Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Origen e historia del hormigón armado

origen e historia del hormigón armado

La arquitectura y el urbanismo moder­nos nacen con el empleo del cemento u hormigón armado en la edificación. Esta evolución se confirma rápidamente cuando se introducen las primeras estructuras de construcción en acero, en 1883. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos cuál es el origen e historia del hormigón armado.

No te pierdas la historia del ladrillo

Qué es el hormigón armado

El hormigón es un aglomerado artificial de gui­jarros, gravas y arenas reunidos entre sí mediante un cemento hidráulico.

«Armarlo» consiste simplemente en recubrirlo con armaduras metálicas que le permiten resistir exi­gencias estructurales mucho más elevadas que las que soportaría el cemento normal.

Quién inventó el hormigón armado

El invento del hormigón armado es obra de dos fran­ceses, Joseph-Louis Lambot y Joseph Monier, quienes lo introdujeron respectivamente en 1848 y 1849.

En los años siguientes, Monier patenta sus inventos para el empleo del ce­mento armado en la edificación, pero fue un alemán, Mathias Koenen, quien contribuyó a popularizar el nuevo procedimiento mediante la publicación, en 1887, de un manual desti­nado a ingenieros y arquitectos titulado Das System Monier («El sistema Monier»).

cuándo se inventó el hormigón armado

Origen del hormigón armado

Las civili­zaciones antiguas ya conocían el cemento, aunque en una forma poco perfeccionada. Así, la piedra tosca de Santorini sirvió a los minoicos como producto de exportación a las islas del mar Egeo para permitir la fabricación de un cemento compuesto de cales y escorias.

Los antiguos griegos también utilizaron cemento, En con­creto, se ha descubierto en las minas griegas de Laurion una cisterna recubierta de cemento en perfecto estado 2500 años después de su construcción.

Este uso del cemento como recubrimiento impermeable aparece también en otras civilizaciones antiguas. Concretamente, entre los asirios, que estancan mediante cemento el lecho del famoso canal de Senaquerib y su Palacio.

Tam­bién entre los romanos, que utilizan el cemen­to a gran escala en sus obras públicas, como nos certifican los vestigios arqueológicos y los textos de Vitrubio.

Pero es en Asia, en la isla de Ceilán, donde encontramos una verdadera prefiguración de las técnicas del cemento armado con el stupa erigido por el gran rey budista Duttha Gamam en el siglo II a. C..

Según los relatos contempo­ráneos, su interior debía de estar constituido por una mezcla de piedras, arcilla y enrejado de hierro que habían de haber amalgamado los elefantes que lo aplastaban con las patas… ¡protegidas con unas botas de cuero!

Así pues, no deja de extrañar que un invento tan simple haya tardado más de veinte siglos en ser redescubierto y difundido.

Utilización y evolución del hormigón armado

El éxito contemporáneo fue muy rápi­do. Esencialmente, se basa en el invento de cemento armado en las estructuras de sostén que le hacen resistir a las tensiones y esfuer­zos para cizallarlo.

En 1902, las experiencias y los tests de resistencia de los ingenieros Wayss y Freytag son publicados por E. Mörsch en un manual que se ha convertido en un clásico, Der Eisenbeton.

Las primeras reglamentaciones que controlan la fabrica­ción y el uso del hormigón armado aparecen a principios del siglo XIX en Prusia, Francia y Estados Unidos.

También en esta época se introducen los cimientos de cemento armado. Más adelante, entre 1908 y 1910, aparecen en Estados Unidos y Suiza las primeras losas de cemento.

En la década de 1920, los rascacielos de este material se multiplican, ya que son más económicos de construir que los formados por una estructura de acero.

También en las primeras décadas del siglo XX grandes arquitectos como Auguste Perret, Le Corbusier, Mies van der Rohe, Walter Gropius, Antoni Gaudí y Frank Lloyd Wright se interesan por las posibilidades decorativas que ofrece el hormigón armado.

Todos ellos consiguen revalorizar su excepcional versatili­dad de empleo. Sus trabajos han influido hasta nuestros días en generaciones enteras de arquitectos.

Para finalizar, no te pierdas la historia de los puentes

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del hormigón armado, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *