origen e historia de la sacarina

El descubrimiento de la sacarina, fue algo casual. Este edulcorante, tiene un gran poder endulzador. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia de la sacarina, quién fue su inventor y cómo ha evolucionado.

No te pierdas la historia del azúcar

Origen e inventor de la sacarina

La sacarina es una sustancia blanca y pulverulenta, que también puede obtenerse en forma líquida. Este edulcorante artificial, tiene un poder endulzador trescientas setenta y cinco veces mayor que el del azúcar natural.

Extraído de la brea mineral o hulla, pertenece al grupo de aditivos alimentarios como los ciclomatos, descubiertos en 1950, el aspartamo, la fructosa, la lactosa o el manitol. De hecho, la sacarina puede acompañar a alguna de las sustancias mencionadas.

cuándo se descubrió la sacarina 1879

La sacarina fue descubierta el 27 de febrero de 1879, por Ira Remsen y Constantin Fahlberg, en los Estados Unidos.

Sucedió en el curso de ciertas investigaciones que llevaban a cabo en la Universidad John Hopkins acerca de la oxidación de ciertos elementos químicos.

Fue Fahlberg, quien se dio cuenta de las posibilidades del nuevo producto al notar un extremado dulzor en su comida y averiguar que provenía de sus propias manos, que a pesar de haberlas lavado concienzudamente tras los experimentos conservaban parte de la sustancia manipulada.

Procedió entonces a examinar su microscopio y resto de instrumentos de su laboratorio mediante pruebas del gusto y halló el origen de aquel dulzor excepcional: era la sacarina.

Él mismo reprodujo luego esta sustancia química tratando el tolueno, un hidrocarburo empleado en la obtención de la trilita y otras materias colorantes.

El hecho de no poseer la sacarina valor alimenticio alguno y carecer de calorías hacía de ella un producto ideal para la dieta. Además, el producto se presentaba de interés por la posibilidad de que los diabéticos pudieran prescindir del azúcar.

Los dentistas la favorecían, porque al no afectar a los dientes no fomentaba la aparición de caries. Siendo este hecho una virtud adicional de la sacarina, a pesar de lo cual su consumo no parece recomendable a niños menores de tres años ni a mujeres embarazadas.

En cualquier caso, debe controlarse la cantidad de sacarina ingerida. No debe ser superior a los 2,5 miligramos al día por kilogramo de peso de la persona.

Evolución de la sacarina

Desde su descubrimiento tuvo uso en la medicina, donde adquirió importancia en el siglo XIX, y principios del siglo XX, por carecer de toxicidad y no ser metabolizada por el cuerpo, que la expulsa en la orina tal cual entró en el organismo.

Amén de lo arriba dicho, fue aplicada como antiséptico en el ámbito de la conservación de alimentos, sirviendo asimismo como elemento útil en la preparación de sustancias medicinales como excipiente, ya que no es asimilable por el organismo y no perturba la digestión.

También han empleado esta sustancia las industrias de la pasta dentífrica, los cosméticos, el tabaco, y las dietas adelgazantes especiales.

Etimología de la palabra sacarina

La palabra sacarina, es un término de procedencia inglesa: de saccharin, palabra con que bautizaron el producto sus inventores, voz formada a su vez con la palabra griega sakcharon, a través del latín saccharum= azúcar.

Para finalizar, no te pierdas la historia del chocolate

¿Quieres saber más sobre historia de los alimentos y bebidas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la sacarina, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría alimentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí