Saltar al contenido
CurioSfera Historia

El nacionalismo musical

En la segunda mitad del siglo XIX se originó un movimiento social, artístico y cultural nacionalista, y la música no fue una excepción. Dicho movimiento tuvo como guía las ideas de libertad e igualdad propagadas por la Revolución Francesa y la afirmación y exaltación de la identidad nacional de cada pueblo o nación. En CurioSfera-Historia.com te explicamos las características del nacionalismo musical.

No te pierdas la música del Barroco

Orígenes y significado del nacionalismo

El nacionalismo como movimiento político es la tendencia que propugna la autonomía o la independencia de un pueblo consciente de los lazos históricos, étnicos, lingüísticos, culturales y sociales que unen a sus miembros.

Este movimiento alcanzó su pleno significado en Occidente en el siglo XIX y en muchos casos evolucionó hacia un planteamiento revolucionario. El nacionalismo se concretó en un profundo deseo de los pueblos de que sus fronteras coincidieran con los límites de su comunidad histórica nacional en un Estado propio. El nacionalismo encontró apoyo ideológico en el liberalismo, que amplió la idea del derecho de la persona y de la colectividad histórica nacional a la libertad.

También se basó en las ideas defendidas por el Romanticismo, que ayudaron a concretar el «sentimiento nacional». En los pueblos europeos del siglo XIX hay un despertar del concepto nacional. Los profesores universitarios, los escritores, los poetas, los filósofos van por delante de los políticos; Rhigas en Grecia, Mickiewicz en Polonia, Mazzini en Italia y Michelet en Francia.

Sin embargo, donde se apreció con mayor intensidad el arranque intelectual del nacionalismo fue en Alemania, de la mano de Arndt, Jahn, Fichte y Herder. De las cátedras y los libros, el nacionalismo pasó a la calle y al pueblo. La burguesía lo defendió en muchas ocasiones. También la religión estimuló el sentimiento nacionalista, como ocurrió en España, Irlanda, Polonia y Bélgica.

La lucha nacionalista se vio favorecida por dos circunstancias:

  1. La existencia de pueblos, como Alemania e Italia, que buscaban la unificación nacional, ya que se sentían nación.
  2. La existencia de pueblos, como Hungría y Bulgaria, que deseaban su independencia nacional, porque estaban dominados por imperios, como el turco o el austrohúngaro.

Los nacionalismos musicales

A mediados del siglo XIX, y dentro de la ideología que el Romanticismo había formulado, surgieron los movimientos musicales nacionalistas en los países de la periferia de Europa, países que habían estado al margen de la creación o de la evolución musical.

qué es el nacionalismo musical

Una de las características esenciales del Romanticismo era la veneración por la cultura popular como expresión espontánea del alma nacional. Consecuencia de esta actitud fue, a partir de 1850, la aparición de una corriente musical nacionalista que buscaba una expresión musical propia basándose en el folclore nacional.

Se produjo una búsqueda de las raíces y tradiciones populares que definen culturalmente a cada pueblo. La música, y en particular la música dramática, fue el medio más efectivo para reflejar ese sentimiento. La ópera facilitaba la puesta en escena de argumentos de carácter nacional y la interpretación de temas musicales populares. Además, la ópera iba ganando progresivamente espectadores, por lo que era un buen cauce para una comunicación rápida y masiva de ideas.

Características de la música nacionalista

Las principales características de la música nacionalista son estas:

  • Interés por el propio folclore, que es considerado como la esencia expresiva del canto y de la música de un pueblo.
  • Expresión del sentimiento nacionalista, bien como manifestación política, bien como manifestación de la cultura autóctona de un pueblo. Así, las obras nacionalistas incluían leyendas, historia, ritmos y melodías populares, instrumentos autóctonos, etc.
  • Reacción contra el dominio musical de los países del área germánica (Alemania y Austria), de Italia y de Francia.
  • Huida de las formas clásicas que, si se aplican, es para dar un estilo culto a la música folclórica
  • Nacimiento de nuevos modismos y escalas basados en la peculiar música de cada pueblo.
  • Valoración de la riqueza tímbrica de las orquestas.
  • Redescubrimiento de instrumentos nuevos para la música sinfónica, sobre todo en el campo de la percusión.
  • Gran variedad y riqueza melódica.
  • Las formas musicales predominantes eran la canción, el poema sinfónico, el ballet y la ópera, frente al menor uso de la sonata y la sinfonía.

Períodos del nacionalismo musical

Se pueden distinguir dos períodos en la evolución del nacionalismo musical:

  • El primer período se inició a mediados del siglo XIX y duró hasta comienzos del siguiente siglo. La música tuvo características de corte romántico y estuvo más directamente inspirada en el folclore.
  • El segundo período se extendió durante la primera mitad del siglo XX La música de este período fue más independiente y creativa.

Los principales países en los que arraigó el nacionalismo musical fueron Rusia, los países escandinavos, Bohemia, Hungría y España.

El nacionalismo musical en Rusia

Rusia fue la primera nación en la que surgió y cobró fuerza un nacionalismo musical. Pero, junto a esta corriente, hubo compositores de gran talla que se declararon contrarios a los principios nacionalistas.

características de la música nacionalista rusa
Mijail Glinka, máximo exponente del nacionalismo musical ruso

Compositores nacionalistas

  • Mijail Glinka (1804-1857) fue el artífice del despertar musical en la Rusia del siglo XIX. Es considerado el fundador del nacionalismo ruso, preparando el terreno al Grupo de los Cinco. Intentó crear una ópera nacional basada en el folclore popular. Compuso las óperas La vida por el zar y Rustan y Ludmila, y la fantasía Kamarinskaia.
  • Alexander Dargomijski (1813-1869) siguió la línea marcada por Glinka. Su obra denota un profundo dramatismo, Incorporó una nueva forma de recitativo melódico. Es autor de las óperas Esmeralda y Rusalka y una obra sin terminar, El convidado de piedra, que influyeron en el compositor musical impresionista francés Claude Debussy.
  • El Grupo de los Cinco. Heredero de la tradición iniciada por Glinka, desarrolló su actividad en San Petersburgo, Formaban este grupo los siguientes compositores:
    1. César Cui (1835-1918) fue el ideólogo del grupo y escribió óperas, música coral y de cámara y obras orquestales. Su ópera más importante es El prisionero del Cáucaso.
    2. Alexeievich Balakirev (1837-1910) practicó la música de manera autodidacta. Su exacerbado nacionalismo le acarreó enfrentamientos con círculos musicales académicos rusos. Entre sus principales composiciones figuran la sinfonía para piano Islamey, y el poema sinfónico Tomara.
    3. Alexander Borodin (1833-1887) compuso obras como la ópera El príncipe Igor, que incluye las famosas Danzas polovtsianas, y el poema sinfónico En las estepas del Asia Central. Su música tiene gran fuerza y es rica en melodías y colorismo.
    4. Nikolal Rimskl-Korsakov (1844-1908) fue el más técnico y el mejor preparado del Grupo de los Cinco, maestro en la instrumentación. Sus obras más conocidas son las sinfonías La gran Pascua rusa, Capacho español y Scherezade, junto a un buen número de óperas, como Noche de mayo, Sadko y, la más popular de todas, El gallo de oro.
    5. Modest Mussorgski (1839-1881) fue el más genial e innovador del grupo, y su obra muestra una fuerte influencia de la música popular rusa, como puede apreciarse en las óperas Boris Godunov y Kovantchma, el poema sinfónico Una noche en el monte Pelado y la suite para piano Cuadros de una exposición.

Compositores no nacionalistas

Contemporáneos del «Grupo de los Cinco», pero al margen del nacionalismo musical aiso, sobresalen los compositores siguientes:

  • Antón Rubinstein (1829-1894) fue el fundador del Conservatorio de San Petersburgo. Se enfrentó al Grupo de los Cinco y fue profesor de Tchaikovsky. Compuso varios conciertos para piano y orquesta, sinfonías y óperas. Su obra más conocida es Melodía en fa.
  • Piotr llich Tchaikovsky (1840-1893), a quien ya hemos estudiado como compositor de ballets, fue el más importante de los compositores rusos de la época, por la imaginación y el lirismo de sus melodías y el preciso sentido de la orquestación. Se declaró contrario a los principios nacionalistas, entroncando directamente con la tradición europea, particularmente germana, y rechazando el uso del folclore como base musical. Compuso diez óperas, entre las que destaca seis sinfonías, de las que la más popular es la sexta, llamada Patética, y otras obras sinfónicas, como Romeo y Julieta, Capacho italiano y la obertura 1812.
  • Sergei Rachmaninov (1873-1943) fue un gran virtuoso del piano y autor de tres sinfonías, cuatro óperas y cuatro conciertos para piano, siendo el Concierto nº 2 en do menor el más conocido. Su música, inscrita en la tradición romántica rusa, pero con fuertes influencias occidentales, muestra un gran sentido melódico y variada armonía.

El nacionalismo musical español

En la España de finales del siglo XIX, el nacionalismo musical tuvo una gran repercusión y fueron numerosísimos los autores importantes. Tanto es así, que merece un artículo aparte que puedes ver en el nacionalismo musical en España.

El nacionalismo musical en Bohemia

La incorporación de los ritmos y estilos musicales del folclore popular a la música sinfónica fue un fenómeno que se extendió a numerosos países. En Bohemia, el nacionalismo musical fue reflejo del nacionalismo político frente al dominio austríaco. Los principales compositores nacionalistas checos fueron Smetana, Dvorak y Janaceck:

características del nacionalismo musical checo
Bedrich Smetana al piano, máximo representante del nacionalismo musical bohemio (checo)
  • Bedrich Smetana (1824-1884) fue el fundador del nacionalismo musical checo. Gran pianista, compuso Recuerdos de Bohemia y la ópera cómica La novia vendida, que, con un abundante empleo de ritmos, canciones y danzas populares, constituye su obra maestra nacionalista. Además, escribió seis poemas sinfónicos sobre Bohemia, reunidos en el ciclo Mi patria, donde se hace especialmente perceptible el sello romántico de sus composiciones.
  • Antonin Dvorak (1841-1904) fue una de las grandes figuras de la música europea de la segunda mitad del siglo XIX, autor de doce óperas, nueve sinfonías. La más famosa es Sinfonía del Nuevo Mundo, escrita durante su estancia en Nueva York, entre 1892 y 1895, donde fue invitado por el conservatorio de esta ciudad. También compuso el bellísimo Concierto para violonchelo y orquesta. El Dvorak eminentemente checo puede escucharse en sus obras nacionalistas Cantos de Moravia, Danzas eslavas y Rapsodias eslavas.
  • Leos Janaceck (1854-1928) fue un gran renovador de la música europea en el campo sinfónico y dramático. Extrajo del canto popular los elementos para la renovación musical. Son de destacar sus óperas Jenufa y Katia Kabanova y la obra sinfónica Tarass Bulba. Escribió también cantatas, como Amarus, música de cámara y sinfónica, y reunió una gran cantidad de cantos populares moravos.

El nacionalismo musical en Escandinavia

El máximo representante del nacionalismo noruego fue Edvard Grieg (1843-1907), que fundó la Academia noruega de música, desde la que luchó por la valoración del arte de su país, como pianista, director de orquesta y compositor. Escribió las dos suites orquestales Peer Gynt y Danzas noruegas, el Concierto en La menor para piano y orquesta, y alrededor de ciento cincuenta canciones.

Los compositores finlandeses se inspiraron en las obras populares y en los libros de poesía Kalevala y El Kanteta. La figura más importante fue Jan Sibelius (1865-1957), que compuso poemas sinfónicos como Finlandia y Kareha, siete sinfonías, hermosas suites orquestales y varias óperas, como La muchacha en la torre. Entre sus poemas sinfónicos destaca el célebre Vals triste.

El nacionalismo musical en Hungría

La principal aportación al nacionalismo húngaro de la primera época la realizaron los compositores Franz Liszt y el alemán Johannes Brahms, con sus famosas Danzas húngaras para piano a cuatro manos.

También destacar a los compositores nacionalistas húngaros de la segunda época, como Béla Bartók y Zoltan Kodaly, que se distinguieron por sus revolucionaras innovaciones musicales.

Otras escuelas de música nacionalistas

En otras naciones de Europa y en los Estados Unidos de América, la música nacionalista contó también con importantes compositores.

  • En Inglaterra cabe resaltar la obra de Edward Elgar (1857-1934), quien influido por Brahms renovó la música botánica. Sus composiciones comprenden las variaciones Enigma, numerosos oratorios, entre ellos el titulado El sueño de Gerontius, la obertura Cockaigne. También compuso marchas como la famosa Pompa y circunstancia, el poema sinfónico Falstaff, cantatas y música de cámara.
  • En Francia destacar a Frederick Delius (1862-1934), aunque era británico, vivió en Francia desde 1888. En su obra, entre romántica e impresionista, se advierte la influencia de Grieg, de quien Delius fue amigo. Compuso óperas como Irmilin, Koanga y Fenmmore y Gerda, una Misa, un Réquiem y el poema sinfónico En un jardín de verano.
  • En Dinamarca, Cari Nielsen (1865-1931) conjugó la expresión de la tradición popular local con el impresionismo europeo. De su obra sobresalen seis sinfonías, el poema sinfónico Pan y Sinnga y varios lieder.
  • En Estados Unidos, Edward Alexander MacDowell (1861-1908), compositor y pianista. Introdujo la impronta popular en su música marcada por resonancias de Wagner y Liszt, como el Concierto número 2 y las sonatas para piano, y la Indian Suite para orquesta.

Para finalizar, te recomendamos que veas la música grecorromana

¿Quieres saber más sobre historia de la música e instrumentos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulado El nacionalismo musical te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría de música e instrumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.