El origen de las pinturas nos demuestra, que es uno de los primeros rasgos distintivos que marcaron la diferencia entre humanos y animales. Los animales no lo hacen, ni pintan paredes, ni se pintan el propio cuerpo. En CurioSfera-Historia.com, te contamos muy resumidamente la historia de la pintura.

No te pierdas la historia del pegamento

Qué vas a encontrar aquí

Origen de la pintura

Del arte rupestre primitivo o prehistórico, nos han llegado muestras de una belleza impresionante. Los dibujos de la cueva de Altamira son un ejemplo bien conocido, pero aquello ya demuestra un grado de evolución notable de la técnica. Los primeros dibujos, hace más de cuarenta mil años, eran simples líneas y figuras geométricas que se hacían grabando con una piedra sobre la pared.

Enseguida, sin embargo, aparecieron algunos materiales que permitían mejorar el dibujo y mostrar siluetas de manos y cosas aún muy sencillas. La sangre era un material muy utilizado. El rojo inicial, una vez se había secado, seguía manteniendo un color interesante y permitía explorar esa nueva manifestación artística de la humanidad.

Pronto comenzaron a aparecer combinaciones de colores. Básicamente, rojo, ocre y negro. Los ocres conseguían con diferentes tipos de tierras y arcillas, mientras que el negro era fácil de obtener a partir de las cenizas carbonizadas de los primitivos fuegos. Las representaciones también comenzaron a evolucionar. Ya se pintaban animales, escenas de caza y de la vida cotidiana.

Esta habilidad surgió en todos los lugares donde habitaban los humanos. Hemos encontrado muestras de pinturas rupestres en todos los continentes habitados. Y, a partir de aquellas representaciones iniciales, tan primitivas, la técnica pictórica comenzó a mejorar y a coger más y más realismo hasta llegar a generar unas imágenes de belleza y técnica extraordinarias.

El problema durante mucho tiempo fueron los materiales. No es tan sencillo conseguir pigmentos de todos los colores. Y menos si queremos que estos pigmentos no envejezcan con el tiempo. Además, es necesario un material que mantenga pegados los pigmentos y que permita esparcirlos fácilmente.

Por ejemplo, los antiguos egipcios usaban tierras de diferentes colores pulverizadas finamente y mezcladas con clara de huevo. Pero esto daba una gama de colores limitada. De todos modos, además de las tierras, también se empleaban materiales biológicos provenientes de plantas, moluscos o insectos.

Algunos colores resultaron más difíciles que otros. Si observamos pinturas antiguas, notaremos que el color azul no aparece mucho. Para conseguir el azul inicialmente se tenía que hacer a partir del polvo del lapislázuli, un lujo que muy pocos se podían permitir.

Otro pigmento raro era el púrpura de Tiro o púrpura real, conseguido a partir de las mucosas de caracolas. Se necesitaban casi diez mil caracolas para fabricar un gramo de pigmento, por lo que su precio era exorbitante.

Otro pigmento notable vino de América: el carmín era un pigmento que utilizaban las culturas americanas a partir de extractos de cochinillas. Tras la plata, el carmín era el material más valioso exportado por los conquistadores españoles. No es casualidad que los cardenales optaran por ropas de color carmín como muestra de poder.

Finalmente, la química llegó a la mayoría de edad y se empezaron a fabricar pigmentos sintéticos de toda la gama de colores, unos pigmentos con las características particulares que necesita cada pintor. Aunque, al final, lo que importa es la gracia del artista. Por eso hay pinturas rupestres hechas con materiales extremadamente sencillos y que son auténticas obras de arte. Esperamos que ahora ya sepas cómo surgió la pintura.

Qué es pintar

Pintar no es más que depositar con gracia una serie de materiales que tienen la particularidad de ser de un color determinado. Con ello se pueden hacer representaciones del mundo que nos rodea o, simplemente, buscar formas y texturas que consideramos agradables, bonitas o interesantes. La clave, sin embargo, es disponer de este material de color. Y, ya puestos, mejor tener diferentes materiales de diferentes colores para jugar.

Para finalizar, no te pierdas el origen de la escritura

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la pintura, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos similares a este, visita nuestra categoría Historia o pregunta en el buscador de nuestra web.

Y si te ha gustado, te invitamos a compartir en las redes sociales. También puedes seguir nuestra página de historia en Facebook. Del mismo modo, puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí