al continente europeo.

Los dos hombres examinaron la posibilidad de construir un canal en Centroamérica entre el Atlántico y el Pacífico (futuro canal de Panamá). Hablaron, durante las largas veladas pasadas en Monticello, residencia campestre de Jefferson, del futuro de América.

Para el presidente, la independencia de todas las colonias era el primer paso para la construcción de un continente dividido en tres grandes naciones amigas:

  1. Estados Unidos, de origen inglés, al norte.
  2. Brasil, de origen portugués, al este del meridiano 60.
  3. En el centro y el sur, un solo Estado de origen español.

A Humboldt, sin embargo, estas cuestiones políticas y especulativas le resultaban menos atractivas que las verdades científicas, acerca de las cuales era difícil equivocarse.

Regreso a Europa

Alexander regresó a Europa en agosto de 1804 y se estableció en París. Napoleón era por aquel entonces un general victorioso que se disponía a colocar sobre su propia cabeza la corona imperial. El naturalista presenció la ceremonia y asistió a la recepción ofrecida después en las Tullerías.

Su encuentro con el emperador fue bien distinto de la acogida que le habían dispensado Carlos IV y el presidente Jefferson. Para Napoleón, aunque se tratase de un simple científico, Humboldt era prusiano y por tanto poco amigo de Francia. De modo que se limitó a saludarle con el siguiente comentario: «Me han dicho que usted colecciona plantas. También lo hace mi mujer…»

Humboldt decidió no volver a las Tullerías, pero permaneció en París incluso cuando los rescoldos de la guerra se avivaron y sus compatriotas tomaron las armas contra el enemigo francés.

No le interesaban la política ni la guerra. No entendía a los patriotas ni estaba dispuesto a abandonar un París en el que era posible relacionarse con los mejores científicos de Europa, pronunciar conferencias y acometer las más diversas investigaciones con el estímulo de un entorno que hervía de sabios e innovaciones.

Esta actitud, criticada por muchos, fue sin embargo perfectamente comprendida por Federico Guillermo III, rey de Prusia, quien al entrar victorioso en París quiso entrevistarse inmediatamente con Humboldt. El rey le pidió que fuese su guía en la capital francesa y que le acompañara después como intérprete y consejero en las comprometidas reuniones que debía sostener con otros estadistas europeos.

Viaje a Asia central

Fue así como Humboldt, admirador de Jefferson y Simón Bolívar, convencido demócrata, pasó en 1827 a realizar su actividad de investigador bajo la protección de cortesanos, aristócratas y absolutistas. No le había importado que lo acusaran de traidor una vez y no le importó ahora que lo llamaran enemigo de la libertad. Su trabajo estaba por encima de todo y debía ser realizado allí donde las condiciones fuesen más favorables.

legado Alexander von Humboldt
Recorrido de Humboldt por Asia

Esta filosofía lo llevó a aceptar un ofrecimiento de Nicolás Romanov, emperador de Rusia y yerno de Federico Guillermo. La oferta consistía en un viaje a los Urales y Siberia, completamente sufragado por Moscú, para explorar la naturaleza extraordinaria del interior de Asia.

Iniciada en 1829, la expedición duró un año y fue una inagotable fuente de conocimiento para Humboldt. En 1831 publicaría su obra Fragmentos de geología y de climatología asiática. Y en 1843 escribiría un monumental libro titulado Asia Central dedicado a Nicolás I.

Legado y obra maestra de Humboldt

Su obra culminante, en la que pretendía exponer todos sus conocimientos y deducciones, iba a llevarle el resto de su vida.  Habiendo iniciado su redacción a los sesenta y tres años, en 1832, Humboldt se proponía «la ambiciosa tarea de describir el universo material por entero, cuanto sabemos del firmamento y de la Tierra, desde las nebulosas espirales hasta la geografía de los musgos y de las rocas graníticas, todo ello comprendido en un solo trabajo y expresado en un lenguaje vivo que estimule los sentimientos».

Se trataba, pues, de describir y examinar toda la obra de la Creación desde la perspectiva del hombre moderno, algo que Goethe, próximo a los ideales científico-literarios de Humboldt, se había propuesto realizar años antes.

El título de esa magna obra fue Cosmos. A su autor le llegó la muerte cuando aún no había terminado el quinto volumen, y la obra quedó inconclusa. Los cuatro gruesos tomos publicados entre 1845 y 1858, más el quinto editado póstumamente, fueron considerados una summa phisica (ciencia superior) equiparable por su originalidad, riqueza temática y profundidad de ideas a las obras de Aristóteles, Newton y Darwin.

Traducido a decenas de idiomas y leído por miles de lectores, Cosmos sigue siendo hoy uno de los libros científicos más bellos y apasionantes jamás escritos. En él, Humboldt demostró que los hombres pueden ambicionar saberlo todo sin caer en el pecado de la arrogancia o creerse dioses, algo que las modernas generaciones no deberían olvidar.

Muerte

Tras haber gastado toda su fortuna en sus expediciones y estudios, Alexander von Humboldt murió el 6 de mayo de 1859 en Berlín, sin dejar descendientes. Sus restos fueron en el panteón familiar de Tegel.

dónde murió Alexander von Humboldt
Retrato de Alexander von Humboldt dos años de su muerte

Son muchos los reconocimientos que recibido Humboldt a lo largo de la historia: elementos geográficos, parques y reservas naturales, especies biológicas, cuerpos espaciales, barcos, localidades y calles, institutos, colegios, universidades… Del mismo modo su imagen apareces en numerosos billetes y sellos de correo.

Humboldt fue el ejemplo del explorador del Romanticismo. Mitad descubridor y mitad héroe, siempre procuró rodearse y colaborar con científicos de gran nivel, como por ejemplo Bonpland. En México especialmente, recibió diversos honores hacía su persona:

  • En 1827, Humboldt recibió la nacionalidad mexicana por parte del primer presidente de México, Guadalupe Victoria, como reconocimiento a sus trabajos.
  • En 1854 de la mano del general Uraga, recibió, la gran cruz de la orden de Guadalupe que le había otorgado Santa Anna.
  • En 1859, el presidente mexicano Benito Juárez lo declaró Benemérito de la Patria.

Cronología de la vida de Alexander von Humboldt

A continuación puedes encontrar un resumen de la biografía de Alexander von Humboldt en forma de cronología o línea del tiempo (timeline). Así no te perderás ningún acontecimiento o hito importante de la vida de Alexander von Humboldt.

  • Año 1769: El 14 de septiembre nace Alexander von Humboldt en Berlín.
  • 1786-1791: Cursa estudios universitarios en Frankfurt, Berlín y Gotinga.
  • 1795: Renuncia a su cargo de inspector de minas.
  • 1799: El 5 de junio parte de La Coruña para su primera expedición.
  • 1800-1803: En compañía del botánico francés Aimé Bonpland, explora Venezuela, el Orinoco y el rio Negro, Cuba, el río Magdalena, Bogotá, Ecuador y México.
  • 1804: Entabla amistad con Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos. En agosto, fija su residencia en París. Conoce a Napoleón.
  • 1808: Publica Aspectos de la naturaleza.
  • 1829: Emprende una expedición al Asia rusa subvencionada por el zar Nicolás I.
  • 1831: Publica el libro Fragmentos de geología y de climatología asiática. Acomete la redacción de Cosmos, su obra capital.
  • 1843: Publica Asia Central.
  • 1845-1858: Aparecen los cuatro primeros volúmenes de Cosmos.
  • 1859: El 6 de mayo Humboldt muere en Berlín.

Para finalizar, te recomendamos que veas la biografía de Vasco de Gama

¿Quieres conocer más biografías?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Biografía de Alexander von Humboldt, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría biografías o la de historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Fuentes y bibliografía

– CUBILLOS, L. (2002). Epistolario de Humboldt con personajes vinculados a Chile. Santiago de Chile. Universum.
– FREITES, Y. (2003). Ciencia y tecnología en Venezuela. Caracas. Editorial Planeta Venezolana.
– HENTSCHEL, CE. (1969): Literatura y ciencia natural en Alejandro de Humboldt. Berlín. Bad Godesberg.
– HUMBOLDT, A. (2011). Cosmos. Madrid. Editorial Libros de la Catarata.
– LANCINI, R. (1981). Humboldt en el oriente de Venezuela. Caracas. Natura.
– MEYER-ABICH, A. (1969). Alejandro de Humboldt. Berlín. Bad Godesberg.
– MEYER-ABICH, A. (1985). Humboldt. Biblioteca Salvat de Grandes Biografías. Barcelona. Salvat Editores.
– NÚNEZ, E. (1962). El Observatorio de Humboldt. Caracas. Publicaciones del Concejo Municipal del Distrito Federal.
– RUIZ, M. (2013). La aventura métrica de Alexander Von Humboldt. Granada. Editorial Universidad de Granada.
– VENEGAS, P. (1969). Alejandro de Humboldt, valor plural de la ciencia. Caracas. Ins. Nacional de Cultura y Bellas Artes.
– ZEIG, S. (2021). Biografía de Alexander von Humboldt. Barcelona. Editorial Acantilado.
AUTOR: CURIOSFERA-HISTORIA.COM
FECHA DE PUBLICACIÓN: JULIO DE 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.