primeras herramientas humanas historia

El nacimiento de las técnicas de enastar (poner mango a una herramienta u arma) durante el paleolítico superior supone toda una revolución. Es un gran avance de la humanidad ya que con ella, la eficacia de las herramientas de piedra se multiplica. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de las primeras herramientas de la humanidad.

No te pierdas la edad de piedra

Origen de las primeras herramientas

Enastar una herramienta representa un estadio avanzado de la industria de la piedra, en la medida en que incorpora nuevos principios (modo de cogerla, centro de gravedad) que proporcionan mucha más precisión al trabajo manual y una mayor eficacia de las técnicas de caza.

cuándo surgieron las primeras herramientas de la humanidad

Las primeras herramientas dotadas de man­gos aparecen en el paleolítico superior, es decir, entre 35.000 y 10.000 años antes de nuestra era.

Este período corresponde a los estadios auriñacense, solutrense y magdaleniense y se caracteriza por una evolución rápida hacía la fabricación de armas y herra­mientas especializadas de tipología com­pleja.

En el transcurso de estos veinticinco milenios aparecen técnicas de talla de la piedra mediante escamaduras sucesivas, denominado también «talla laminar», que permiten tallar puntas afiladas para flechas, azagayas, cuchillos, buri­les, raspadores, etc.

Mediante otros métodos de preparación era posible fabricar los prime­ros microlitos (ver más abajo) y agujerear piedras.

Todas estas técnicas tienen un papel considerable en el desarrollo de las herramientas con mango: la talla laminar y la industria microlítica propor­cionan elementos para la armadura, y las téc­nicas de agujereado permiten crear orificios destinados a poner el mango.

La mano y la materia prima

No resultará inútil recordar de qué modo poner mango a una herramienta, al prolongar y reforzar la acción de la mano, transforma la materia.

primeras herramientas de caza prehistoriaEl paleontólogo francés André Leroi- Gourhan, pionero de las investigaciones en este ámbito, definió los gestos característicos de un estadio evolutivo determinado. Dos de ellos, la prensión y la percusión, afectan direc­tamente al tema que nos ocupa.

Por lo que respecta a la prensión, es fácil de entender qué puede tener de positivo prolon­gar la mano con una vara o la posibilidad de manipular materiales peligrosos a distancia, por ejemplo el fuego o las piedras calientes, utilizando unas pinzas.

En este caso la herra­mienta con mango actúa como un sustituto de la mano. Su acción no consiste en darle más fuerza, sino más alcance.

Desgraciadamente, aunque parece bastante probable, no dispone­mos de ningún vestigio arqueológico que cer­tifique la existencia de estas herramientas prensiles en el paleolítico superior.

El trabajo de percusión

En cambio, es incontestable que el principio de enastado hizo evolucionar de un modo decisivo las técnicas de percusión. Leroi-Gourhan distingue tres tipos de percusión:

  1. Percusión apoyada.
  2. La percusión lanzada.
  3. Percusión apoyada con percutor.

La primera, la percusión apoyada consiste en aplicar la herramienta sobre la materia imprimiéndole directamente la fuerza de los músculos.

herramientas de construcción primitivas

El cuchillo, el rastrillo y los raspadres son instrumentos corrientes de este modo de percusión en el paleolítico. Al añadir un mango se aumentó la cantidad y la calidad de fuerza aplicada a la transformación de la materia.

Los otros dos tipos de percusión (la percusión lanzada y la percusión apoyada con percutor) experimentan a largo plazo una evolución radical gracias a la aparición de las técnicas de enastado.

El martillo es el representante más destacado de la percusión apoyada con percutor. Se emplea en el paleolítico superior para clavar punzones en el material que se desea partir o para practicar un retoque indirecto.

Cambios en el neolítico

En el paleolítico superior no existen «pruebas formales de percusión lanzada aplicada a herramientas cortantes con mango», tales como hachas, azuelas, gubias, hoces y azadas.

primeras herramientas de corte primitivas
Hacha primitiva

Éstas sólo aparecen a partir del 7000 a.C., pero suponen una revolución de las relaciones del hombre con su entorno.

Efectivamente, se emplean para tallar materiales, desbrozar bos­ques, en los trabajos agrícolas y (como en el caso del hacha) pueden tener importantes funciones rituales y guerreras. Por todo ello se convierten en los instrumentos causantes de la revolución neolítica.

Los microlitos

Los microlitos son piezas líticas muy finas y muy estrechas fabricadas mediante abrasión, pulido y afilado de la piedra. Los historiadores los han cla­sificado en dos grupos:

  • Los microlitos geométricos, que se reconocen por su forma característica: triangular, trapezoidal, rec­tangular o en arco de círculo,
  • Los microlitos no geométricos, que son esencialmen­te puntas de formas diversas.

La fabricación de microlitos sólo puede compren­derse realmente si pensamos en herramientas dota­das de mango. Como recuerda el paleontólogo A. Lammg-Emperaire:

“con muy raras excepciones… los cazadores posglaciales de Europa estaban equi­pados con microlitos, es decir, objetos de piedra tallada a partir de láminas o laminillas y cuya dimensión máxima se ha fijado convencionalmente en 2,5 cm. Muchos de ellos tienen menos de 1 cm y sólo pueden haber sido utilizados con un mango”.

Ello explica que las técnicas microlíticas sólo se desarrollaran en el paleolítico superior y al mismo tiempo que se perfeccionaban las técnicas de enas­tado. En realidad, la mayor parte de los microlitos debieron servir como puntas de azagayas, anzuelos, arpones o flechas.

Por otro lado, de las turberas escandina­vas se han podido extraer astas de arpones o de flechas en las que todavía estaba fijado el elemen­to microlítico, lo que ha confirmado esta hipótesis.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó la cuerda

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de las herramientas de la humanidad, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí