historia del Jazz

Aunque no existe una definición musicológica del jazz unánimamente aceptada, es indudable que el jazz es un invento cultural de primer orden. Define un ámbito musicológico más o menos delimitado. Sus orígenes son evidentes, aunque anónimos, pues es de autoría colectiva. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del Jazz.

No te pierdas la historia del blues

Origen del Jazz

El origen del jazz es muy claro. Es el producto del choque cultural que sufrieron los esclavos negros trasladados a los Estados Unidos. Todos los historiadores del fenómeno coinciden en un punto: el jazz no existiría si los negros no hubieran llegado a América.

cuál es el origen del jazz

Un terreno fecundo para la génesis de la música negra, y ex­traordinariamente propicio para el desarrollo del jazz.

Era el canto comunitario, tanto religioso como laico, que alcanzó un gran desarrollo en los Estados Unidos en el curso del siglo XIX.

Las colectividades de emigrantes que se habían instalado en el Nuevo Mundo, esencialmente agrícola, habían desarrollado la costumbre de asistir a reuniones. Donde solían entonarse cantos folclóricos de sus países de origen, Irlanda, Alemania, Inglaterra, etcétera.

Los esclavos, agrupados en comunidades forzadas, practicaban igualmente el canto comunitario pero conforme a unos estilos. Usaban unas gamas y armonías dictados más por la intuición que por conocimientos musicales precisos y absolutamente ajenos a las pautas musicales occidentales.

antecedentes históricas del jazz

El rasgo más característico de esta música negra era que comunicaba emociones. En la música negra, esencialmente originaria de África occidental, los acordes son de mediante o de dominante. Por ejemplo, se transcribían en menor o en relativa, aspecto que sorprendía a los oídos occidentales y que confería cierta melancolía al sonido.

Estos acordes serían calificados más tarde como “notas azules” (blues en inglés). Por las connotaciones crepusculares del color azul (el crepúsculo era el momento en que los negros cantaban sus “blues”). Así nació el blues, esa primera forma del jazz.

Expansión del jazz

Antes de que mediara el siglo XIX, ya se habían formado compañías de jazz ambulantes de músicos.

evolución del jazz

Recorrían los estados agrícolas, aportando con sus canciones algún entretenimiento a unas comunidades donde las diversiones escaseaban.

Su repertorio estaba constituido esencialmente por composiciones originales, basadas en melodías folclóricas, en las que ya podían apreciarse sin embargo, rasgos de influencia negra que las diferenciaba de los cantos folclóricos europeos.

Hay que señalar que esta tendencia desembocaría en la producción de ciertas operetas, como el célebre Show Boat de Jerome Kern o el Borgy and Bess de George Gershwin.

Fueron claros híbridos de música blanca y de música negra. Pero a la vez representativos de una forma musical absolutamente original y provista de una vitalidad extraordinaria.

los primeros músicos de jazz

Paralelamente, el canto comunitario negro experimentaba la influencia de los cantos comunitarios blancos y daba origen a una forma completamente nueva, el espiritual negro.

Un canto de inspiración esencialmente religiosa pero que podía ser igualmente interpretado en fiestas de carácter profano.

El nuevo estilo musical se extendió a la música instrumental a través de los saloons y de manifestaciones y espectáculos tan diversos como los acompañamientos de piano en las primeras salas de cine o los intermedios de las ferias.

Según muchos musicólogos, la gestación del jazz tuvo lugar durante el último tercio del siglo XIX, sin que sea posible indicar una fecha más precisa.

Antes de que el jazz instrumental propiamente dicho, cobrara cuerpo apareció una forma particular, el ragtime. En esta variante, se incluían dos o tres temas distintos de dieciséis compases cada uno. Muy sincopado, el ragtime trasmitiría al jazz una acusada tendencia a las exposiciones abruptas.

Desde principios del siglo XX, los ecos de ciertos fragmentos de jazz como Memphis Bines (1911) o Saint Lonis Bines (1914), del compositor negro W. C. Handy, alcanzaron una resonancia que, sin llegar a ser nacional, desbordaba ya las fronteras regionales.

Eran blues instrumentales formados por secuencias de doce compases que sólo incluían tres puntos armónicos críticos. Por tanto, permitían que el intérprete improvisara las variaciones melódicas que le dictara su estilo personal.

En un principio los intérpretes simplemente memorizaban estos fragmentos, de ahí que las versiones variaran mucho de un intérprete a otro. Más tarde, la improvisación imprimiría una fuerte huella sobre el jazz, hasta el punto de convertirse en uno de sus rasgos más característicos.

Segunda invención del jazz

Entre los años 1905 y 1915 en la ciudad de Nueva Orleans se produjo lo que los historiadores musicales denominan “segunda invención del jazz”.

el jazz en new orleans

Se comenzó a emplear nuevos instrumentos en el jazz.

La utilización de la corne­ta, antepasado de la trompeta y del clarinete, acompañados del trombón como “bajo armónico”, cuyos artífices más destacados fueron Freddie Keppard, Jerry Roll Morton, Sidney Bechet, Louis Armstrong y Joe “King” Oliver.

El éxito de estas formaciones se debe en parte a que, pese a contar con un número reducido de músicos (cinco eran más que suficientes para dar un concierto), obtenían un volumen sonoro impresionante.

Esto favoreció que fueran requeridas para las más variadas ocasiones, como bodas, exequias y fiestas callejeras. Podían ser contratadas sin incurrir en grandes gastos.

Tanto la radio como las grabaciones, en discos y también las cintas perforadas para pianola, contribuyeron poderosamente a la implantación del jazz en la cultura norteamericana de la época.

En 1919 debutaba la primera gran orquesta de jazz integrada pe músicos blancos, el famoso Original Dixieland Jass Band. En vísperas de la Primera Guerra Mundial el jazz era ya un fenómeno internacional ante el que Europa, donde causaba tanto furor como escándalo, no permaneció indiferente.

Influencia cultural del jazz

En las dos primeras décadas del siglo XX, el jazz daría origen a la enorme influencia cultural que ha ejercido la invención colectiva del jazz. Se refleja en la repercusión que tuvo sobre las artes y la cultura de la época.

La originalidad de su ritmo sincopado y el violento color de sus cobres, en particular, influirían no sólo en la música “culta” (Shostakóvich, Stravinski, etc.,) sino también en la pintura, la literatura y las artes decorativas.

En el jazz, que había dado origen a diver­sas formas musicales derivadas como el fox-trot, el boogie-woogie o el be-bop, hunde sus raíces una nueva forma musical, el rock and roll (a su vez derivada del boogie-woogie).

Para finalizar, debemos precisar que este artículo histórico sobre el jazz no pretende ofrecer una historia completa del jazz, que ha tenido y tiene todavía numerosas variaciones, como el hardbop, el jazz rock o el funk, por no hablar del rock. Su objetivo, simplemente, es situar los orígenes específicos o la invención del jazz.

Para finalizar, no te pierdas la historia de las notas musicales

¿Quieres saber más sobre historia de las artes, música o cultura?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del jazz, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría artes o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí