origen e historia del saludo

A lo largo de la historia han existido muchas civilizaciones diferentes, como diferentes eran los saludos que practicaban. Algunos muy similares a los actuales, y otros en cambio, totalmente distintos y sorprendentes. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del saludo y cómo ha sido su evolución con el paso del tiempo.

No te pierdas porqué nos damos la mano para saludar

Origen del saludo

Las fórmulas salutatorias son generalmente convenciones sociales que no coinciden de una civilización a otra. Por ejemplo, en ciertas regiones indostánicas cuando entra alguien en el salón los que están de pie se sientan en señal de respeto, en Occidente hacemos lo contrario.

También en la buena sociedad europea del siglo XIX, una breve y recortada inclinación de cabeza era lo frecuente en salones, visitas y lugares cubiertos. En la calle se saludaba con el sombrero.

Uno de los más antiguos saludos entre iguales es el abrazo: se saludaba así en el mundo semítico hace cuatro mil años. También el beso en la mejilla, beso en la mano o beso en la boca, dependiendo de la naturaleza del saludo: amistad, sometimiento o devoción.

Saludos típicos en la Antigüedad

En el mundo antiguo, y hoy en sociedades poco evolucionadas, la ceremonia del saludo podía durar minutos.

Veamos algunos de los saludos típicos que se utilizaban en la Antigüedad y en diferentes civilizaciones y pueblos:

  • En algunos pueblos centroafricanos se coronaba al saludado con hojas mientras el saludador estrecha tres veces el dedo corazón de aquél.
  • En Oriente Próximo y gran parte del lejano, la inclinación de cabeza sigue siendo frecuente; el saludo es más o menos pronunciado según la categoría de los implicados. Se puede llegar a dar con la cabeza en las rodillas.
  • Hasta no hace mucho se usaba en Japón un saludo chocante: quien lo iniciaba se descalzaba un pie.
  • En Filipinas se tomaba el pie del saludado, en vez de la mano, y a continuación se frotaban la cara.
  • En la India era saludo respetuoso cogerse la barba.
  • En Afganistán, saludado y saludador se encorvaban mientras se coge al saludado de la barba y se levanta un pie, ceremonia difícil de llevar a cabo.
  • Menos recomendable es el saludo de los nativos de las Islas Cícladas, en el Egeo: se vierte agua sobre la cabeza del saludado.
  • En la costa yemení se besa la espalda y otros sacan la lengua.
  • Pero el saludo más sorprendente es el de los naturales de la región de Hornos: hacen el pino.
  • Los árabes pre-islámicos saludaban a un superior tocando el suelo con la mano derecha; podía llegarse incluso a la postración.
  • Una tribu africana de Cabo López, Gabón, saludaba alzando las manos y dando tres palmadas al aire.
  • Los habitantes de Loango, República del Congo, agitaban los brazos y dan tres saltos atrás.
  • En las Islas Marianas el saludo más extendido es el de pasarse la mano por el estómago.
  • Los esquimales, todavía en la actualidad, se saludan frotándose las narices.

En la Antigüedad, al igual que en la actualidad, el saludo se acompaña de cierta actividad verbal. Por ejemplo, mientras solemos decirle a una dama “Beso a usted la mano”, o a un caballero “Estamos encantados de verle”, en la región sudafricana de Suto dicen al saludado:”Tama savata”, que significa literalmente:”Te saludo, grandísima bestia”.

Más poético era el saludo de los turcos:”Ojalá tu sombra nunca disminuya”, a lo que se contesta:”Y que la tuya sea siempre alargada”.

En el Egipto antiguo se saludaban deseando “una buena transpiración”. Los antiguos chinos se preguntaban al saludarse:”¿Has comido ya tu arroz?”; a lo que se contesta:”Que tu estómago esté siempre lleno”.

Menos discretos eran los babilonios de hace cinco mil años, que al saludarse se deseaban una buena evacuación de vientre.

Para finalizar, no te pierdas la historia del beso

¿Quieres saber más sobre historia de cosas de la vida cotidiana?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del saludo, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría cosas de la vida cotidiana o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí