Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Jutlandia

La batalla de Jutlandia o batalla de Skagerrak tuvo lugar entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1916 frente a las costas de Dinamarca. Fue el mayor enfrentamiento naval de la Primera Guerra Mundial. Se enfrentaron la Marina Real británica y la Flota de Alta Mar de la Marina Imperia Alemana. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la batalla de Jutlandia.

No te pierdas la batalla naval de las Malvinas de 1914

Los datos de la batalla de Jutlandia

  • Fecha: Del 31 de mayo al 1 de junio de 1916.
  • Lugar: Estrecho de Skaggerak, junto a la costa danesa del mar del Norte.
  • Combatientes: Alemanes contra británicos.
  • Objetivo: El control naval del Mar del Norte.
  • Resultado: Ambos bandos reclamaron la victoria. Los alemanes hundieron más barcos del enemigo, pero tuvieron que acabar huyendo ante el mayor número de barcos británicos.
  • Unidades: Por el lado alemán la flota de Alta mar: 16 acorazados, 5 cruceros de guerra, 6 preacorazados, 11 cruceros ligeros y 61 destructores. Por el lado británico la Gran Flota de la Royal Navy: 28 acorazados, 9 cruceros de guerra, 8 cruceros blindados, 26 cruceros ligeros o cabezas de flotilla, 78 destructores y 1 minador.
  • Personajes protagonistas: El vicealmirante alemán Reinhard Scheer y el almirante británico sir John Jellicoe.
  • Bajas: En las fuerzas alemanas 551 muertos, 1 crucero de guerra, 1 preacorazado, 4 cruceros ligeros y 5 destructores hundidos. En las fuerzas británicas 6.097 muertos, 3 cruceros de guerra, 3 cruceros blindados, 1 cabeza de flotilla y 7 destructores hundidos.
  • Consecuencias: Pese a las numerosas bajas, los británicos no cayeron en la emboscada de los alemanes. Por lo tanto, continuaron teniendo la mayor flota y el control del Mar del Norte.

Antecedentes y contexto

Al principio de la primera guerra mundial la estrategia alemana planeó un ataque del escuadrón de cruceros del contraalmirante Franz Hipper que obligaba a una parte de la Gran Flota de Gran Bretaña a un enfrentamiento en el Mar del Norte con la flota germana de Alta Mar.

El razonamiento consistía en que si la flota imperial de Alemania al completo conseguía destruir una parte de la flota británica, la inferioridad numérica germana en cuanto a acorazados desaparecería de un solo golpe.

motivos Batalla de Jutlandia

En la primera salida que tuvo como resultado el contacto con los británicos, en la batalla de Dogger Bank (24 de enero de 1915), el escuadrón de Hipper compuesto por tres cruceros de guerra y el crucero blindado Blücher atrajeron a cinco cruceros de batalla del vicealmirante sir David Beatty fuera de Rosyth. Después pusieron rumbo a Wilhelmshaven. Sin embargo, en la acción de persecución los británicos hundieron al Blücher y no perdieron ni un solo barco.

El káiser Guillermo II respondió a la derrota destituyendo al almirante Friedrich von Ingenohl, comandante de la Flota de Altamar y superior de Hipper. El motivo: haber mantenido a los acorazados alemanes demasiado lejos de los cruceros de batalla para acudir en su ayuda o para atrapar al escuadrón británico.

Posteriormente, el emperador mantuvo tan a raya al sucesor de Ingenohl, el almirante Hugo von Pohl, que la Flota de Altamar prácticamente se «oxidó» al permanecer mucho tiempo anclada.

A principios de 1916, el vicealmirante Reinhard Scheer sucedió a Pohl y convenció al emperador de que permitiese a la Flota de Altamar retomar las salidas y utilizar los cruceros de Hipper para engañar de nuevo a los británicos. A diferencia de Ingenohl el día de Dogger Bank, Scheer pretendía mantener sus acorazados lo suficientemente cerca para rescatar a Hipper y destruir a las fuerzas británicas que saliesen en su persecución.

Las salidas realizadas en febrero, marzo y abril de 1916 no trajeron consigo ningún contacto con acorazados británicos. La cuarta salida de Scheer, en cambio, tuvo como resultado la batalla de Jutlandia, el mayor enfrentamiento naval de la guerra.

La batalla

En las horas previas al amanecer del 31 de mayo, cinco cruceros de guerra al mando de Hipper pusieron rumbo al norte desde Wilhelmshaven, en paralelo con la costa de Jutlandia (Dinamarca) y en dirección al estrecho de Skaggerak. Les seguían a unos 80 kilómetros de distancia 16 acorazados, seis preacorazados y diversos barcos de guerra más pequeños.

estrategia batalla de Jutlandia
Mapa de la batalla de Jutlandia

Como ocurrió en Dogger Bank, los cruceros de batalla de Beatty salieron de Rosyth para interceptar a Hipper, esta vez seguidos por el resto de la Gran Flota al mando del almirante sir John Jellicoe, de Scapa Flow.

En el bando británico, igual que en el alemán, el cuerpo principal de la flota seguía a unos 80 kilómetros a la fuerza de cruceros. Debido a un reciente intercambio de barcos entre Beatty y Jellicoe, el primero contaba con seis cruceros y cuatro acorazados, mientras que Jellicoe disponía de 24 acorazados y tres cruceros.

Primera fase: “huida hacia el sur”

Los cruceros ligeros que protegían a Beatty y Hipper intervinieron por primera vez a las 14:28 horas, a 160 kilómetros al oeste de la costa de Jutlandia. Las dos fuerzas de cruceros comenzaron el enfrentamiento a las 15:48. Después de avistar a los cruceros británicos, Hipper viro al sur-sudeste, en dirección a Scheer, con el fin de obligar a Beatty a entrar en la batalla con toda la Flota de Altamar.

La primera fase de la batalla, llamada más tarde «huida al sur», duró 50 minutos. Navegando en paralelo en dirección sur-sudeste, las dos columnas de cruceros se batieron a una distancia de entre 11.000 y 14.500 metros.

El fuego de artillería del Von der Tann hundió al Indefatigable a las 16:02 horas, y los proyectiles del Derfflinger provocaron el hundimiento del Queen Mary a las 16:26.

Doce minutos más tarde, cuando Beatty avistó el cuerpo principal de la Flota de Altamar que se acercaba desde el sur, cambió el rumbo hacia el norte con la esperanza de atraer a toda la flota alemana hacia la vanguardia de Jellicoe.

Segunda fase

Durante la segunda fase de la batalla, ninguno de los bandos perdió acorazados. Sin embargo, los proyectiles de 38 centímetros de los cuatro acorazados de la clase Queen Elizabeth que se acercaron a la retaguardia de Beatty superaron a los de 27 y 30 centímetros de los cruceros de Hipper, a la cabeza de la columna alemana, y provocaron daños considerables.

Cuántas personas murieron en la batalla de Jutlandia
El vicealmirante alemán Reinhard Scheer y el almirante británico sir John Jellicoe

Los alemanes se enfrentaron a la fuerza principal británica por primera vez a las 17:36, cuando un crucero ligero enviado en avanzada por Jellicoe se encontró con el grupo de Hipper.

En torno a las 18:15 horas, los barcos de Beatty se unieron a la línea de Jellicoe y toda la fuerza británica cruzó la «T» alemana, poniendo rumbo al este en una línea este-oeste. Los viejos cruceros blindados Defence y Warrior, desplegados con los cruceros de Beatty en la cabeza de la columna, recibieron un intenso bombardeo de los acorazados alemanes a una distancia de apenas 7.300 metros.

El Warrior sobrevivió y fue remolcado de la escena al final de la jornada (aunque se hundió a la mañana siguiente). El Defence se hundió a las 18:20 horas, seguido de un tercer crucero británico, el Invincible, a las 18-32 horas.

Los cruceros de Hipper, todavía encabezando la columna alemana, también sufrieron en la batalla pero permanecieron a flote, aunque su buque insignia (el Lützow) recibió daños suficientes para obligar al almirante a pasar a otro barco

A las 18:45 horas, toda la columna alemana viró al sudoeste y volvió a girar al nordeste antes de las 19.00 horas. Cuando la batalla llegó a su fin, minutos más tarde, Jellicoe logró un segundo cruce de la «T» ralentizando su línea, de manera que los barcos delanteros de la columna de Scheer fueron a parar directamente a su flanco de estribor.

A las 19:15 horas, toda la línea británica concentró el fuego en la columna alemana desde una distancia de entre 10.000 y 12.800 metros (los disparos llegaron hasta el barco situado en undécima posición). Scheer volvió a virar al sudoeste, pero esta vez sin orden.

Alrededor de las 19:35 horas, cuando quedaba una media hora de luz, Jellicoe decidió no perseguir a los alemanes. El miedo a que los torpedos enemigos alcanzasen a sus acorazados lo obligó a renunciar a una victoria decisiva (que entonces estaba a su alcance).

Tercera fase

Cuando cayó la noche, Jellicoe reconsideró su posición y ordenó a la Gran Flota salir en persecución de los alemanes. Esta fase de la batalla comenzó con la Flota de Altamar disfrutando de una ventaja de 16 kilómetros sobre sus perseguidores, aunque los británicos se acercaban a gran velocidad.

quién ganó la batalla de Jutlandia

A las 20:30 horas, las dos flotas se dirigían casi derechas hacia el sur, los británicos entre los alemanes y la costa de Jutlandia. En torno a la medianoche, los británicos perdieron el crucero blindado Black Prince después de toparse con los acorazados de Scheer.

Sin embargo, las pérdidas de buques de guerra a 1 de junio eran alemanas en su totalidad, incluyendo el crucero Lützow (torpedeado por un destructor alemán antes de ser abandonado definitivamente hacia las 03.00 de la madrugada) y el preacorazado Pommern (torpedeado por un destructor británico a las 03:13 horas).

Resulta extraordinario que la Flota de Altamar pusiese rumbo a casa a pesar de que, durante varias horas de la noche del 31 de mayo al 1 de junio, la flota británica estuvo más cerca de Wilhelmshaven.

Los alemanes sobrevivieron porque Scheer siguió un rumbo mucho más próximo a las costas de Jutlandia y Schleswig de lo que Jellicoe había previsto. El cuerpo principal de su flota, en dirección sur- sudeste, cruzó por fin la estela de la fuerza británica y se dirigió al sur-sudoeste.

Consecuencias

En Jutlandia, los alemanes infligieron muchos más daños de los que sufrieron: hundieron tres cruceros de batalla, tres cruceros blindados, un buque de mando y siete destructores. Solo perdieron un crucero de batalla, un acorazado, cuatro cruceros ligeros y cinco destructores.

repercusiones batalla de Jurtlandia

Aparte de la buena suerte de Scheer y de los momentos de prudencia de Jellicoe, Jutlandia se desarrolló de este modo debido en gran parte a la construcción más sólida de los acorazados alemanes. Pero también a la manipulación poco segura de suministros de pólvora inestable en los acorazados británicos, más grandes, y al ineficaz control del fuego (especialmente en el bando británico).

Los alemanes convirtieron a «Skaggerak» (como llamaron a la batalla) en una gran victoria, aunque los británicos continuaron con el control del mar del Norte. Al darse cuenta de que la batalla no había alterado lo más mínimo la situación estratégica.

El 4 de julio de 1916 Scheer sugirió a Guillermo II que la única esperanza de victoria en el mar radicaba en una guerra de submarinos contra el comercio británico. La Flota de Altamar volvió a salir al mar del Norte en agosto, octubre y noviembre de 1916, y una última vez (abril de 1918) antes de poner rumbo a Scapa Flow para quedar internada debido al armisticio.

Repercusiones

Si bien la guerra en el mar del Norte prosiguió después de Jutlandia, los británicos se sintieron profundamente decepcionados con la batalla, ya que esperaban que el encuentro con la Flota de Altamar se convirtiese en una segunda batalla de Trafalgar.

Jellicoe y Beatty (o, para ser más exactos, sus seguidores del cuerpo de oficiales) se culparon mutuamente por las oportunidades perdidas. A finales de 1916, Beatty se convirtió en comandante de la Gran Flota de Gran Bretaña y Jellicoe fue nombrado primer lord del Almirantazgo.

En Alemania, mientras tanto, Guillermo II ascendió a Scheer a almirante de la flota y le premió con la medalla Pour le Mérite, la condecoración militar más alta del país. Un cuerpo de oficiales históricamente fragmentado tomó partido por Scheer y excusó sus errores tácticos en Jutlandia.

Finalmente, Scheer entregó el mando de la Flota de Altamar a Hipper (en agosto de 1918) y durante los últimos meses de la guerra fue jefe del Estado Mayor General del Almirantazgo.

Para finalizar, no te pierdas la batalla de Coronel o la batalla naval de Tsushima

¿Quieres conocer más historia de elementos militares o bélicos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Jutlandia, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría elementos militares o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.