Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Zama

La batalla de Zama tuvo lugar el 19 de octubre de 202 a. C. dentro del marco de la segunda guerra púnica. Se enfrentaron el ejército de Cartago liderado por Aníbal y el ejército romano liderado por Publio Cornelio Escipión “El africano”. Con una nueva táctica militar, los romanos vencieron a los cartagineses. En CurioSfera-Historia.com te contamos la historia de la batalla de Zama.

No te pierdas la batalla de Accio

Los datos de la Batalla de Zama

  • Fecha: 19 de octubre de 202 a. C.
  • Lugar: Llanuras de Zama Regia, cerca de Cartago, actual Túnez.
  • Combatientes: Cartagineses contra el ejército romano-númida.
  • Unidades: Los cartagineses contaban con 39.000 soldados (16.000 veteranos de Italia, 20.000 de infantería y mercenarios, 3.000 de caballería y 80 elefantes). Los romanos disponían de 35.600 hombres (29.000 de infantería romana y númida, 1.500 caballería romana, 4.000 caballería númida y 600 bereberes).
  • Objetivo: Vencer al rival para poner fin a la segunda guerra púnica entre las dos grandes potencias de la época: Roma y Cartago.
  • Resultado: Las tropas romano-númidas vencieron la batalla de Zama.
  • Personajes protagonistas: El general cartaginés Aníbal Barca y el general romano Publio Cornelio Escipión (“Escipión el africano”).
  • Bajas: 4.000 bajas en el ejército romano. 20.000 muertos y 10.000 prisioneros en el ejército de Cartago.
  • Consecuencias: La derrota de los cartagineses supuso el final de la segunda guerra púnica. Aníbal se retiró de la vida militar. Los romanos les impusieron tan humillantes condiciones que, con el tiempo, provocaría la tercera guerra púnica.

Antecedentes y contexto

Publio Cornelio Escipión, hijo del cón­sul romano derrotado por Aníbal en el Ticino, estudió las victorias militares de Aníbal. Ideó una innovadora táctica con las legiones que le dio buen resultado. Con ella, los romanos derrotaron a las tropas de Car­tago en la Penín­sula Ibérica (208-207 a, C.) y en África en Campi Magni (203 a. C).

qué paso en la segunda guerra púnica
El general cartaginés Aníbal Barca y el general romano Publio Cornelio Escipión «El africano»

La nueva estrategia consistía en lo siguiente: des­plazar a los príncipes y a los triarios de forma que no permanecieran tras los hastati. Sino que alargaran el frente para envolver a la infantería enemiga que per­manecía descubierta en los flancos. Esta fue la táctica que Escipión usó contra Aníbal en la batalla de Zama. El combate tuvo lugar a sólo cinco días de marcha a pie de Cartago.

La estrategia cartaginesa

Aníbal había movilizado a cerca de 39.000 soldados. Por si fuera poco, en primera línea situó 80 elefan­tes. Justo detrás los mercena­rios, luego los galos, los ligures y otras tribus europeas. Al final, el grueso del ejército for­mado por veteranos de la gue­rra en Italia. Además, en cada flanco puso un cuerpo de 1.500 hombres.

La estrategia romana

Frente a ellos Escipión opuso unos 35.600 hombres situa­dos según el sistema conven­cional de las legiones. Es decir, tres ali­neaciones de infantería (hastati, príncipes y trianos tras una primera línea de vélites) más dos cuerpos de caballería. A la derecha la del númida Masinisa y, a la izquierda, la caballería romana de Cayo Lelio.

La batalla

Cuando Aníbal lanzó sus elefantes a la carga, los romanos abrieron paso entre sus tropas para dejar pasar a los anima­les, mientras les atacaban con todo tipo de armas y les ensordecían con el es­truendoso ruido de trompas y cuernos de caza. Enloquecidos, los paquidermos se dieron la vuelta y aplastaron a numero­sos caballeros de su propio ejército.

cuándo fue la batalla de zama

En ese mismo momento, los ejércitos de Masimsa y Lelio atacaron a las tropas de Aníbal, que huyeron per­seguidos por los roma­nos. Los galos y los ligueres aguantaron el choque de los hastati, que debieron reorganizarse mientras les perseguían los enemigos.

Así, las primeras líneas de africanos y mer­cenarios lograron que los hastati se replegaran hacia las filas de los veteranos cartagineses y se ex­tendiera el frente cartaginés. Escipión se vio obligado a ade­lantar su táctica de alinear a los príncipes y a los triarios junto a los hastati, entre los que se contaban algunos de los mejores y más ve­teranos soldados de Roma.

Pero los prín­cipes y los triarios estaban habituados a atacar al enemigo por los flancos. Por tanto, acometer el frente enemigo con los veteranos podía fracasar y el fantasma de la batalla de Cannas turbaba aún el sueño de Roma.

Por fortuna para Escipión, los caballe­ros de Masinisa y Lelio volvieron y ata­caron por detrás a las tropas de elite de Aníbal, evitando a los veteranos un en­frentamiento que podía haber resultado funesto. Aun así, sin salida y fiel a su caudillo, la vieja guardia cartagi­nesa sólo fue aniquilada en el último momento. Esto facilitó que Aníbal pudiera escapar y huir finamente a Cartago.

dónde fue la batalla de Zama
Plano de la batalla de Zama

Fue la batalla que sentenció el fin de Cartago y de Aníbal. El caudillo cartaginés se enfrentó a Escipión, un hábil e innovador estratega que trasladó la guerra a territorio africano. Aunque Aníbal confirmó de nuevo en ella sus dotes militares, la intervención de la caballería romano-númida decidió el enfrentamiento.

Consecuencias y repercusiones

La derrota de los cartagineses a manos de los romano supuso el final de la segunda guerra púnica. Las condiciones de rendición impuestas a Cartago fueron humillantes. Aníbal venció durante 16 años numerosas batallas en Italia, pero fue derrotado en su tierra natal, África.

Sorprendentemente, Aníbal se retiró de la vida militar y trabajó como funcionario del tesoro en Cartago. Poco más tarde, los sufetes le incriminaron el hecho de robar dinero del Estado. Por ello, escapó de la ciudad ya que trataban de entregarlo a Roma.

Como consecuencia de la derrota en la segunda guerra púnica, Cartago fue obligada a desarmarse militarmente. Además de la misma condición que sufrió al perder la primera guerra púnica, no podía tener flota de guerra.

Las posibles acciones militares de Cartago debían ser autorizadas por Roma. Estas condiciones junto con otras humillantes imposiciones romanas, desembocaría más tarde en la tercera guerra púnica, en la que la Cartago sería destruida completamente.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de las Horcas Caudinas

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la Batalla de Zama, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.