Dinamarca origen e historia

El Reino de Dinamarca (Danmark) ha conocido una tormentosa historia desde los tiempos de las lejanas sagas vikingas. Desde la más remota Antigüedad, se le ha considerado un bello pero extraño país. Pero habitado por un pueblo guerrero que no estaba dispuesto a ser conquistado. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de Dinamarca.

No te pierdas quién inventó las banderas

Origen de Dinamarca

Para poder conocer bien los orígenes de Dinamarca, primero es necesario comprender cómo es y su situación geográfica. Esto es así ya que ha jugado un papel fundamental a lo largo de toda su historia.

El pai­saje de Dinamarca, cuya única frontera terrestre es la de Ale­mania al sur, aparece ante los ojos del visitante como una ordenada sucesión de campos de cultivo, hermosas y cuidadas granjas y ciudades de casas bajas rodeadas de jardines, llenas de colorido.

cuándo se creó Dinamarca

Dinamarca está constituida por la península de Jutlandia y las islas bálticas de Fionia, Seeland, Lolland, Bornholm y otras menores. Dinamarca está separada de Escandinavia por los canales de Skagerrak, Kattegat, Sund, Gran Belt y Pequeño Belt, que ponen en comunicación el mar del Norte con el Báltico.

Los propios historiadores romanos, ya en nuestra era, consideraban Dinamarca un país extraño y mis­terioso, pero lo cierto es que, en los siglos VIII y IX, emergió frente al empuje carolingio como un reino guerrero y belicoso, dispuesto a no dejarse conquistar.

Hasta el fin de la Unión de Kalmar en el siglo XV, Dinamarca ha vivido buena parte de su historia unida a Noruega y a Suecia, sus otros vecinos escandinavos.

Ahora, y tras vencer años de reticencias de unos ciudadanos a los que la historia ha hecho amantes de la vida en plena independencia, el país forma parte de la Unión Europea, a la que ha ligado su destino futuro.

La mayor parte de los conocimientos sobre los orígenes históricos de Dinamarca se basan en viejas leyendas escandi­navas de dudosa veracidad.

Época vikinga y Edad Media

Los primeros datos históricos conocidos de la Edad Media en Dinamarca se refieren a Godofredo, quien, con la ayuda de los sajones, resistió la expansión carolingia (808). Y, a su sucesor Hemming, que llegó a un acuerdo con Carlomagno, según el cual la frontera danesa se fijó en el Eider.

historia tribus danesas

Desde fines del siglo X comenzó una etapa de gran esplendor. Harold II, después de vencer a los suecos, conquistó Noruega, y su hijo Sven le sucedió en el trono de Dinamarca. El primogénito de éste, Canuto el Grande (995-1035), se hizo elegir rey de Inglaterra y heredó luego Dinamar­ca y Noruega.

Formó así un gran imperio, que a su muerte se desmembró. El período siguiente fue de luchas feudales y de divisiones que, junto con las actividades de los piratas eslavos (wendos), acarrearon una larga etapa de crisis.

Valdemar I el Grande (1157-82) puso fin a esta situación mediante el fortale­cimiento del poder real y la victoria que obtuvo frente a los wendos, que le permitió ocupar algunas ciudades del Báltico.

Esta política fue continuada por sus sucesores, que ocuparon Pomerania, Holstein y Estonia. Valdemar II (1202-41) consti­tuyó una monarquía fuerte y amplió sus territorios, pero al mis­mo tiempo aumentó el poder de la nobleza.

Ello provocó una larga época de inestabilidad, superada por Margarita (1353- 1412), que restauró la grandeza danesa al heredar Noruega por su matrimonio con Haakon VI e incorporar Suecia, formando la Unión de Kalmar (1397). Esta reunificación escandinava duró más de un siglo.

Edad Moderna

La Unión de Kalmar fue disuelta en 1523 al ser elegido rey de Suecia Gustavo Vasa, pero Noruega permaneció unida a Dinamarca hasta 1814. Durante el reinado de Cristian III (1534-59) se difundió la Reforma, y desde 1536 el luteranismo fue la religión oficial danesa.

guerras históricas de Dinamarca

En la segunda mitad del siglo XVI Cristian IV (1588-1648) intervino en la guerra de los Treinta Años. Su derrota significó el fin de la hegemonía danesa en el Norte.

Durante el reinado de Federico III (1648-70) y de Cris­tian V (1670-99) el poder real se fortaleció al apoyarse en el clero y la burguesía ciudadana contra la aristocracia. La monarquía se convirtió en hereditaria y adquirió poderes ab­solutos, que mantuvo hasta mediados del siglo XIX.

En el si­glo XVIII se produjo una gran expansión económica y comercial, sobre todo durante el reinado de Cristian VI (1730-46) y de Federico V (1746-66). Cristian VII (1766-1808) inauguró la época del despotismo ilustrado.

Su consejero, el alemán conde de Struensee, intentó realizar un programa de reformas radicales, pero fue destituido y ejecutado.

Época Contemporánea

Durante esta época ya aprendiendo de errores históricos del pasado, los daneses tomaron la determinación de mantenerse al margen de los principales conflictos. Pero aun así, se vieron envueltos en ellos. Vamos a verlo:

Siglo XIX

Durante las guerras napoleónicas Dinamarca quiso mante­nerse neutral, pero, atacada dos veces por los británicos (1801- 07), tuvo que aliarse con Napoleón. Al ser derrotado éste, los daneses tuvieron que ceder Noruega a Suecia.

historia Dinamarca siglo XIX

Durante el reina­do de Cristián VIII (1839-48) los partidarios del liberalismo, especialmente la burguesía, trataron de limitar el absolutismo real imperante. Federico VII (1848-63) aceptó el proyecto y se promulgó una Constitución.

Por otro lado, Federico VII tuvo que enfrentarse con Prusia por las pretensiones de ésta de poseer los ducados de Schleswig y Holstein. El conflicto se terminó por el protocolo de Londres (1852), que confería un estatuto especial a los dos territorios.

Al ocupar el trono Cristián IX (1863-1906) resucitó la cuestión, y, tras la derrota danesa ante el ejército prusiano (1864), Schleswig y Holstein fueron puestos bajo la administración conjunta de Austria-Hungría y Prusia, lo que Dina­marca tuvo que reconocer en el tratado de Viena.

A estos con­flictos siguió un largo período de paz y de reorganización interior. La enseñanza se perfeccionó, se promulgó una impor­tante legislación social y desde 1866 se multiplicaron las socie­dades de ayuda mutua y las cooperativas agrarias. Dinamarca se convirtió en uno de los Estados europeos más progresivos.

Siglo XX

Durante la I Guerra Mundial el Gobierno danés anunció que permanecería neutral, pero la interpretación británica de esta declaración produjo un bloqueo comercial que perjudicó en gran manera la economía danesa.

historia Dinamarca siglo XX

Terminada la guerra, el tratado de Versalles estableció que se celebrase un plebiscito en la región norte de Schleswig-Holstein para determinar la sobe­ranía de estos territorios.

Se efectuó en 1920 y el resultado, ampliamente favorable, decidió la incorporación a Dinamarca. Desde 1924 a 1940, salvo un corto intervalo en 1926, los socialdemócratas obtuvieron el poder e introdujeron progresi­vamente una serie de reformas sociales.

En 1939 Dinamarca firmó un pacto de no agresión con Ale­mania, y cuando se inició la II Guerra Mundial se declaró neu­tral. Pese a ello, las tropas alemanas el reino de Dinamarca el 9 de abril de 1940.

Hasta 1943 funcionó un Gobierno autónomo, pero desde esta fecha, al intensificarse el régimen de ocupación, se inició la resistencia contra el invasor, que culminó con la huel­ga general de 1944.

A partir de 1945, y con un breve período de Gobierno conservador (1950-53), la vida política del país estuvo dominada por Gobiernos socialdemócratas.

El plan Marshall permitió la modernización de las estructuras econó­micas, y los avanzados programas sociales puestos en práctica situaron al país en uno de los niveles de vida más elevados de Europa.

En 1972 murió Federico IX y la corona pasó a su hija mayor, Margarita II. Dinamarca ingresó en la Comunidad Eco­nómica Europea en 1973.

El socialdemócrata Jøergensen, que se había impuesto en las elecciones de 1977, dimitió en sep­tiembre de 1982 y le reemplazó un Gobierno de coalición de derechas presidido por Poul Schlüter, líder del Partido Conser­vador.

En diciembre de 1983, el Parlamento rechazó el pre­supuesto que presentó el Gobierno, dimitió éste y fueron convocadas elecciones. El resultado no aclaró el panorama político: siguió siendo mayoritario el Partido Socialdemócrata y continuó en el Gobierno la coalición de derechas encabezada por P. Schlüter.

El rechazo en referéndum del tratado de Maastricht (1992) supuso un grave revés para la política de la coali­ción gubernamental. Y, provocó la dimisión de Schlüter y su sustitución por el socialdemócrata Poul Nyrup Rasmussen, que formó un Gobierno de coalición.

Tras superar las reticencias de la población respecto a la Unión Europea, el 18 de mayo de 1993 un nuevo referéndum sobre Maastricht obtuvo un apoyo mayoritario.

El tratado de Amsterdam también se ratificó en referéndum (mayo 1998), pero el Gobierno utilizó la cláu­sula derogatoria que le otorgó el tratado de Maastricht y permaneció al margen de la moneda única europea (1999), deci­sión apoyada por la población en una nueva consulta popular en el año 2000. Un año más tarde el Partido Liberal sustituyó a los socialdemócratas.

Historia de la bandera de Dinamarca

Frente al mar Báltico, en la Europa nórdica, y posada sobre una roca en el puerto de Copenhague, la Sirenita de bronce, inspirada en un cuento de Hans Christian Andersen (1805-1875), representa por sí misma Dinamarca.

Sin embargo, según la leyenda, la bandera danesa (Dannebrog) es un emblema con mucho más significado.

quién creó la bandera danesa

Durante las cruzadas dirigidas por el rey Valdemar II Sejr el Victorioso contra los paganos de Estonia, el 15 de junio de 1219 las tropas danesas se hallaban en una situación apurada. La resolución de la batalla por el control de la actual ciudad de Tallin, en Estonia, era aún incierta.

De repente, cual señal del destino, una ropa color rojo sangre tachada por una cruz blanca cayó del cielo. Siendo la cruz el emblema de los cruzados, estos se apoderaron de aquella improvisada bandera.

Los daneses contraatacaron bajo la señal de la cruz y obtuvieron la victoria. La historia es hermosa, pero el Dannebrog (del frisón dan, «rojo», y broge, «pieza de tejido coloreado») quizá es solo el fruto de un estandarte de los cruzados o de un pabellón. Aunque no se oficializaría hasta 1625, la bandera danesa es la más antigua del mundo.

Para finalizar, no te pierdas la historia de Bulgaria

También, te puede interesar la historia de Yugoslavia

¿Quieres saber más sobre historia de los países?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Origen e historia de Dinamarca, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría países o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí