historia de la edad de hierro

El hierro, el principal metal de los tiempos clásicos y modernos, es un material de gran resistencia mecánica, muy superior a la del bronce. Reemplaza rápidamente a este último en la fabricación de armas y herramientas a partir del final del II milenio a. C. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del hierro, cuál es su origen y cómo supuso la primera era industrial de la humanidad.

No te pierdas la historia del acero inoxidable

Cuándo el hombre descubrió el hierro

El uso del hierro es muy limitado antes del II milenio a. C. Hasta hoy, sólo se han encontrado los restos de catorce objetos de hierro que se remontan más allá del IV milenio a. C. y que provienen de cuatro yacimientos arqueológicos:

  • Samarra, en Irak, de donde fue extraído el objeto de hierro más antiguo conocido, que data de alrededor del 5000 a. C.
  • Tepe Sialk, en Irán.
  • El Gerzeh y Armant, en Egipto.

Con excepción del objeto de Samarra, en que el hierro es producto de una reducción, lo que a juicio de los arqueólogos es una anomalía, los demás objetos son de hierro procedentes de meteoritos. El III milenio a. C., es apenas más rico en vestigios:

  • Algunos objetos de hierro en Uruk.
  • Tell Asmar, Ur y Chagar Bazar, en Irak.
  • En Alaça Höyük y Troya, en Turquía.
  • En la pirámide de Cheops en Gizeh, en Abydos y Deir el-Bahari, en Egipto.

El hierro en esa época es considerado un metal precioso, que se asocia con otros materiales escasos, como el oro, las ágatas y corna­linas, para fabricar joyas y objetos ceremoniales. Sin embargo, ya no se utiliza sólo hierro meteórico, sino también hierro de yacimiento, obtenido mediante reducción.

Algunos arqueólogos piensan que este tipo de hierro pudo ser descubierto durante la reducción de minerales de cobre en los que está presente. Como el punto de fusión del hierro es superior al del cobre, habría quedado en estado sólido en el fondo del crisol para ser trabajado posteriormente con el martillo.

Edad de hierro

Los vestigios de objetos de hierro continúan siendo la excepción en los primeros siglos del II milenio a. C. Según un texto acadio del siglo XIX a. C., en ese entonces el hierro habría sido ocho veces más caro que el oro.

El poeta griego Homero se hace eco de esta escasez del hierro en la edad del bronce en un pasaje de su obra “La Iliada”, donde se ofrece como trofeo al vencedor de una prueba de atletismo un bloque de hierro bruto.

No obstante, ya está ocurriendo un cambio en la época en que se sitúa este hecho. Aparecen algunos objetos utilitarios de hierro (armas, herramientas) junto a otros objetos valiosos.

La edad del hierro propiamente como tal comienza hacia el 1200 a. C. En ese período, los hititas desarrollan las técnicas de la herre­ría en Anatolia y explotan los yacimientos de hierro del Cáucaso, del Tauro y de Irán.

La metalurgia del hierro (o quizá su invención independiente) se difunde después rápidamente a través del Mediterráneo oriental y Europa, que poseen importantes yacimientos de hierro y donde el metal se generaliza a principios del I milenio a. C. La India y China conocen su edad de hierro hacia mediados del I milenio.

El hierro sustituye al bronce

Para algunos arqueólogos, el paso del bronce al hierro se debería a las dificultades de abastecimiento de estaño, que habría causado el abandono gradual de la manufactura del bronce en el Próximo Oriente, entre los siglos XII y X a. C.

El hierro habría sido adoptado como producto sustituto del bronce y no en razón de sus cualidades intrínsecas.

Esta tesis parece estar apoyada por el renacimiento de la industria del bronce en Grecia en el siglo X a. C., después del descubrimiento de nuevos yacimientos de estaño. Sin embargo, la superioridad del hierro es finalmente reconocida, seguramente como consecuencia del desarrollo de las técnicas del acerado, hacia el siglo IV a. C.

El acero ocupa desde entonces un lugar dominante que no perderá nunca más. Ese es, en particular, el caso de Europa, donde la metalurgia del hierro se ve favorecida por la abundancia de este mineral y de carbón vege­tal.

Aunque ya aparecen centros metalúrgicos en el I milenio a. C., en Italia, Polonia y Alemania, Roma permanece fiel a la manufactura del bronce. Esto llevó al historiador Jean Gimpel a asegurar que en Europa “la edad de hierro empieza realmente en la Edad Media”.

La aparición de la caballería pesada, creada por los francos en el siglo VIII, genera la instalación de talleres dedicados a la manufactura de armaduras y de cotas de mallas.

Finalmente, la necesidad de rejas de arado de metal para la labranza de las pesadas tierras del norte de Europa fue otro factor de auge para las nuevas técnicas metalúrgicas.

Metalurgia y Siderurgia medievales y modernas

A continuación puedes ver en forma de línea del tiempo (timeline) la historia del hierro durante la Edad Media y siglos posteriores. Así de cómo ha evolucionado la técnica de trabajar con él:

  • Años 450-900: Se siguen utilizando en la Europa cristiana las técnicas metalúr­gicas heredadas de la Antigüedad. Es­merada manufactura de armas, armaduras y herramientas por los vikingos, los francos y los sajones. Fabricación de armas de acero en Damasco, algunas veces con incrustaciones de oro y plata (damasquinado), y transmisión de la téc­nica del trabajo del acero a Toledo.
  • Siglos X-XI: En Europa continental, se vuelve a una actividad sostenida de extracción del mineral de hierro (Franconia, País Vasco) y desarrollo de la metalurgia (herrerías en Lorena, Borgoña, Delfinado, Cevenas, Poitou, Anjou, Normandía).
  • Siglos XIII: Uso por primera vez, de la energía hidráulica en las herrerías y fundiciones para activar los fuelles y martillos. Desarrollo paralelo de la metalurgia del hierro en Inglaterra.
  • Siglos XIV: Generalización en Europa del uso del carbón mineral como combustible para la fundición de los minerales (como consecuencia del aumento de la deforestación) y desarrollo de la explotación de las minas de carbón. Mecanizado de los procesos de molienda de los minerales en todo Occidente.
  • Siglo XV: Primeros altos hornos en la región de Lieja, y rápida difusión en Francia e Inglaterra: estos hornos permiten, mediante un aumento del tiraje, lograr temperaturas lo suficientemente elevadas para obtener hierro colado.
  • Siglo XVI: Primeros tratados de metalur­gia, la Pirotechnia de Vanoccio Biringuccio (1540), y el De re metallica de Agricola (1556). Difusión de los altos hornos en Alemania y en Europa oriental y meridional.
  • Siglo XVII: Descripción técnica del alto horno por el químico farmacéutico J. R Glauber, en su Furni novi phllosophici (1646).
  • Siglo XVIII: Invención del cubilote por Edward Wright (1701), para la producción de hierro colado en estado líquido y obtención de hierro de alta calidad. Inicio del uso industrial del carbón de coque en la siderurgia por Abraham Darby (1709), luego utilización de minerales pobres en fósforo para mejorar el hierro colado al carbón de coque (1748). Estudios de Réaumur sobre las propiedades del acero (1712); invención de los procesos de fabricación del acero en crisol, para obte­ner una calidad superior (Huntsman. 1750); descubrimiento del rol del carbono en la transformación del hierro en acero (Bergman, 1780). Finalmente, invención del pudelaje, para obtener hierro o acero con un bajo contenido de carbono (1733).

Para finalizar, no te pierdas la historia del martillo.

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del hierro, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí