Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Stalingrado

La batalla de Stalingrado se disputó entre el 23 de agosto de 1942 y 2 de febrero de 1943. Se enfrentaron el Ejército Rojo ruso y el ejército nazi alemán dentro del marco de la Segunda Guerra Mundial. El enfrentamiento tuvo lugar en la ciudad soviética de Stalingrado, actual Volvogrado, al sudoeste de Rusia. Es el enfrentamiento bélico más sangriento de la historia, con más de dos millones de muertos entre soldados y civiles. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la batalla de Stalingrado.

No te pierdas la operación Bagration

Los datos de la batalla de Stalingrado

  • Fecha: Entre 23 de agosto de 1942 y 2 de febrero de 1943.
  • Lugar: actual Volgogrado, sudoeste de Rusia.
  • Combatientes: Rusos contra alemanes.
  • Unidades: Frente rusos del Sudoeste, Don y Stalingrado: 1.143.500 hombres. VI Ejército alemán: 290.000 hombres.
  • Objetivo: Hitler quería hacerse con el control de los yacimientos del Cáucaso y con la ciudad de Stalingrado.
  • Resultado: Los rusos vencieron la batalla de Stalingrado.
  • Personajes protagonistas: Comandante general ruso Gueorgui Zhúkov y el comandante general alemán Friedrich Paulus.
  • Bajas: En el bando ruso 486.000 muertos y prisioneros; 614.000 heridos y enfermos. En las tropas alemanas 265.000 muertos y prisioneros; 23.000 heridos y evacuados.
  • Consecuencias: Stalingrado supuso un gran punto de inflexión en la guerra en el Este. El ejército alemán sufrió un duro golpe que marcaría para siempre la historia de Alemania. Desde entonces, fueron los rusos quienes tomaron la iniciativa al comenzar un avance que finalmente les llevaría hasta Berlín.

Antecedentes y contexto

Los orígenes de la interminable agonía de Stalingrado durante el invierno de 1942-1943 se remontan a la decisión de Hitler de renovar su ofensiva rusa después del fracaso en la batalla de Moscú en 1941. En lugar de realizar otro intento sobre la capital, decidió tomar los yacimientos petrolíferos del Cáucaso. Plan que deseaba hacer coincidir con la victoria en el norte de África y así dominar todo Oriente Medio.

Qué pasó en la batalla de Stalingrado
El general ruso Gueorgui Zhúkov y el comandante general alemán Friedrich Paulus

Este ataque, conocido con el nombre de «Blau» (operación azul), lo iba a conducir el Grupo de ejércitos del sur al mando de Fedor von Bock, dividido en dos grupos: A y B. El asalto principal estaría protagonizado por el grupo A, mientras que el B avanzaría hacia la línea del río Don. Después, giraría al sudeste con dirección a Stalingrado para asegurar el flanco oriental del grupo A en el Volga en su avance hacia el Cáucaso.

Se organizó una complicada operación de engaño de manera que Moscú pareciese el objetivo principal. A pesar de que los planes sobre la ofensiva del Cáucaso cayeron en sus manos, los rusos continuaron convencidos de que se trataba simplemente de un ataque sin importancia.

Inicio de la operación Blau

qué fue a operación Azul alemana

Avance hacia el Don

El 30 de junio de 1942, el grupo B del ejército comenzó su avance hacia el Don con la esperanza de atrapar en una bolsa a las fuerzas que inicialmente se oponían. Los rusos, que ya se habían dado cuenta de esta táctica, se retiraron antes de ser cercados, pero ello permitió a los alemanes llegar al Don en una semana. El 7 de julio, el grupo A lanzó su asalto contra la cuenca del Donets.

De nuevo, el Ejército Rojo se retiró, pero la lluvia intensa y la escasez de combustible retrasaron el avance alemán. Hitler se impacientó y ordenó la transferencia de las formaciones panzer y los efectivos aéreos del grupo B del ejército al general Siegmund List (comandante del grupo A). Así, dejaba al VI Ejército de Friedrich Paulus, con el apoyo de algunos elementos panzer, para que siguiese el avance hacía Stalingrado.

Frustrado ante lo que consideraba un progreso demasiado lento, Hitler destituyó a von Bock y disolvió sus cuarteles generales. Al mismo tiempo, los dos grupos del ejército se encontraban en caminos divergentes: el grupo B se dirigía al este, hacia Stalingrado; el grupo A, hacia el Cáucaso, en dirección sur.

Camino de Stalingrado

A mediados de agosto, el grupo A había invadido los campos petrolíferos de Maykop (a pesar de que Rusia había destruido gran parte de la maquinaria) y llegó a las estribaciones del Cáucaso. Mientras que Paulus luchaba en las afueras de Stalingrado y sometía a la ciudad a un intenso bombardeo.

Resulta significativo que el IV Ejército panzer de Hermann Hoth se encontraba de camino para unirse a él después de ser trasladado del grupo A, que además se había desprendido de una de sus flotas aéreas. Todo esto hizo que la ofensiva contra el Cáucaso empezase a perder fuerza cuando ambos bandos centraron su atención en Stalingrado.

El asedio a la ciudad

En la parte rusa, el frente de Stalingrado al mando de Vasily Gordov era el responsable de la zona. El 24 de agosto, Stalin hizo saber a Gordov que había que mantener la ciudad a toda costa y envió a su principal recurso, Gueorgui Zhúkov, para supervisar las operaciones.

El LXII Ejército de Vasily Chuikov fue nombrado responsable de la ciudad propiamente dicha, y Zhúkov era consciente de que los flancos de Paulus eran vulnerables, por lo que comenzó a organizar fuerzas de contraataque.

Mientras tanto, los alemanes lograron presionar a Chuikov hasta situarlo en un estrecho saliente en la orilla oeste del Volga, pero las bajas aumentaron. Los hombres de Chuikov también empezaron a manifestar agotamiento y falta de refuerzos.

El único camino para poder llegar hasta él era cruzando el Volga, pero el río se hallaba sujeto a un constante fuego de artillería y se perdieron muchos hombres. A finales de septiembre se llegó a un punto muerto.

La contraofensiva soviética

Por parte de la Unión Soviética, Zhúkov ya había organizado innumerables contraataques contra los flancos del VI Ejército alemán, lo que había obligado a Paulus a desviar efectivos para afrontarlos. EI 12 de septiembre de 1942 ideó un ambicioso plan para un envolvimiento doble de las fuerzas alemanas en la zona de Stalingrado lanzando ataques contra las alas del saliente en el que se encontraban.

qué fue la operación Urano

Le llevó un tiempo prepararlo, en gran parte porque Stalin tardó en reconocer que los refuerzos necesarios tendrían que pasar de Moscú a la zona de Stalingrado. Además, se decidió esperar a la llegada de las nieves invernales, momento en que el terreno volvería a estar helado. Una ventaja de los rusos, sin embargo, era que los alemanes se habían visto obligados a desplegar dos ejércitos rumanos de baja calidad para proteger sus flancos.

La operación Urano

La discreción en torno al plan ruso (llamado “operación Urano”) fue muy estricta. Sólo se informó del plan a los comandantes implicados (Nikolai Vatutin para el frente sudoeste, Konstantin Rokossovsky para el frente del Don -surgido del frente de Stalingrado de Gordov- y Andrei Yeremenko en un recién creado frente de Stalingrado).

Mientras que Vatutin atacó el III Ejército rumano, al oeste de Stalingrado, y Rokossovsky mantuvo a Paulus a raya mediante ataques contra el flanco de las fuerzas alemanas, elementos del frente de Stalingrado asaltaron el IV Ejército rumano, al sur de la ciudad.

La operación Urano se pondría en marcha el 9 de noviembre; las órdenes detalladas se harían saber únicamente el día anterior. El ataque, sin embargo, se pospuso diez días debido a los retrasos en el despliegue de tropas. Durante este tiempo, la situación de Chuikov en la ciudad se tornó cada vez más desesperada.

El 9 de noviembre de 1942, Vatutin y Rokossovsky lanzaron sus ataques. Yeremenko se unió a la ofensiva al día siguiente. Los rumanos, sorprendidos, cayeron enseguida, y los flancos de la ofensiva se extendieron al sudeste y al noroeste.

El 23 de noviembre se unieron en Kalach, a unos 80 kilómetros al oeste de Stalingrado. Aquello significaba que el VI Ejército alemán, junto con elementos del IV Ejército panzer, había sido cercado.

El ejército alemán acorralado

La acción lógica de Paulus habría sido la de salir del envolvimiento antes de que el terreno se helase, pero Hermann Göring declaró que su Luftwaffe podría reabastecer a los alemanes rodeados. En consecuencia, Hitler ordenó a Paulus que permaneciese en su puesto.

Cuál fue la batalla más sangrienta de la historia de la humanidad

Por su parte, Erich von Manstein, uno de los comandantes alemanes más hábiles, en aquel momento a la cabeza del recién formado grupo Don, recibió la orden de organizar una operación de socorro.

A principios de diciembre, los rusos lanzaron más ataques diseñados para dividir en dos la bolsa de Stalingrado. Apenas avanzaron, y unos días más tarde se dieron por terminados. El 12 de diciembre, von Manstein organizó su operación de socorro.

Al principio progresó bastante, pero la resistencia rusa creció y también se produjo un ataque más al norte con el fin de amenazar las líneas de comunicación de von Manstein. Con todo, sus hombres siguieron avanzando hasta llegar al río Myshkova, situado a tan sólo 50 kilómetros del cerco, el 19 de diciembre.

Sin embargo, los rusos, anticipándose a la acción, ya habían preparado defensas a lo largo del río Myshkova para impedir el paso de los soldados alemanes. El comandante alemán von Manstein sugirió a Paulus que atravesase esas defensas. Pero éste había recibido órdenes estrictas directamente del propio Hitler de mantenerse en Stalingrado. No quería desobedecer órdenes tan importantes y no creía tener fuerzas suficientes para romper el cerco.

La ofensiva rusa en el norte continuó y fue acompañada por la que lanzó el frente de Stalingrado el 24 de diciembre. Estos dos ataques simultáneos amenazaron con impedir el paso de una parte significativa de las fuerzas de von Manstein.

Retirada y rendición final

El 28 de diciembre, Hitler le dio permiso (igual que al Grupo A del Ejército, al mando de Maximilian von Weichs) para que se retirase. De este modo, las tropas se alejaron a más de 200 kilómetros del cerco.

quién ganó la batalla de Stalingrado

Los sucesivos intentos de socorrer al ejército de Paulus pasaron a ser casi imposibles y también creaciones sus problemas de abastecimiento. Los alemanes en Stalingrado necesitaban 750 toneladas diarias de suministros, y lo máximo que la Luftwaffe había conseguido hasta el momento eran 250 toneladas. La distancia mayor que los aviones tenían que recorrer significaría un descenso de los suministros (que quedarían reducidos a 90 toneladas diarias, en el mejor de los casos).

Una vez eliminada la amenaza que suponía von Manstein, los rusos pudieron mover ficha. El 10 de enero de 1943, Rokossovsky asaltó la bolsa desde el oeste. En cuestión de una semana, los rusos destruyeron todos los aeródromos excepto uno.

La Luftwaffe se vio obligada a lanzar los suministros en lugar de aterrizar con ellos, de manera que en su mayoría cayeron en manos rusas. Rokossovsky hizo un alto para reagruparse y retomó los ataques el 22 de enero. Al día siguiente se produjo la salida del foco del último avión alemán.

Paulus se encontraba desesperadamente escaso de comida y munición, hasta el punto de que sus 30.000 hombres enfermos y heridos no recibieron sus raciones. Los efectivos de Rokossovsky se unieron con los de Chuikov en el propio Stalingrado y los alemanes se vieron reducidos a dos pequeñas zonas.

Hitler se negó a autorizar cualquier forma de fuga y ordenó a Paulus que defendiese su posición hasta las últimas consecuencias. El 30 de enero, Hermann Goring emitió un programa de radio sobre el aniversario de la ascensión de Hitler al poder en el que declaró que «mil años más tarde los alemanes hablarán de esta batalla con respeto y admiración». El propio Hitler ascendió a Paulus a mariscal de campo con todos los honores.

Al día siguiente, el 1 de febrero de 1943, Paulus se rindió. La bolsa norte resistió durante 48 horas más, pero al verse sujeta a un devastador bombardeo final, también se rindió (el 2 de febrero).

Consecuencias y repercusiones

De los 90.000 hombres hechos prisioneros durante la batalla, sólo 5.000 sobrevivirían para regresar por fin a Alemania. Mientras los rusos expresaban su alegría, Hitler declaró cuatro días de luto.

Cuántos rusos murieron en Stalingrado

Reconoció, igual que Stalin, que Stalingrado supuso un gran punto de inflexión en la guerra en el Este. Desde entonces, fueron los rusos quienes tomaron la iniciativa al comenzar un avance que finalmente les llevaría hasta Berlín.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Tannenberg

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Stalingrado, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.