cuáles son las primeras ciudades de la historia

El surgimiento de las primeras ciudades en Mesopotamia, Egipto y cuenca del Indo, en el IV milenio a. de C., comporta una renovación completa de las técnicas de construcción empleadas hasta enton­ces por las pequeñas comunidades agrí­colas y ganaderas del neolítico. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos cómo nacieron las primeras ciudades de la historia.

No te pierdas cómo surgieron los primeros pueblos

Primeras ciudades de la historia: Mesopotamia

Las casas de los poblados del neolítico, Tepe Asiab (10000-7000 a. de C.), Jarmo o Hassuna (6000-5000 a. de C.), ya utilizan el barro prensado para las paredes (de tapia) y el cañi­zo para los techos. Pero el desarrollo de la industria de ladrillos secados al homo es obra del período de urbanización.

dónde surgieron las primeras ciudades

En Mesopotamia las primeras aglomeraciones urbanas dignas de este nombre aparecen hacia el 3900-3500 a. de C. en Eridu, Erech, Ut, Lagash, y Ugarit.

Pero en la región la escasez de piedra es notable y aunque se erigieron algunas cons­trucciones monumentales, no nos queda de ellas ningún vestigio significativo. En cambio, su suelo arcilloso permite el desarrollo precoz de una industria del ladrillo.

Desgraciadamente, en Mesopotamia la made­ra es tan escasa como la piedra y su uso como combustible en los hornos es muy res­tringido.

Por ello, la utilización de este tipo de ladrillo es excepcional y se reserva para la fachada de los principales monumentos (palacios, templos y zigurats). Mientras que las paredes interiores están hechas simple­mente de paredes de tapia o de ladrillos seca­dos al sol.

La resistencia a la erosión de estos materiales es muy limitada. Lo que explica que de los alti­vos monumentos de Mesopotamia sólo nos hayan llegado algunos basamentos y el testimonio de los autores antiguos, particularmen­te Herodoto.

Los inventores del asfalto y el hormigón

Pero la civilización mesopotámica innova en dos puntos más. En primer lugar, utiliza el asfalto en la construcción como revestimiento estanco y como mástique (este compuesto rezuma a la superficie del suelo en algunos lugares del país y se recupera para este uso concreto).

Y en segundo lugar, la invención del hormigón, cuyo primer empleo certificado es el estancamiento del lecho del canal del rey Senaquerib, en el siglo VIII a.C.

En el apogeo de la edad de bronce, entre el 3000 y 2500 a.C., se produce en Mesopotamia una auténtica producción industrial de asfalto que se aplica al desarrollo de sistemas de alcantarillado, de canalización y evacuación de agua, así como los primeros ejemplos de construcción de bóvedas y cúpulas.

La civilización del Indo

También en esta época nacen las grandes ciudades situadas en la cuenca del Indo, Mehenjo-Daro y Harappa. Su principal nove­dad es que respetan un plan urbanístico riguroso, con calles que se cortan en ángulo recto para sacar el máximo partido de los vientos dominantes.

primeras ciudades de Asia

Para la construcción de viviendas de todo tipo se utiliza sistemáticamente ladrillos, lo que certifica la abundancia de reservas de madera en la región del Sind, actualmente desértica. Por otro lado, las casas a menudo disponen de suelos de madera.

También cabe destacar el sistema de conducción de agua (muy perfeccionado con aplicaciones de alfarería), la existencia de letrinas en las casas y un sistema de evacuación de la basura doméstica.

A veces tenemos demasiada tendencia a valorar la arquitectura monu­mental y sagrada de los egipcios y mesopotámicos, mientras que la civilización del Indo, pobre en monumentos de prestigio, es infini­tamente superior en cuanto a construcción urbana.

Las primeras ciudades egipcias

En el Antiguo Egipto, la ciudad es una entidad insignificante en relación a los gigan­tescos monumentos de piedra erigidos en honor y gloria de los faraones.

las primeras ciudades de EgiptoDebido a la escasez de combustible que podría servir para fabricar ladrillos secados al horno (una técnica que a pesar de ello era conocida desde el IV milenio), las casas se construían en pared de tapia o con ladrillos sin cocer.

Por lo que se refiere a la arquitectura monu­mental de piedra, vio la luz bajo el reinado del faraón Zoser, hacia el 2800 a.C., con la pirá­mide escalonada de Saqqarah, construida según los planos de Imhotep, antes de experi­mentar el conocido desarrollo espectacular.

Imhotep el Egipcio, además de visir, sabio y astrólogo, es un gran arquitecto y el principal ministro del segundo rey de la III dinas­tía egipcia, Djoser (2686 a.C. – 2613 a.C.).

Es el arquitecto del primer templo de Edfu (en el Alto Nilo) y el de la pirámide escalonada de Saqqarah, primer ejemplo de pirámide, que con­trasta con la forma clásica, de caras inclinadas, del tipo Gizeh.

También debía ser un médico rele­vante, ya que fue deificado como dios de la Medicina en Egipto, hacía el 525 a.C., e identificado con el dios griego Asklepios, el Esculapio los romanos.

Técnicas de construcción en las primeras ciudades de la Antigüedad

El secreto del alzamiento de enormes bloques de piedra para edificar los gran­des edificios y monumentos antiguos es uno de los principales interrogantes de la arqueolo­gía. Actualmente se considera que para ello se empleaban un cierto número de máquinas simples.

Técnicas en el Antiguo Egipto

técnicas de construcción de ciudades antiguasEn Egipto, muy probablemente, los bloques de piedra se alzan ya en la cantera sobre rodillos de madera o trineos con la ayuda de palancas y rampas. Después se llevan a la obra tirando de los trineos o rodillos con enormes cuerdas fabricadas con fibra de palmera o de enea.

En el caso de una pirámide, a medida que los bloques se colocan en su sitio y la pirámide se eleva, se cubría de arena. A continuación, sobre el montículo así for­mado se instalaba un plano inclinado fabricado de ladrillos y de tierra, sobre el que se elevaban los bloques siguientes.

En el caso de un obelisco, el procedimien­to era distinto. Los obreros excavaban el lugar donde iba a ser emplazado. Después deslizaban hasta él el obelisco, con una inclinación de 45°, mediante cuerdas.

Técnicas en Grecia y Roma

En Grecia y en Roma, se apilaban los bloques mediante pinzas o tenazas que agarraban la piedra, como certifican las marcas de los bloques.

A continuación se izaban con ayuda de máquinas elevado­ras dotadas de poleas o tornos y se unían unos a otros mediante tacos o grapas de metal para asegurar la solidez del conjun­to. En De arquitectura, Vitrubio describe algunas máquinas elevadoras.

Arquímedes y Herón. En lo que con­cierne a la teoría del alzamiento, primor­dial para el progreso de la construcción. Arquímedes fue el primero en establecer los principios del centro de gravedad y de la palanca, en el siglo III a. de C.

También fue el inventor de la primera grúa potente. En el siglo I, Herón de Alejandría llevó a cabo una investigación sistemática sobre las máquinas simples (palanca, cuña, rosca, polea, torno, plano inclinado). Así como sobre los engranajes y las relaciones de desmultiplicador que permiten despla­zar y elevar los cuerpos.

Para finalizar, no te pierdas el origen de los rascacielos

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Cómo nacieron las primeras ciudades de la historia, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos y lugares o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí