Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de las Horcas Caudinas

La batalla de las Horcas Caudinas tuvo lugar el año 321 a. C. dentro del marco de la segunda guerra samnita. Se enfrentaron el ejército de la República romana contra los samnitas, un antiguo pueblo itálico. Los romanos sufrieron una de las derrotas más humillantes que se recuerdan. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la batalla de las Horcas Caudinas.

No te pierdas la batalla de Accio

Los datos de la batalla de las Horcas Caudinas

  • Fecha: año 321 a. C.
  • Lugar: El Valle Caudina, este de Arapia, centro de Italia.
  • Combatientes: Ejército de la República romana contra samnitas (antiguo pueblo itálico).
  • Unidades: El ejército romano contaba con 20.000 hombres. Se desconoce el número de soldados samnitas.
  • Objetivo: el control de la región de Apulia.
  • Resultado: Victoria de los samnitas.
  • Personajes protagonistas: Los cónsules romanos Espurio Postumo Albino y Tito Vetulio Calvino. El comandante samnita Cayo Poncio.
  • Bajas: Se desconoce el número de bajas en ambos bandos.
  • Consecuencias: Las legiones romanas sufrieron una humillante derrota debido a la falta de eficacia de sus formaciones militares en terrenos estrechos e irregulares. Roma reorganizó sus legiones de forma que pudieran moverse con flexibilidad y agilidad.

Antecedentes y contexto

Entre los años 341 y 290 a. C, Roma se encontró inmersa en tres largas guerras contra los samnitas, una antigua población itálica originaria de los Apeni­nos en la región de la Campama. A lo largo del territorio samnita abundaban las fortificaciones y los sistemas de defensa adecuados al territorio con el fin de ha­cerlo inaccesible para posibles invasores.

Así, disponían de una espesa red de co­municaciones mediante arrieros que permitía que los samnitas conocieran de inmediato la posición del enemigo. De esta forma, podían maniobrar hasta de­jar desconcertados a los asaltantes.

La batalla

Durante la Segunda Guerra Samnita, los romanos decidieron atacar al ene­migo sorprendiéndole por la retaguardia. Un ejército de casi 20.000 hombres di­rigido por los cónsules Espurio Postumo Albino y Tito Vetulio Calvino fue hacia Benevento, en territorio samnita.

fecha batalla de las Horcas Caudinas

Antes de alcanzar el objetivo deseado, las legiones romanas debían atravesar el estrecho paso de las Horcas Caudinas. Preparadas para el combate en campo abierto, las legiones no contaban con la po­sibilidad de enfrentarse a un ataque en un terreno irregular como aquel. Sólo podían pasar los soldados en formaciones de estrechas columnas.

No se conserva una narración detallada de la batalla. Pero fue presentada por parte de los romanos como una dolorosa retirada ante la imposibilidad de superar el des­filadero, pero sin derramamiento de sangre. Aunque es probable que se tratara de un duro combate que registrara muchas bajas entre los invasores.

Consecuencias y repercusiones

Lo que ha pasado a la historia es el trato dado por los samnitas a los roma­nos prisioneros. No los mataron para evi­tar represalias y no les devolvieron las ar­mas para no mostrarse débiles, pero les humillaron haciéndoles pasar semidesnudos bajo un yugo formado por tres maderos entrela­zados.

perdedor batalla de las Horcas Caudinas

Las armas habían sido incautadas por los samnitas que, además, negocia­ron con 600 rehenes. En el tratado de paz, Roma fue obligada a abandonar Fregellae y Lucena, dos ciudades ocupadas.

La lección recibida en las Horcas caudinas, así como en el transcurso de las guerras samnitas, obligó a los romanos a cambiar la estructura de las legiones. Su rígida formación «en cuadro» fue sub­dividida en unidades menores (manípu­los). Así las hicieron más flexibles y las dotaron de mayor movilidad aun en te­rrenos irregulares.

Era una reforma muy innovadora que descubrió las virtudes guerreras del combate individual tal como había sido reconocido en el primi­tivo ejército romano.

En definitiva, fue la batalla que demostró la inoperancia de la rígida estructura de las legiones romanas en terreno montañoso. La humillante derrota dejó una huella profunda en el ejército romano. Pero aprendieron la lección. Roma reorganizó sus legiones de forma que pudieran moverse con agilidad y flexibilidad aun en terrenos de tortuosa orografía.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Cannas

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la Batalla de las Horcas Caudinas, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.