historia del pañuelo de papel

Se les conoce de muchas maneras: clínex, kleenex, pañuelitos desechables, etcétera. En la actualidad se encuentran en casi todos los bolsillos, pero no siempre ha sido así. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia de los pañuelos de papel, quién los inventó y muchas más curiosidades.

No te pierdas la historia del papel

Origen de los pañuelos de papel

Nacidos a lo largo de la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y 1918. Al iniciarse la llamada Gran Guerra la escasez de algodón se hizo notar.

Ante su carestía se creó un sucedáneo que pudiera ser utilizado en los hospitales como vendaje, y como filtro de aire al comprobarse que su poder de absorción era considerable: los filtros de las máscaras de gas requerían gran cantidad de este material.

cuál es el origen de los kleeenx

A aquel producto versátil, capaz de funcionar como compresa, vendaje y filtro se le dio el nombre de celucotton, o algodón de celulosa.

Su fabricación alcanzó tal auge que al terminar la contienda quedaron grandes cantidades sin utilizar, por lo que todos se preguntaron qué hacer con aquel impresionante stock.

Se pensó en su utilización como compresa femenina, el kotex, pero sin éxito. Las mujeres no estaban todavía preparadas para un producto así.

Luego se probó en el campo de la cosmética, e impregnado aquel sucedáneo del algodón con colcrén se lanzó como eliminador rápido del maquillaje. Con ese fin fue adoptado por las estrellas de cine y teatro del momento.

cuándo se inventó el pañuelo de papel

De aquella forma, como pañuelitos desechables con el nombre de Kleenex-kerchiefs, se fueron promocionado.

Aparecieron en revistas con el testimonio de actrices como Helen Hayes o Gertrude Lawrence, que decían: “Es el medio científico de eliminar el colorete, el rojo de labios, la base de la máscara y los polvos”.

La campaña funcionó, y se dispararon las ventas.

Era natural: aquel producto sustituía fielmente al algodón hidrófilo utilizado en las clínicas.

Y, una vez impregnados en crema limpiadora eran ideales para limpiar el sudor del rostro, dar frescura a la piel, aliviar e incluso paliar los estragos del agobio y del esfuerzo.

Evolución del pañuelo de papel desechable

Hasta entonces aquel fue su único uso, pero se produjo un hecho inesperado.

Comenzaron a llover las cartas de sus usuarios alegando que el producto, para lo que realmente servían era para sonarse las narices y olvidarse del pañuelo tradicional, que no era sino un almacén de gérmenes que se llevaba en el bolsillo.

La mayoría de las cartas eran de mujeres, que confesaban con franqueza: «Estamos hartas de que nuestros maridos nos arrebaten las toallitas para limpiarse con ellas sus cuellos y narices, sin perdonar parte alguna de su cuerpo, y lo peor es que no perdonan parte alguna de su cuerpo, dejándolas luego en el tocador».

clínex origen e historia

Otras quejas decían que cuando se iba en el coche o se estaba en casa, los maridos echaban mano de las toallitas para limpiar cualquier cosa.

Hacia 1921 el correo recibido adquirió proporciones colosales, lo que indicaba fielmente la necesidad que del producto existía, dada su versatilidad, y aquello hizo del clínex un producto estrella.

Aquel mismo año, 1921,Andrew Olsen, de Chicago, ideó un nuevo producto: la caja dispensadora de clínex.

Consistía en dos capas de papel separadas y dobladas sobre sí mismas, y registradas con el nombre de “Sírvase Vd. un pañuelito”, mientras su publicidad advertía: “Lo ideal para el estornudo, cuando no hay tiempo para nada”.

Quién invento el kleenex o clínex

de dónde viene el pañuelo de papel

Sorprendida por el fulminante éxito, la compañía Kimberly-Clark decidió en 1930 lanzar una campaña de información alusiva al uso que idealmente debía darse al producto.

Ya no se recomendaba solo para limpiarse los cosméticos, sino también pañuelo desechable. No obstante, una nota insertada en la caja de clínex, de 1936, recogía hasta cuarenta y ocho usos posibles adicionales.

El gran público hizo caso omiso, porque en lo que respectaba a los clínex, seguían pasándoselos por las narices.

Etimología de la palabra kleenex

El término kleenex es nombre de una marca comercial alusiva a los pañuelitos desechables, y fue acuñada en 1924 por los fabricantes del producto: la empresa norteamericana Kimberly-Clark Company. Es palabra inventada, un neologismo sobre la base del verbo to clean= limpiar.

Muchos recomiendan que en castellano se diga pañuelo de papel o pañuelito desechable, pero resulta excesivo purismo: los clínex están en nuestra vida, proceden de un ámbito cultural determinado y es aceptable conservar el nombre con el que se acuñó el producto.

Además, es un término eufónico, directo, que se ha abierto camino fácilmente en el mundo gracias a su fonética sencilla.

Para finalizar, no te pierdas la historia del pañuelo

¿Quieres saber más sobre historia de la medicina y salud?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del pañuelo de papel, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría medicina y salud o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí