Estonia origen e Hsitoria

La República de Estonia es un pequeño país que ha tenido una historia muy intensa. Gran parte de ella ha sido parte de otros reinos y no logró su independencia hasta el siglo XX. El pueblo estonio es hermano del finés, tanto étnica como lingüísticamente, y con los que comparte lazos culturales. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del Estonia.

No te pierdas el origen de las banderas

Origen de Estonia

Pero para comprender los orígenes de Estonia, es muy importante conocer cuál es su situación geográfica. Esto es así, ya que ha jugado un papel fundamental en su historia.

cuándo se creó Estonia

El pequeño estado de Estonia (Eesti), en el norte de Europa, está situado junto al mar Báltico, entre los golfos de Finlandia y Riga.

Al sur comparte fronteras con Letonia, mientras que su linde oriental limita con las grandes llanuras de Rusia. Además del territorio continental, Estonia comprende las islas bálticas de Hiiumaa y Saaremaa.

Los estonios son de origen finougrio, y se establecieron en el país con anterioridad a la era cristiana. A principios del si­glo XIII los daneses y más tarde los alemanes los colocaron bajo su influencia.

Los mercaderes de la Hansa monopolizaron el tráfico de los puertos estonios, y los caballeros teutones se adueñaron de la tierra y redujeron a la servidumbre a los cam­pesinos.

Antigüedad y guerras mundiales

En el siglo XVI Estonia cayó bajo la órbita de Suecia, hasta que a principios del siglo XVIII fue conquistado por Pedro I y en 1721 el tratado de Nystadt confirmó su dependencia de Rusia.

Estonia época modernaDurante los siglos XVIII y XIX la política zarista favore­ció los privilegios de la aristocracia alemana (los “barones bálticos”), manteniendo la injusta condición social de los siervos, y ahogó el nacionalismo estonio, lo que provocó varios levantamientos y una intensa emigración.

En 1917 Estonia obtuvo la autono­mía y en 1918 se proclamó república independiente, pero la aristocracia terra­teniente, descontenta por los intentos de reforma agraria del nuevo régimen, lla­mó en su ayuda a los alemanes, que lo ocuparon militarmente hasta el final de la I Guerra Mundial.

En 1921 Estonia entró en la Sociedad de Naciones. Tras un nuevo ensayo de reforma agraria (1919), los conservadores se adueñaron del poder (1923) e instituyeron una dic­tadura. Durante la II Guerra Mundial el país fue invadido por la URSS (1940) y por Alemania (1941 -44).

Etapa soviética de Estonia

Al término de la II Guerra Mundial, Estonia fue incorporada a la Unión Soviética. La industria y la agricultura fueron colectivizadas, y las minorías alemana y sueca expulsadas.

La rusificación se intensificó con la inmigración masiva de eslavos, la persecu­ción religiosa y la deportación de los nacionalistas: más de 60.000 personas hasta 1948.

Al amparo de la perestroika, las manifestaciones nacionalistas se multiplicaron a partir de 1986, impulsadas por el grupo de defensa de los derechos humanos Carta 1987.

El Frente Popular, creado el 1 de octubre de 1988, canalizó las aspiraciones nacionalistas y triunfó en las elecciones para el Congreso de los Diputados del Pueblo de la URSS (26 marzo 1989).

El idioma estonio reemplazó al ruso como idioma oficial, y Moscú aceptó la autonomía económica de la República (27 noviembre de 1989).

Independencia de Estonia

En las elecciones parlamentarias, el Frente Popular y los comunistas favorables a la independencia obtuvieron la mayo­ría (18 marzo 1990), y el nacionalista Arnold Rüütel fue elegi­do presidente.

historia contemporánea Estonia

El parlamento estonio proclamó entonces la indepen­dencia (30 marzo de 1990), aplazada y declarada ilegal por Moscú, pero ratificada en referéndum (1991).

Después de los sucesos de agosto de 1991 en la URSS, el parlamento volvió a procla­mar la independencia, reconocida por EE.UU. y la UE y acep­tada por la URSS (6 septiembre 1991).

Estonia ingresó en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) y estable­ció la corona como unidad monetaria.

En las elecciones legis­lativas de 1992 continuó la hegemonía nacionalista con Lennart Meri como presidente, sustituido en 2001 por A. Rüütel.

En 1993 se produjo un serio conflicto al entrar en vigor leyes que restringían los derechos civiles de la minoría rusa. Rusia reaccionó cortando el suministro de petróleo, y la crisis se resolvió cuando el parlamento enmendó los artículos más polémicos.

Las tropas rusas terminaron de evacuar el país el 31 de agosto de 1994. El Gobierno solicitó el ingreso en la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en 1997.

El presidente de la República firmó con sus homólogos de Letonia y Lituania, junto al presidente Bill Clinton, una Carta de Asociación que garantiza la independencia y la integridad territorial de los países bálticos (19 enero 1998).

En abril de 2001, una vez superados los problemas de la mino­ría rusa, Estonia y Rusia firmaron un acuerdo bilateral de comercio y cooperación económica. El país ingresó en la OTAN en marzo de 2004. En mayo del mismo año se hizo efectiva su adhesión a la UE.

Historia de la bandera de Estonia

El ocupante soviético era tenaz: el 29 de septiembre de 1881, los manifestantes de la Vironia, asociación de estudiantes estonios, se enfrentaron a él, enarbolando por primera vez la bandera tricolor estonia. Ésta sería alzada de nuevo durante las revoluciones de 1905 y 1917.

quién creó la bandera de Estonia

La combinación de los colores es sobria y rara. Como sucede a menudo, halla su inspiración en la naturaleza:

  • El color azul es del cielo y del mar Báltico.
  • El negro de estas tierras de baja altitud es el color de la turba, más propicia para la ganadería que para los cultivos.
  • El color blanco alude al manto de nieve que recubre este país la mitad del año con temperaturas que oscilan entre 4 y 6 °C.

Otra interpretación histórica de los colores de la bandera estonia vincula el azul a la fidelidad, la confianza y la unidad; el negro, a la opresión en el pasado; y el blanco, a la libertad.

El 1 de agosto de 1940, en virtud de las cláusulas secretas establecidas en el pacto de no agresión germano-soviético, la URSS se anexionó el país, con lo que desaparecieron esos tres colores.

Hubo que esperar a las primeras grietas del «Imperio soviético» en 1990 para volverlos a ver. Hoy en día, Estonia pertenece a la Unión Europea.

Para finalizar, no te pierdas la historia de España

¿Quieres saber más sobre historia de los países?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de Estonia, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría países o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí