quién inventó el acero inoxidable

El acero a prueba de óxido, más que un invento es un descubrimiento, ya que se produjo de forma casual, como muchos otros avances de la humanidad. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del acero inoxidable y quién fue su inventor.

No te pierdas quién inventó el tornillo

Inventor del acero inoxidable

El inventor del acero inoxidable fue el metalista británico Harry Brearley el 8 de agosto del año 1913 en Sheffield (Yorkshire, Inglaterra).

cuándo se inventó el acero inoxidable

Harry Brearley nació en 1871 en Sheffield, Yorkshi­re, donde su padre estaba empleado como hornero en la fábrica de acero Firth. Empe­zó a trabajar a los doce años como ayudante y más tarde como aprendiz en los laboratorios.

Estudiando en la escuela nocturna fue ascendiendo y en 1907 fue nombrado director del laboratorio de investigación que compartían las empresas acereras de Sheffield Firth y Brown Bayley.

En el año 1912 investigaba la corrosión en rifles oxidados. Ya se habían realizado investigaciones sobre tales propiedades. Las aleaciones consisten en mezclas de metales diferentes, cada uno de los cuales proporciona una cualidad útil.

El acero inoxidable incluye cromo en su aleación, pero por lo menos un 12% del acero debe ser cromo y hasta un 1% carbono para que aparezcan las cualidades inoxidables.

El francés Léon Guillet publicó en 1904 un estudio detallado de tales aleaciones pero no apuntó la cualidad de la resistencia a la corrosión.

En 1909, Portevin también pasó por alto estas cualidades, mientras que en un artículo de Giesen de 1909 ya aparecen las proporciones exactas usadas por Brearly en su patente.

Los alemanes Philipp Monnartz y Wilhelm Borchers descubrieron y explicaron las cualidades de la anticorrosión. Obtuvieron la patente DE 246035 para una aleación del 10% de cromo y entre un 2% y un 5% de molibdeno.

Brearley realizó su aleación en un horno eléctrico con un 12,8% de cromo. Después de un tratamiento térmico, el metal resultante resistía la corrosión, pero el gobierno no estaba interesado en usar el material.

Brearley sugirió a su empresa utilizarlo para la fabricación de cuberterías de acero inoxidable y pidió a un artesano local que le hiciera unos cuchillos, puesto que los de acero, que se oxidaban al limpiarlos, eran un problema.

Uno de los directores de la sección de cuberterías le dio el nombre de stainless Steel (acero inmanchable) tras comprobar que el vinagre no dejaba manchas en el material.

Firth no quería la patente y resistió los deseos de Brearley, lo que explica la falta de una patente británica. Brearley abandonó la empresa y se fue a la rival Brown Bayley como director de fábrica.

Mientras tanto, Elwood Haynes, de Indiana (Estados Unidos), investigaba el mismo campo. Su mujer le había pedido que fabricara una cubertería que no se oxidara.

De forma independiente, descubrió la aleación de cromo y acero, y presentó la patente antes que Brear pero le fue denegada porque “estas aleaciones de cromo y acero no son nuevas”.  Finalmente la patente del acero inoxidable fue presentada el 5 de septiembre de 1916 y publicada como US 1197256.

Maure y Strauss, de la gran firma alemana Krupp, trabajaban en otra variedad de la aleación que produjeron en 1912. Añadiendo níquel consiguieron obtener otras propiedades útiles. Harry Brearley murió en 1948 en Torquay (Devon, Inglaterra).

Para finalizar, no te pierdas la historia del hierro

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del acero inoxidable, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí