historia de la conquista de África

La exploración y colonización del continente africano no comienza hasta el siglo XV y XVI. Fueron los europeos los primeros en conquistar sus costas, crear asentamientos y poblaciones. Con el paso del tiempo, se fueron introduciendo en el continente negro descubriendo cosas maravillosas. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del descubrimiento de África.

No te pierdas la historia de los grandes exploradores

Cuándo comienza la exploración de África

En el siglo VII, el islam se extiende por el interior de África. La religión musulmana, más tolerante durante su expansión que las doctrinas locales, produce conversiones en masa. Incluso en España, donde una tropa de siete mil musulmanes que ni siquiera eran de origen árabe se impone con facilidad y absorbe en su seno a una población mucho mayor.

Cuando Europa empieza a expandirse y mira al sur, apenas puede entrar en África y se limita a crear asentamientos en las costas. Únicamente Portugal recorre las orillas del continente y penetra donde el clima y el territorio se lo permiten.

origen de la exploración de África

En el siglo XV, los portugueses se apoderan de Angola, donde convierten al rey local al cristianismo.

El siglo siguiente hacen lo mismo con Mozambique, donde apenas había algunos asentamientos árabes.

Su único objetivo eran el oro y los esclavos.

A partir del siglo XIV, los otomanos sustituyen a los árabes en el dominio del norte de África. En los siglos siguientes, las potencias europeas se limitan a crear asentamientos en la costa occidental, desde donde envían esclavos a América.

Los holandeses fundan Ciudad del Cabo en 1652 y los bóers ocupan todo lo que habría de ser África del Sur en los próximos siglos. Tras la caída del imperio otomano en el siglo XIX, Francia, Italia e Inglaterra se apoderan del norte de África y empiezan a internarse en el continente.

Los ingleses, que controlan Egipto, el próximo Oriente y la India, empiezan a sentir curiosidad por el interior del África oriental, donde controlan la isla de Zanzíbar. Las caravanas que arriban a ese puerto hablan de regiones maravillosas, de pueblos desconocidos, de oro y de esclavos, pero también de calor y enfermedades.

Son regiones propicias para los grandes exploradores, para los pioneros cuyo objetivo es descubrir, abrir nuevas rutas y darlas a conocer. Un gran río, el Nilo, se haya aún por explorar. Los griegos sólo habían llegado a Jartum, capital del Sudán, donde se unen el Nilo Blanco y el Azul.

El descubrimiento del nacimiento del río Nilo

El nacimiento del Nilo Azul fue descubierto por misioneros jesuítas en el siglo XVII. Pero el Blanco, que Ptolomeo, en el siglo II, había situado en un lugar fantástico que llamó las Montañas de la Luna, seguía siendo un misterio.

descubrimiento del nacimiento río NIlo

Nadie había pasado de una región pantanosa e insalubre al sur de Sudán hasta que el inglés Richard Burton Francis, primer europeo en entrar en la ciudad de Harar y segundo en La Meca después del español Domingo Badía, alias Alí Bey, propone alcanzar el Nilo desde la costa y seguir su cauce hacia el sur.

Burton, que había servido en el ejército de la Compañía de las Indias Orientales, al servicio del gobierno británico, convenció a la Royal Geographic Society, que financiaba las expediciones, y se hizo acompañar de otro afamado explorador africano, el teniente John Hanning Speke.

En 1858, ambos parten de Zanzíbar, donde reúnen a 130 porteadores, y siguen la ruta de los esclavos. El clima en esa zona es muy duro, las enfermedades tropicales les acosan y no tienen agua potable. Por fin, llegan al lago Tanganika, de donde sale el río hacia Sudán, pero están muy débiles. Lo recorren buscando la continuación del gran río, pero sólo encuentran pantanos y ríos pequeños.

Padecen disentería y malaria, y tienen que volver. Burton tenía problemas añadidos con su mandíbula, que en un incidente antes de la partida había sido atravesada con una lanza y se le había ulcerado. Speke, el de los pasos largos, se recupera en Tabora y vuelve a intentarlo, y esta vez descubre otro gran lago al que llama lago Victoria, en honor de su reina.

descubridores ríos africanos

Speke considera que este lago son las fuentes del Nilo, pero no recorre sus orillas, pues sería una labor ingente. En todo caso, vuelve triunfador, Burton niega el descubrimiento y la Sociedad vuelve a mandar a Speke, más joven, con el capitán James Grant.

El 28 de julio de 1862 alcanzan el lugar en que el río abandona el lago Victoria, las cataratas Ripon (hoy una presa llamada Owen Falls), y Speke lo declara lugar de nacimiento del Nilo. A continuación, recorre el río aguas abajo hasta Jartum y por el camino encuentra a otro gran explorador, Samuel Baker, que viajaba con su esposa y una pequeña tropa.

Siguiendo las indicaciones de Speke, Baker, quien los próximos años permanecerá en la zona luchando contra la esclavitud, sigue el río y descubre el lago Alberto.

A pesar del monumento en honor de Speke en las cataratas Ripon, el río nace mucho más lejos, en las montañas Ruwenzori, aquellas que Ptolomeo llamó Montañas de la Luna. Las aguas que caen en estas cumbres, último reducto de los gorilas de montañas, llegan hasta el Mediterráneo, a más de cinco mil kilómetros de distancia.

El río Zambeze y Doctor Livinsgtone

historia colonización de África

El primer occidental en arribar a la desembocadura del río Zambeze fue el portugués Vasco de Gama, pero el nombre más famoso relacionado con este río es el del doctor Livingstone, misionero inglés que trabajaba en Sudáfrica desde 1840.  En 1845 y junto a su mujer Maiy Moffat, empezó a adentrarse en regiones desconocidas por los europeos.

En 1849 atravesó el desierto de Kalahari y en 1851 descubrió el río Zambeze. Buscando una ruta que atravesara África de este a oeste, viajó hasta Luanda, en Angola, en la costa atlántica, y siguió luego el río Zambeze hacia el este, periplo en el que descubrió las cataratas Victoria en 1855.

En 1856 volvió a Inglaterra, y en 1858 volvió a África como embajador en Mozambique y explorador. Siguió aguas arriba uno de los afluentes del Zambeze, el Shire, y descubrió el lago Malawi. Más tarde se empeñó en buscar el origen del Nilo río desde el sur. Tampoco resolvió el enigma, pero llegó hasta el lago Tanganika en 1869 y luego se internó en el Congo.

Durante varios años estuvo desaparecido en sus exploraciones, causando gran preocupación en Europa, hasta que fue encontrado en octubre de 1871 por otro explorador, el galés nacionalizado estadounidense Henry Morton Stanley, enviado en su busca por J. G. Benner, director del Herald.

Stanley le saludó con la famosa frase: “El doctor Lívingstone, supongo”, en un lugar llamado Ujiji, al oeste de Tanzania. Hoy se sabe que el Zambeze nace en Zambia, en el límite con el Congo y Angola.

Exploración de África cronología

Para que no te puedas perder ningún hito histórico o acontecimiento importante, a continuación puedes encontrar un resumen de la exploración de África en forma de cronología o línea del tiempo (timelapse):

  • Siglos IX y X: Primeras referencias de que los árabes han cruzado todo el Sahara y llegado a Gambia, donde los habitantes del antiguo reino de Takrur son los primeros de la región en convertirse al islam. En el interior se sucederán los reinos indígenas de Ghana y de Mali.
  • Siglo XV: Los portugueses llegan al oeste y al sur de África y toman el control del comercio con la región.
  • Siglo XVI: Los portugueses venden los derechos del comercio en el río Gambia a Inglaterra en 1588.
  • Siglo XVII: Los franceses fundan Saint Louis en 1658 y conquistan la isla de Gorée en 1677, ambos en Senegal, y los ingleses hacen lo propio con la isla James, en Gambia, en 1661. Durante los próximos siglos saldrán de esta región en continua disputa entre Inglaterra, Francia, Portugal y Holanda, tres millones de esclavos. La Compañía Holandesa de las Indias Orientales establece una colonia en el cabo de Buena Esperanza, en África del Sur, en 1652.
  • Año 1795: El explorador escocés Mungo Park sube por el río Gambia en busca de las fuentes del río Níger y llega hasta Kamalia. Vuelve a intentarlo en 1805 y muere en Busa, Nigeria.
  • Año 1806: Inglaterra toma posesión de las colonias de África del Sur tras la bancarrota de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Los diamantes estimularán la inmi­gración británica y las guerras con los bóers de 1880 y 1899. El espía español Ali Bey, alias de Domingo Badía, es el primer occidental en visitar La Meca y entrar en la Kaaba.
  • Año1826: El explorador escocés Alexander Gordon Laing se convierte en el primer europeo en entrar en Tombuctú, pero el primero en volver para contarlo fue el francés René Caillié, que llegó navegando por el río Niger disfrazado de musulmán al año siguiente.
  • Año 1840: El misionero inglés David Livingstone llega a África con su esposa y en 1845 empieza a adentrarse en zonas desconoci­das. En 1849 atraviesa el Kalahari, en 1851 descubre el río Zambeze y en 1855 las cataratas Victoria. En una de sus expediciones llega hasta Luanda, en Angola, ayudado por el traficante de esclavos portugués Antonio Francisco Ferreira da Silva Porto.
  • Año 1850: El alemán Adolf Overweg, enviado por los británicos a las órdenes de James Richardson, primer europeo en cruzar la pedregosa meseta de Hammada, atraviesa el Sahara desde Trípoli y se convierte en el primer europeo en rodear el lago Chad. Por el camino encuentra a otro enviado británico, el también alemán Heinrich Barth, que visitará Tombuctú y la región de Adamada en el Camerún.
  • Año 1854: El inglés Richard Francis Burton se convierte en el primer europeo en visitar la ciu­dad santa de Harar, capital de Somalia, después de un largo viaje que se inicia en Zanzíbar. Las regiones orientales de África estaban controladas por los árabes y las caravanas de esclavos se sucedían camino de la costa desde las regiones interiores. Un europeo que no se hubiese disfrazado de árabe habría sido asesinado.
  • Año 1858: Burton descubre el lago Tangamka buscando las fuen­tes del N1I0 desde Zambeze. Speke, que le acompaña, carece temporalmente de visión y cuando se recupera, retoma sin Burton, que estaba enfermo, y descubre el lago Victoria,
  • Año 1860: El explorador francés Henry Duveyrer recorre el Sahara y conoce el mundo de los tuaregs, nómadas del desierto.
  • Año 1862: Speke y Grant descubren las cataratas Ripon, por donde el lago Victoria desemboca en el Nilo, que entonces se consideran las fuentes del río,
  • Año 1865: El francés Alfred Grandidier descubre Madagascar y visita la isla en compañía de Auguste Lantz.
  • Año 1869: El cirujano alemán Gustav Nachtigal recorre por primera vez las regiones saharianas de Tibesti y Borku, donde nunca había estado antes un europeo. Livingstone llega al lago Tanganika y desaparece temporalmente.
  • Año 1871: El americano Henry Morton Stanley encuentra a Livingstone en un lugar llamado Ujiji. al oeste de Tanzania.
  • Año 1873: Los alemanes Georg August Schweinfurth y Gerhard Rohlfs recorren Libia y el centro del Sahara. Schweinfurth, explorando la cuenca inferior del río Nilo, encontrará a los pigmeos akka, que habían causado impresión muchos siglos antes a los faraones egipcios del Imperio Nuevo. Rohlfs explora el sur de Marruecos y desciende hasta el Golfo de Guinea navegando por el río Níger.

Para finalizar, no te pierdas la conquista de las grandes montañas

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del Descubrimiento de África, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí