Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Verdún

La batalla de Verdún tuvo lugar entre el 21 de febrero al 18 de diciembre de 1916 dentro del marco de la Primera Guerra Mundial. Muy cerca de Verdún, noreste de Francia, se enfrentaron el ejército francés y el alemán. Fue un largo combate y el poder de la artillería causó un gran número de bajas en ambos bandos. Finalmente, los franceses consiguieron resistir el ataque de los alemanes. En CurioSfera-Historia.com te contamos la historia de la batalla de Verdún.

No te pierdas la batalla de Tannenberg de 1914

Los datos de la batalla de Verdún

  • Fecha: 21 de febrero-mediados de diciembre de 1916.
  • Lugar: Norte de Verdún, Lorena, nordeste de Francia.
  • Combatientes: Francia contra Alemania.
  • Unidades: El ejército francés: 500.000 hombres, 270 piezas de artillería (Grupo de ejércitos del Centro). El ejército alemán: 1.000.000 de hombres, 1.200 piezas de artillería (Quinto Ejército).
  • Objetivo: Los alemanes quería conquistar Verdún (símbolo militar francés) y desgastar lo máximo posible a las tropas enemigas.
  • Resultado: Los franceses consiguieron vencer la batalla de Verdún.
  • Personajes protagonistas: Por el bando francés: Henri Philippe Pétain (bajo el mando del general Joseph Joffre). Por el bando alemán: el príncipe heredero Guillermo (bajo el mando del general Erich von Falkenhayn, sustituido a finales de agosto por los generales Paul von Hindenburg y Erich von Ludendorff).
  • Bajas: Por el bando francés 61.000 muertos, 101.000 desaparecidos y 216.000 heridos. Por el bando alemán 142.000 muertos y desaparecidos, 187.000 heridos.
  • Consecuencias: Verdún creó un mito nacional sobre el heroísmo del soldado francés. Dado el desgaste de las tropas francesas, Gran Bretaña tuvo que asumir la carga principal en las siguientes batallas.

Antecedentes y contexto

El 16 de enero de 1916, el comandante general en jefe Joseph Joffre dijo estas palabras a un visitante que recibió en su cuartel general, en el lujoso Château de Chantilly; «Sólo pido una cosa: que los alemanes ataquen y que lo hagan en Verdún. Informad al gobierno». Joffre respondía así a los que le acusaban de haber dejado Verdún relativamente desprotegida al retirar a los hombres y las armas pesadas de la guarnición.

motivos Batalla de Verdún

El teniente coronel Emile Driant, miembro de la cámara de diputados de Francia y comandante de un batallón en el Bois de Caures (en la línea defensiva exterior de Verdún), había escrito a sus colegas de París advirtiéndoles de los impresionantes preparativos de los alemanes apostados frente a su posición.

Driant creía que Joffre y sus hombres habían abandonado Verdún por ser incapaces de soportar un ataque alemán contundente. El ministro de guerra, el general Joseph Galliéni, informó a Joffre de la carta de Driant a mediados de diciembre de 1915. Los comentarios del confidente de Joffre, un mes más tarde, tenían como fin dar por zanjado el tema de Verdún.

El anillo de fortalezas de Verdún protegía el río Mosa, importante desde el punto de vista estratégico, y los accesos orientales a París. Sin embargo, Verdún tenía una importancia desproporcionada en comparación con su valor militar. Era un símbolo nacional de resistencia, ya que había resistido ataques prusianos y alemanes durante siglos.

Las naciones francesa y alemana de entonces (y el territorio medio que incluye Alsacia y Lorena) debían sus nacimientos al Tratado de Verdún, de 843. La caída de la ciudad supondría un golpe espectacular contra la moral francesa.

En consecuencia, Francia fortificó Verdún en los años anteriores a la primera guerra mundial. En 1912, Verdún estaba defendida por 60 fuertes independientes y numerosos nuevos exteriores. Era uno de los lugares más fuertes y mejor protegidos del mundo.

Había resistido los ataques alemanes de 1914 que llevaron a Joffre a retirar 4.000 piezas de artillería pesada para utilizar en otros frentes. Estas retiradas, con la correspondiente reducción de personal, fueron el motivo de las cartas de Driant.

Preparativos y estrategias

El jefe del Estado Mayor alemán, el general Erich von Falkenhayn, creía haber encontrado un modo de ganar la guerra en el oeste en 1916. Sus observaciones de los dos primeros años de guerra le llevaron a concluir que los defensores disfrutaban de una gran ventaja táctica y que la adquisición de territorio importaba muy poco.

tácticas militares Batalla de Verdún

Por ello creó un plan de batalla que, esperaba, obligaría a sus enemigos a enviar oleadas de soldados para atacar un lugar con un gran significado para ellos, pero no tanto para Alemania. Así podría utilizar de forma metódica la ventaja táctica de la defensiva para repeler los contraataques enemigos.

Verdún estaba hecho a medida del objetivo de Falkenhayn. Las líneas de comunicación alemanas con el sector de Verdún eran suficientes para emprender una gran ofensiva, mientras que Francia sólo podía abastecer a la ciudad a través de una carretera.

Si los alemanes lograban reunir una gran fuerza sin ser descubiertos y tomaban Verdún con rapidez, la importancia estratégica y simbólica de la ciudad para Francia empujaría a los galos a dedicar unos recursos militares enormes para recuperarla.

Falkenhayn creía que una vez comenzada la batalla, podría controlar la matanza de manera que Francia se quedase sin recursos y desgastar a las fuerzas francesas más rápidamente que las suyas. Con el ejército francés derrotado, Inglaterra aceptaría unas condiciones de paz favorables y Alemania quedaría libre para centrarse en el frente oriental en 1917.

Los preparativos alemanes para el ataque mostraron grandes ventajas en artillería pesada (1.400 piezas en total) y en efectivos. Cuatro días después de la desafiante afirmación de Joffre, la creciente presión parlamentaria le llevó a pedir al general Edouard de Castelnau que fuese a Verdún para evaluar la gravedad de la situación.

Castelnau coincidió con Driant en la inminencia de un ataque y en que Verdún era demasiado débil para defenderse por sí sola, pero su envío de un batallón de ingenieros para mejorar las fortalezas resultó insuficiente para defender la ciudad.

La batalla

La debilidad de las defensas francesas quedó patente cuando la artillería de Falkenhayn comenzó su ataque, el 21 de febrero. Los alemanes dispararon casi dos millones de proyectiles. Douaumont, la fortaleza más fuerte de Verdún fue el objetivo de 120.000 proyectiles.

cuándo tuvo lugar la Batalla de Verdún
Mapa de los movimientos en la Batalla de Verdún

La ofensiva alemana

La infantería alemana avanzó siguiendo la orilla este del río Mosa, marchando directamente a la posición de Driant, en el Bois des Caures. El comandante francés y su batallón estaban en clara desventaja numérica, pero resistieron el tiempo suficiente para que los que les seguían ocupasen posiciones defensivas fuertes. La muerte de Driant, el 22 de febrero, le convirtió en un gran héroe nacional, pero no evitó que los alemanes tomasen la posición.

El lento avance alemán frustró a su ejército y a los mandos del cuerpo, que creían (engañados por Falkenhayn) que su objetivo era conquistar Verdún. Falkenhayn, sin embargo, se mostró satisfecho con las primeras etapas de la campaña. Consiguió el «caldero para la matanza» que había estado buscando.

El 25 de febrero, un pequeño grupo de tropas de vanguardia alemanas encontraron una abertura sin vigilancia que daba acceso a la fortaleza de Douaumont. La tomaron sin gastar un solo disparo. Su pérdida supuso un gran trauma para el pueblo francés. Los dos bandos enviaron refuerzos a toda prisa al sector de Verdún con el fin de continuar una batalla que ya había alcanzado una dimensión mítica.

Falkenhayn tenía intención de limitar su ofensiva a la orilla este del Mosa con el fin de controlar la batalla con más precisión. Sn embargo, el fuego de artillería pesada francesa desde la orilla oeste causó numerosas bajas. Gran parte de los disparos procedieron del monte apropiadamente llamado Mort Homme («hombre muerto»).

Los alemanes decidieron extender su ofensiva a ambas orillas del río el 6 de marzo. La batalla controlada al milímetro por Falkenhayn comenzó a escapar de su control a pasos agigantados.

Francia contraataca

En abril los franceses comenzaron su contraataque, bajo las órdenes del nuevo comandante Henri Philippe Pétain. La lucha fue tan feroz como el resto de batallas de la guerra. Un pueblo cambió de manos en quince ocasiones en tres semanas.

qué consecuencias tuvo la Batalla de Verdún

En un intento por recuperar la fortaleza de Douaumont, los franceses dispararon 1.000 toneladas de proyectiles de artillería al día durante cuatro días en un terreno de sólo 60 hectáreas.

A mediados de julio, después de un ataque ruso en el este y de una ofensiva anglofrancesa en el río Somme, los alemanes decidieron cesar los ataques con el fin de conservar sus efectivos. Por aquel entonces, los dos bandos habían disparado más de 23.000.000 de proyectiles de artillería y bombas de gas.

Los contraataques franceses se prolongaron durante todo el verano y en otoño. Los artilleros galos empezaron a utilizar una técnica llamada «barrera de fuego móvil», que consiste en una cortina de proyectiles de artillería a 90 metros a un avance de infantería.

Este sistema suprimió el fuego enemigo de ametralladora, aunque también puso de relieve la falta de suministros de Verdún. Miles de trabajadores repararon la única carretera abierta y transitable de Verdún, carretera que pronto empezó a conocerse como Voie Sacrée («carretera sagrada»).

El fin de la batalla

Las ofensivas francesas de octubre y noviembre estuvieron a punto de devolver la primera línea su situación original de febrero. El 24 de octubre, los franceses recuperaron Douaumont y capturaron a miles de prisioneros de guerra alemanes. La llegada del invierno y el agotamiento en ambos bandos obligó a poner fin a la batalla a mediados de diciembre.

quién ganó la Batalla de Verdún

Se calcula que los franceses perdieron 61.000 hombres, 101.000 desaparecieron y 216.000 quedaron heridos. Se estima que las pérdidas alemanas fueron de 142.000 muertos y desaparecidos, y 187 000 heridos.

Las elevadas cifras de desaparecidos reflejan el inmenso poder de la artillería. En la actualidad, un osario situado en Verdún contiene los restos de hombres que no pudieron ser identificados.

Consecuencias y repercusiones

Verdún provocó la sustitución de Joffre y Falkenhayn a la cabeza de sus respectivos ejércitos. Asimismo, obligó a Gran Bretaña a asumir la carga principal de la batalla del Somme en el verano de 1916.

Y, tal vez lo más importante, Verdún creó un mito nacional sobre el heroísmo del soldado francés. La creencia en la superioridad de ese heroísmo llevó a muchos franceses del período de entreguerras a sobreestimar su capacidad para soportar otra ofensiva alemana.

Verdún continúa siendo un lugar sagrado en la historia francesa y alemana. En 1963, Charles de Gaulle (veterano de Verdún) y Conrad Adenauer se estrecharon las manos como gesto simbólico ante el osario de Verdún. François Mitterand y Helmuth Kohl repitieron el gesto en 1984, subrayando el significado de Verdún y la importancia de aprender sus terribles lecciones.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Jutlandia de 1916

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Verdún, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.