Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Operación Bagration

La Operación Ofensiva Bagration es el nombre en clave que recibió el mayor ataque del Ejército Rojo Soviético contra los Ejércitos Centrales Alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Coincidiendo con la ofensiva aliada en el este mediante el desembarco de Normandía, la Unión Soviética tenía el objetivo reconquistar todo el terreno conquistado por los alemanes los tres años anteriores. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la Operación Bagration.

No te pierdas la batalla de Moscú

Los datos de la operación Bagration

  • Fecha: 22 de junio de 1944.
  • Lugar: Bielorrusia.
  • Combatientes: Rusos (Unión Soviética) contra alemanes.
  • Unidades: Unión Soviética 2.330.000 hombres (Frente Báltico ruso y I, II y III Frentes Bielorrusos). Alemania 500.000 hombres (Grupo Centro del Ejército alemán).
  • Objetivo: Expulsar las tropas alemana de los territorios conquistados. Retirar de la guerra a Rumanía, Finlandia y Bulgaria.
  • Resultado: El ejército soviético salió vencedor.
  • Personajes protagonistas: el mariscal soviético Georgi Zhukov y el mariscal de campo alemán Ernst Busch (hasta el 3 de julio), y después por el mariscal de campo Walter Model.
  • Bajas: en el bando alemán 000 muertos y prisioneros; 587.000 heridos y enfermos. En el bando soviético 250.000 muertos, heridos o desaparecidos.
  • Consecuencias: Fue la mayor victoria soviética de la Segunda Guerra Mundial. Recuperaron casi todo el territorio ocupado en tan solo 2 meses. La derrota alemana causada por estas operaciones también facilitó la entrada de la URSS en los Balcanes.
Operación Bagration resumen
El mariscal soviético Georgi Zhukov y el mariscal de campo alemán Walter Model

Antecedentes y contexto

El 1 de mayo de 1944, Stalin informó a los miem­bros superiores de su gabinete, el Stavka, de sus intenciones para el verano. Por aquel entonces, tras la batalla de Stalingrado, los rusos habían liberado gran parte de su tierra, bajo ocupación alemana.

En el norte se habían acercado a las fronteras con Estonia y Letonia, En el sur recuperaron Ucrania y empezaron a amenazar a Hungría y Rumania. Sólo en el centro permaneció en manos alemanas una parte significativa de territorio ruso.

La estrategia soviética

El principal objetivo de Stalin era liberar Bielorrusia, en manos del grupo Centro del Ejército alemán. La ofensiva se lanzaría en junio, coincidiendo con los desembarcos en Normandía de los aliados occidentales.

Las operaciones de diversión tenían un papel muy importante. En el extremo norte, los rusos iban a organizar un ataque para obligar a Finlandia, aliada de Alemania, a abandonar la guerra. Así evitarían que el grupo Norte del Ejército alemán acudiese en ayuda de su vecino del sur cuando se lanzase la operación Bagration (como se bautizó a la ofensiva bielorrusa).

Asimismo, gran parte del esfuerzo iba destinado a que los alemanes creyesen que el asalto principal tendría lugar en el sur y se dirigiría contra Rumania y Hungría.

La estrategia alemana

En el bando alemán, el mariscal de campo Ernst Busch, al mando del grupo Centro del Ejército, se convenció todavía más de que los rusos estaban preparando una ofensiva contra él.

Además, era muy consciente de que sus fuerzas se encontraban en un saliente enorme con base en Minsk y que habían sido obligadas a transferir tropas del grupo Norte, al sur, donde Hitler (entre otros militares) creía que recaería el ataque principal.

Todo ello provocó que sus defensas quedasen muy extendidas, pero su petición de acortar la línea mediante una retirada hacia el río Berezina fue rechazada por Hitler. Busch se sintió todavía más frustrado por el hecho de que los rusos eran superiores en el aire. En los días anteriores al asalto, los rusos impusieron un estricto silencio de radio que negó a Busch otra importante y vital fuente de información.

Comienza la operación Bagration

Ofensiva Operación Bagration
Mapa de la Operación Bagration

Ofensiva en Bielorrusia y Ucrania

Al amanecer del 22 de junio de 1944, el tercer ani­versario de la invasión alemana de Rusia y después de un breve pero intenso bombardeo, el I Frente Báltico atacó al norte de Vitebsk (noreste de Bielorrusia). Los alemanes reci­bieron dicho ataque por sorpresa, y al anochecer los rusos habían logrado penetrar más de 11 kilómetros.

Al día siguiente, el III Frente Bielorruso atacó al sur de Vitebsk, poniendo a la ciudad en peligro de quedar aislada. El II Frente Bielorruso atacó en la zona de Orsha, pero apenas logró avanzar. El 24 de junio se sumó el I Frente Bielorruso, que golpeó en la parte sur del saliente.

Ante estas múltiples amenazas, Busch suplicó que se le permitiese retirarse, pero Hitler sólo autorizó a regañadientes al III Ejército panzer, en el norte, aun­que ordenó que parte del mismo continuase en Vi­tebsk (que cayó en un par de días). La retirada llegó demasiado tarde.

El 28 de junio, el III Ejército panzer fue destruido, mientras que el IV Ejército, más al sur, intentó regresar a Minsk a la desesperada antes de ser atrapado, un destino que ya había recaído en el IX Ejército. En poco tiempo, el Grupo Centro del Ejército también se desintegró (en parte gracias a los ataques de los partisanos contra sus comunicacio­nes).

consecuencias Operación Bagration

Horrorizado ante lo que estaba ocurriendo, Hitler sustituyó a Busch por Walter Model, que mandaba el Grupo Norte del Ejército de Ucrania. También des­tituyó a Georg Lindemann, que estaba al mando del Grupo Norte y deseaba retirarse debido al crecimiento de la amenaza contra la parte sur de su sector.

Lo peor estaba por llegar. Los rusos lograron rodear a casi todo el IV Ejército alemán y entraron en Minsk el 7 de ju­lio. Sólo las alas del Grupo Centro conservaron su co­hesión.

Seis días más tarde, los frentes I Ucraniano y I Bielorruso comenzaron a atacar conjuntamente el sector norte del grupo Norte del Ejército de Ucrania con la intención de separarlo de su vecino, que se afanaba por luchar desesperadamente. Crearon una bolsa en la zona de Brody que tuvo como resultado la pérdida de otros 42.000 soldados alemanes.

Ofensiva en Polonia y Lituania

Mientras el Grupo Centro del Ejército alemán continuaba de­sintegrándose, elementos del III Frente Bielorruso de Ivan Chernyakovsky llegaron a la frontera este de 1939 de Polonia, en el río Bug. Ocurrió el 20 de julio, el mismo día en que explotó una bomba durante una conferencia de Hitler en su cuartel general situado en Rastenburg, en Prusia oriental.

Tres días más tar­de, el I Frente Bielorruso liberó Lublin y el campo de exterminio de Maidenek, y los frentes del norte de Rusia incrementaron la presión mediante ataques contra el Grupo Norte del Ejército alemán. Hitler exigió a sus altos mandos que ambos grupos se mantuviesen en sus puestos a pesar de la liberación de más ciudades a su alrededor.

Con todo, después de un avance de 300 kilóme­tros, los rusos empezaron a dejar atrás sus suministros y el progreso se hizo más y más lento. Ello permitió a Model restaurar cierto orden e incluso organizar contraataques locales.

Sin embargo, no pudo impe­dir que el III Frente Bielorruso girase hacia el nordes­te, en dirección al puerto báltico de Riga, y amenazase con impedir el paso de todo el Grupo Norte.

Cuando el mes de julio llegó a su fin, los habitantes de la zona este de las afueras de Varsovia, la capital polaca, es­cucharon los sonidos de la batalla a lo lejos y empe­zaron a creer que la liberación del yugo nazi por fin estaba cerca.

El 29 de julio, una emisora de radio po­laca tutelada por los rusos emitió una repetitiva y constante llamada a las armas. Sin embargo, la lucha que los polacos oyeron al este del Vístula era en rea­lidad el enfrentamiento del I Frente Bielorruso con los fieros contraataques de tres divisiones panzer que allí se encontraban.

Fue una clara señal de que la ofensiva rusa había perdido su ocasión y que los sol­dados alemanes se estaban recuperando a pasos agi­gantados. En consecuencia, la noche del 31 de julio al 1 de agosto, los rusos pasaron a la defensiva, pero no informaron de ello a los polacos, que, por su par­te, empezaron una rebelión en la capital al día si­guiente.

El levantamiento de Varsovía se prolongaría has­ta principios de octubre de 1944, cuando los alema­nes acabaron con los últimos coletazos de la resis­tencia. Durante todo el alzamiento, las fuerzas rusas al este del Vístula permanecieron como meras es­pectadoras. No liberarían Varsovia hasta el siguiente enero.

A pesar de todo, la operación Bagration re­presentó una gran victoria rusa y, con los aliados oc­cidentales avanzando hacia las fronteras occidenta­les de Alemania, se podía llegar a decir que los días del Tercer Reich estaban contados.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Poltava

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la Operación Bagration, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.