origen e historia del aparejo moderno

El invento del apero o aparejo moderno de tiro marca una etapa muy importante en la historia de la agricultura y los transportes. Tiene como consecuencia un aumento de la fuerza de tracción del caballo, que desempeñará una gran función en el rastrillado, arado y tracción de vehículos. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó el aparejo moderno y su historia.

No te pierdas la historia del arado

Origen del aparejo moderno

En la Antigüedad el aparejo era de timón o de yugo doble y se utilizaban dos animales emparejados. Con estos aparejos rígidos se tiraba de las herramientas de labranza y de siembra, desde el arado de dos estevas sumerio hasta el dental romano.

La introducción del tren delantero con ruedas hizo posible la transformación del aparejo, ya que a partir del siglo I de nuestra era, transformó gradualmente el arado en arado de vertedera.

A partir de ese momento, el arado ya no se apoyó sobre el yugo, sino sobre un carrito colocado delante de éste. En consecuencia, el aparejo pierde una parte de sus funciones como aparato rígido de soporte y empieza a modificarse poco a poco.

En su conjunto, los campesinos de la Antigüedad utilizaban para enganchar a los animales el yugo de garrote. Éste se adapta a la mayor parte de animales de tiro (bovinos, caballos, mulas, asnos), mientras que el yugo de cuernos sólo es adecuado para los animales con cuernos rectos (bueyes, vacas) y permite una tracción menos potente.

Quién inventó el aparejo moderno

El aparejo moderno se inventó en China en el siglo II. Los historiadores han hallado la representación de petrales (correa para el pecho del caballo que se sujetaba a los hombres y al cuello) y de collares de hombros, en los bajorrelieves Han del siglo II de nuestra era.

cuándo se inventó el aparejo moderno

Parece ser que esta forma de aparejo se perfeccionó posteriormente, en la región de las estepas, y que luego se transmitió a la Europa Occidental, hacia los siglos VIII y IX, o quizá más tarde, sí hacemos caso a la lingüística.

La consecuencia inmediata de este invento es permitir al caballo desplegar toda su fuerza de tracción, tal como indica, por primera vez en la historia, el comandante Lefebvre de Noettes en una obra ya clásica, L’attelage et le clteval de selle a travers les ages, (El aparejo y el caballo de silla a través de los siglos), publicado en 1931.

Su introducción en Europa tiene efectos inmediatos: la asociación del aparejo moderno con el arado de vertedera hizo posible el gran esfuerzo por revalorizar las tierras yermas entre los siglos XI y XIl.

Por otra parte, como señala el historiador Georges Duby, el nuevo aparejo permite acelerar considerablemente el trabajo en el campo, es decir, tener la posibilidad de hacer más labores.

Además, mejorar notablemente la preparación de la tierra, y por lo tanto su fertilidad, reducir el tiempo del bar­becho, aumentar el rendimiento de la siembra. En definitiva, marca el advenimiento de un sistema agrario mucho más productivo.

¿Por qué es más efectivo?

En la antigüedad se empleaba el yugo de garrote. Un elemento de madera ligera que reposa sobre el dorso del animal, se completa con una correa que, en el caso del caballo, lo rodea por el lugar en el que la tráquea-arteria pasa directamente bajo la piel.

historia apero moderno de tiro

Así pues, esta correa le comprime la respiración y le obliga a enderezar el cuello. Es obvio que esta posición reduce considerablemente el poder de tracción del animal.

A pesar de todo, el caballo es, de todos los animales de tiro, el más potente y el más rápido. El historiador estadounidense R, J. Forbes calculó el rendimiento relativo de un caballo en relación a los demás animales.

Parece ser que a una fuerza de tracción igual, el caballo se desplaza una vez y media más rápido que su competidor más directo, el buey (1,10 m/s contra 0,73 m/s), y que por ello produce una potencia superior (60 kg por m/s contra 40 kg por m/s).

También es más resistente y se puede utilizar dos horas más al día en las tierras de cultivo. Así pues, usar el yugo de garrote es catastrófico desde el punto de vista del rendimiento potencial.

Para paliar este inconveniente, a partir de la Alta Edad Media se empieza a introducir el tiro en línea, que consiste en colocar una o más parejas de animales enganchadas a los brazos del carro para sumar así sus fuerzas de tiro.

Pero incluso este tipo de enganche no pudo ser eficaz hasta que no se solucionó el problema de los arreos propiamente dichos.

El aparejo moderno alcanza este objetivo sustituyendo la tracción por el cuello por la tracción por los hombros.

La herradura, un aliado del aparejo

Paralelamente al aparejo moderno es necesario mencionar el invento de la herradura, un poderoso factor de crecimiento del rendimiento agrícola. La herradura protege las pezuñas en terrenos difíciles y usarla permite hacer trabajar el animal en condiciones topográficas muy distintas.

La fragilidad de las pezuñas del caballo era conocida desde muy antiguo. Los romanos intentaron ponerle remedio, primero adaptando sandalias de cuerda y de cuero a las pezuñas, que tenían el inconveniente de desgastarse muy deprisa.

Después fijaron hierros con ayuda de hilos de metal, pero los caballos los perdían irremediablemente.

La herradura de clavos propiamente dicha no aparece hasta el siglo IX. Parece que se trata de un invento bizantino, pero también podría ser que se inventara en la Europa católica. Los primeros hierros son delgados y pequeños.

Con el tiempo irían adquiriendo la medida y el grueso que ahora conocemos. El uso de la herradura se extiende a partir del siglo XI, y en el siglo Xll se empiezan a producir industrialmente en las fraguas.

Para finalizar, no te pierdas la historia del tractor

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del aparejo moderno, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí