Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Iván el terrible

Iván IV Vasílievich (1530 – 1584), más conocido como Iván el terrible o Iván Grozny «el temido», fue un Gran príncipe de Moscú y primer zar de Rusia. Los historiadores le consideran uno de los padres del Estado ruso. Amplío el territorio como ningún otro, creó un nuevo código legal, reformó el ejército y centralizó todo el poder en la capital, Moscú. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la biografía de Iván el terrible.

No te pierdas la biografía de Pedro I el Grande

Nacimiento y familia

Ivan IV nació el 25 de agosto de 1530 en Kolómenskoye, muy cerca de Moscú. El nombre de Iván el Terrible está íntimamente ligado a la ciudad de Moscú. Sería uno de los zares más odiados y poderosos nacidos en Rusia, un territorio que ocupa una sexta parte de la superficie terrestre del globo.

Biografía de Iván IV de Rusia
Ivan II el Grande y Basillio III, el abuelo y el padre de Ivan IV de Rusia «el terible»

Iván IV era hijo de Basilio III y nieto de Iván III el Grande (1462-1505). Éste último había convertido en sede del imperio a Moscú, a causa de estar situada en el centro de una red fluvial que ofrecía más seguridad que la estepa. Además permitía una expansión en todas las direcciones.

Iván III se sintió heredero del vencido Imperio Romano de Oriente y quiso resucitar allí una nueva Constantinopla, la tercera Roma revivida del cristianismo ortodoxo. Bajo su protección, los príncipes moscovitas se deshicieron por fin del tradicional enemigo tártaro.

También triplicaron sus dominios y adoptaron como enseña real el águila negra y bicéfala bizantina, adoptando también por primera vez el título de Tsar, o sea César, de Todas las Rusias.

El abuelo de Ivan IV se casó con Zoe Sofía Paleólogo, la sobrina del último emperador de Constantinopla, e hizo que el arquitecto renacentista italiano Fioravante levantara en su capital el suntuoso Palacio de las Facetas, primera residencia de piedra que tuvo un gobernante de aquel territorio hasta entonces semibárbaro.

Infancia y Juventud

Moscú, la ahora codiciada capital de «Todas las Rusias» se había erigido con la antipatía de los nobles o boyardos. Estos nobles eran ricos terratenientes, dueños absolutos de enormes extensiones de tierra. A diferencia del sistema feudal europeo, los boyardos no eran vasallos ni pagaban tributos del príncipe de Moscú sino completamente independientes.

Iván IV treblinka

Aunque Iván III había tratado de gobernar con el consejo de los boyardos, su progresivo endiosamiento no podía menos que irritar a los nobles, relegados a un papel secundario, y provocar toda suerte de querellas e intrigas.

En la corte moscovita, rodeado por este malsano ambiente, nació el que sería Iván IV, hijo del emperador Basilio III y de Elena Glinski. Iván IV sería primero apodado Grozny, o sea «el Temido», y después, «el Terrible».

Tras el fallecimiento de su progenitor, Iván sucedió a su padre en el trono con tan solo tres años edad. Pero habida cuenta de su corta edad asumió la regencia su madre Elena, apoyada por un consejo de boyardos.

Sólo tenía ocho años cuando su madre Elena murió envenenada como consecuencia de una triunfante conspiración de sus infieles allegados. A continuación se desató una caótica lucha por el poder protagonizada por las más nobles y poderosas familias rusas. Una cruel batalla que estuvo sembrada de numerosos encarcelamientos, forzados destierros e innumerables muertes violentas.

Desde su más tierna infancia, Iván IV fue sometido a las burlas despiadadas y constantes de los boyardos. Sucesivamente rehén de los Glinski, los Bilski y los Shuiski, Iván dio pruebas de un carácter violento y cruel. Le gustaba subir a la muralla del Kremlin de Moscú y arrojar gatos desde lo alto, para divertirse.

Recordando de adulto las tropelías cometidas por los boyardos cuando era niño, Iván afirmó: «Mataron a los amigos de mi padre. Se apoderaron de las casas, de las aldeas y de las tierras de mi tío. Nos trataron como a extraños, como a pordioseros. Íbamos mal vestidos, pasábamos frío y, a menudo, hambre

Pero ya a los trece años Iván dio muestras de que no soportaría eternamente esta situación. A esa edad un ilustre boyardo se llegó una noche a su habitación para humillarlo. Se tumbó sobre el lecho donde había muerto el padre de Iván, puso los pies sobre la almohada y se despachó a su sabor en hirientes insultos y groserías.

Ante aquel atropello poco podía hacer el muchacho en ese momento. Pero su instinto le decía que debía comenzar lo antes posible a ejercer sus privilegios como príncipe y, al día siguiente, durante la asamblea de los boyardos, levantó la mano y exigió silencio.

Aunque su gesto firme y severo no logró acallar todas las risitas y befas, sí obtuvo en aquella ocasión que se ejecutara su implacable orden: mandó a sus servidores que apresaran al ofensor y lo arrojaran a los perros lobos. La orden fue cumplida y el muchacho pudo contemplar cómo la jauría despedazaba el cuerpo de su enemigo.

Subida al trono y matrimonio

En 1547 el joven de diecisiete años Iván Vasílievich se convirtió en Iván IV, zar y príncipe de Todas las Rusias. Decidió entonces que debía hallar prontamente esposa. Para ello cursó una carta a todos los nobles de Rusia. Les ordenaba que se presentaran inmediatamente junto con todas sus hijas casaderas, amenazándolos con que perderían su favor si alguno se atrevía a ocultarle a cualquiera de ellas.

cuándo fue coronado zar Iván IV de Rusia

De entre setecientas doncellas que llegaron al Kremlin, Iván eligió para sí a la hermosa joven Anastasia Románovna Zajárina con quién se casó. Contra toda expectativa, Iván disfrutó con Anastasia de la mayor felicidad, hasta el punto de que sólo tras su muerte, sucedida trece años después, se desató la cólera furiosa del tirano resentido.

Ello no quiere decir que aplazase lo más mínimo su combate frontal contra los boyardos, sino únicamente que hasta entonces la batalla no se había librado en toda su espectacular crueldad.

Al principio se limitó a tratar de ganar al pueblo como peón útil que podría ir socavando el poder de la aristocracia. Al mismo tiempo que exigía a los terratenientes que pusieran a su disposición guerreros completamente armados, aboliendo de esa manera su privilegio de no tener que prestar ningún servicio militar al zar.

Así mismo aumentó el número de la pequeña nobleza favorecida directamente por él, y por ende a su servicio. Reunió a su alrededor un notable ejército, los streltsty, de su absoluta confianza.

Cuando su amada esposa Anastasia murió en 1560, Iván quedó convencido de que había sido envenenada. Poco después, uno de sus mejores amigos y consejeros, el príncipe Kurbski, desertó y se pasó al servicio del rey de Polonia, incrementando hasta un punto intolerable el dolor, el miedo y la soledad del zar.

Repentinamente, tras cargar en sus trineos todos los tesoros del Kremlin, en 1564 el zar Iván IV se retiró a la villa de Alexandrovskoie, una población próxima. Desde allí lanzó su ultimátum al pueblo ruso, amenazando con abdicar a causa de las persistentes traiciones de los boyardos.

Aterrorizados, los moscovitas enviaron sin dilación a unos comisionados para que el zar declinara su actitud, a lo cual accedió Iván imponiendo una sola pero decisiva condición, con la que se inauguraría un auténtico reino de terror: acabar con los boyardos por todos los medios a su alcance.

La venganza y la locura

Para conseguir su objetivo de la destrucción completa de la nobleza como clase política se valió de dos armas. La primera consistió en una provocación estratégica, pues dividir el país en dos regiones, como lo hizo, una bajo su dominio y otra bajo el control de los boyardos. Esto era tanto como una abierta invitación a la guerra civil.

reformas de Rusia Iván el Terrible

La segunda fue contar con el apoyo de una tropa fiel, al principio de mil hombres pero que llegaría a contar con seis mil. Tropa que siniestramente fue uniformada de negro y portando un estandarte con una cabeza de perro y una escoba. La cabeza del animal simbolizaba la lealtad perruna que exigía a sus hombres y el instrumento doméstico su fanática decisión de barrer a los traidores del suelo ruso.

De ese modo comenzó una espantosa carnicería en la que los niños vieron a sus padres descuartizados delante de su puerta. Los maridos fueron obligados a sentarse a la mesa con sus esposas asesinadas, sobre cuyos cadáveres pesaba la prohibición de ser enterrados.

Durante siete años se sucedieron las tropelías, los allanamientos de morada, las confiscaciones, la arbitraria repartición de las haciendas entre los fieles seguidores de Iván. La furia del zar era tan irrefrenable y paranoica que, en un ataque de locura dio muerte a su propio hijo.

Disfrutaba asistiendo a las numerosas ejecuciones e imaginando nuevas torturas, que no tardaba en hacer llevar a la práctica. Cuando el Pope de la Iglesia moscovita osó denunciar los desmanes fue secuestrado, fue deportado a un pequeño monasterio de las afueras y estrangulado.

Como consecuencia de esta sanguinaria ostentación de poder, Iván obtuvo una completa victoria sobre sus enemigos. Sustituyó la antigua nobleza hostil por una nueva dominada a plena satisfacción por el zar.

Muerte

Fruto de la brutal actitud de Iván IV en sus últimos años desató una grave crisis social y política y, a la muerte del implacable Iván, Rusia quedó al borde de un colapso que duró casi cien años.

Iván IV el terrible murió la mañana del 18 de marzo de 1584 en el Kremlin de Moscú, jugando una partida de ajedrez. Fue enterrado en la Catedral del Arcángel e inmediatamente después, su hijo menor Teodoro I de Rusia lo sucedió en el trono. Teodoro I fue un completo títere en manos de los boyardos debido a su escasa inteligencia y su falta de carácter.

cómo y dónde murió Iván el Terrible
Estatua en honor de Iván IV de Rusia

Muchos historiadores opinan que Iván fue envenenado por los boyardos, como sucedió con su madre Elena Glínskaya (sus restos contienen una elevada cantidad de mercurio). Aunque existen referencias de que periódicamente, Iván IV tomaba pequeñas cantidades de mercurio para combatir su sífilis.

Legado

Iván el terrible fue una figura controvertida y contradictoria, piadosa en materia de religión y sin ningún escrúpulo en sus ambiciones públicas. Fue un zar odioso para muchos, pero también, curiosamente, el más amado por el pueblo.

Amplió como ningún otro el territorio ruso. Sentó las bases del omnipotente zarismo que no sería abolido hasta la Revolución de Octubre de 1917 y, aun con todo, los historiadores soviéticos lo enaltecen como un auténtico héroe nacional.

El propio cineasta Serguei Mijáilovich Eisenstein relató su epopeya en un gran film titulado Iván Grozny (1943-1945), cuya segunda parte sin embargo fue prohibida por Stalin y no autorizada hasta 1958, impidiéndosele así mismo realizar la tercera parte proyectada.

La causa discutida por los responsables comunistas de la censura de la URSS fue el carácter vacilante, íntimamente dramático, con que el genial Serguei Eisenstein retrató al extraño, enfebrecido y megalómano Iván el terrible.

Cronología de la vida de Iván el terrible

A continuación puedes encontrar un resumen de la biografía de Iván el terrible en forma de cronología o línea del tiempo (timeline). Así no te perderás ningún acontecimiento o hito importante de la vida de Iván IV de Rusia.

  • Año 1530: El 25 de agosto nace Iván el terrible.
  • 1533: A la muerte de su padre Basilio III se convierte en zar de Rusia.
  • 1538: Fallece su madre Elena Glinski.
  • 1547: Inaugura su reino personal. Se casa con Anastasia Romanova.
  • 1551: Hace codificar en el Sudiébnik las ordenanzas de sus predecesores.
  • 1552: Destruye el janato musulmán de Kazán.
  • 1554: Conquista Astraján (sur de Rusia).
  • 1560: Muere la princesa Anastasia.
  • 1564: Huida a Lituania del gran boyardo Iván Kurbski. Retiro en la villa de Alexandrovskoie. Comienzo del período del terror.
  • 1570: Iván destruye parcialmente Nóvgorod.
  • 1581: Asesina a su primogénito en un arrebato de cólera.
  • 1583: Entrega la región de Nerva al rey de Suecia y renuncia a abrir Rusia al mar Báltico.
  • 1584: El 18 de marzo fallece Iván Grozny o el Terrible, según era conocido en su época.

Para finalizar, no te pierdas la biografía de Lenin

¿Quieres conocer más biografías?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Biografía de Iván el Terrible, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría biografías o la de historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Fuentes y bibliografía

– BALLESTER, R. (1964). Iván el Terrible. Barcelona. Ediciones Toray.
– BODRICK, B. (1990). Iván el Terrible. Biografía. Barcelona. Ediciones Martínez Roca.
– CARR, F. (1990). Iván el Terrible: fundador del estado ruso. Madrid. Editorial EDAF.
– DARIA, O. (1964). Iván el Terrible. Zar desconocido. Barcelona. Editorial Lluís de Caralt.
– GREY, I. (1966). Iván el Terrible. Barcelona. Editorial Grijalbo.
– HELLMAN, M. (1969). Biografía de Iván el Terrible. Madrid. Ibérico Europea de Ediciones.
– JULES, K. (1966). Iván el Terrible. Buenos Aires. Editorial de Ediciones Selectas.
– MADARIAGA, I. (2006). Ivan the Terrible (en inglés). New Haven. Yale University Press.
– SOLOVIOV, S. (2001). La historia de Rusia a partir de los tiempos más antiguos. Moscú. Белов Е.А.
– TROYAT, H. (2003). Iván el Terrible. Zar y Gran Príncipe de todas las Rusias. Ciudad de México. VR Editora.
– WALTER, M.(2003). A History of Russia (en inglés). Londres. Anthem Press.
AUTOR: CURIOSFERA-HISTORIA.COM
FECHA DE PUBLICACIÓN: JULIO DE 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *