origen e historia de la bomba h

La bomba H, es también conocida como bomba de hidrógeno, bomba de fusión o bomba termonuclear. Y, es sin lugar a dudas, el mayor invento militar de la historia. Esta es una de las armas más mortíferas y destructoras que ha creado jamás el hombre. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos su origen e historia, y quién inventó la bomba H.

No te pierdas la historia de la energía nuclear

Invención de la bomba H

La fecha de invención de la bomba H es el 1 de noviembre de 1952, el día en que se probó por primera vez. Pero de hecho, para los Estados Unidos, la historia de la bomba nuclear de hidrógeno comienza en 1942.

Todo comenzó a raíz de una conversación entre Enrico Fermi, el célebre físico italiano, y Edward Teller (inventor de la bomba H), su colega nortea­mericano no menos famoso que había intervenido en la fabricación de la primera bomba atómica.

cuándo se inventó la bomba H
Edward Teller, padre de la bomba de hidrógeno

Fermi había sugerido la hipótesis de que una fisión, como la de la explosión atómica, podría desencadenar una reacción en cadena comparable a las que se producen en el Sol.

Algu­nos meses después, los estudios teóricos realizados para verificar esta hipótesis demostraron su exactitud; el combustible indicado para realizarlo sería el deuterio.

A continuación, se llegó a la conclusión de que una mezcla de deuterio y tritio conseguiría mejores resultados, pues permitía reducir la temperatura crítica y obtener un desprendimiento de energía más potente.

El principio difería por tanto del de la fisión básicamente en que ésta se reducía a una única explosión de una masa crítica cuyos átomos estaban “rotos”, mientras que en el caso propuesto por Teller se trataba de fusión subsiguiente a una fisión, con una cadena de reacciones que continuaban hasta que se agotase el combustible.

La fusión consiste, por decirlo de algún modo, en la unión de varios átomos ligeros en uno solo, lo que provoca un desprendimiento de energía mucho mayor que en la fisión.

Para poner en marcha el proyecto era preciso disponer de un detonador fiable, en concreto una bomba atómica, la cual sólo se había experimentado en 1945.

Proyecto de la bomba H

El programa de la bomba H, llamado Super, continuó después de la Segunda Guerra Mundial, aunque con cierta lentitud. Sin embargo, la explosión experimental de una bomba A soviética, el 29 de agosto de 1949, reavivó en los norteamericanos una cierta sensación de urgencia.

artículo histórico bomba de hidrógeno

En 1950, se inauguró en el sur de Carolina una fábrica para la producción de deuterio.

Los estudios teóricos indispensables para el desarrollo de la bomba termonuclear topa­ron sin embargo con dificultades a la hora de realizar los cálculos matemáticos que requería el proyecto: ninguno de los ordenadores entonces disponibles tenía capacidad suficiente para asumurlos.

Teller decidió por tanto simplificar considerablemente el programa. Por otra parte, mediante cálculos reducidos se había llegado a la conclusión de que sería necesario mucho más tritio del que se había estimado en el proyecto inicial.

Los estu­dios prosiguieron, no sin cierto empirismo, hasta que el 1 de noviembre de 1952 se puso a prueba la primera bomba termonuclear en Eniwetok, un atolón del Pacífico.

Carrera entre la URSS y USA por la bomba H

Aunque se dispone de menos información sobre el desarrollo de la bomba termonuclear sovié­tica, puede decirse que siguió más o menos los mismos pasos que la de los norteamericanos.

Desde 1942, cuando todavía no había sido construida la primera bomba atómica, los físicos sovié­ticos habían imaginado, como Fermi, que era posible provocar reacciones de fusión.

Se entregaron a la investigación con gran ardor, sin duda para compensar su inferioridad en medios de cálculo, aún menor que la de los norteamericanos, ya que la electrónica había sufrido un descrédito misterioso entre los ideólo­gos soviéticos.

A pesar de las precarias condiciones de seguridad que predominaron en las instalaciones soviéticas y que causaron la muerte de numerosos ingenieros, la URSS consiguió hacer explotar una bomba termonuclear el 12 de agosto de 1953. Es decir, unos ocho meses después que los norteamericanos. El artífice del proyecto había sido el célebre físico Igor Kurchatov.

La madre de todas las bombas

El potencial destructivo de la bomba termonuclear, muy superior al de bomba atómica, alarmó a las grandes potencias, que se vieron incapaces de afrontar, ni ante sí mismas ni respecto a la opinión pública internacional, los riesgos de su utilización.

El 10 de octubre de 1963, los Estados Unidos, Gran Bretaña (que había fabricado su propia bomba termonuclear en 1957) y la Unión Soviética firmaron un tratado trilateral que rechazaba el uso de esta arma.

A pesar de los esfuerzos políticos de las tres grandes potencias firmantes, los países que no firmaron el tratado continuaron sus propias investigaciones y fueron equipando sus arsenales con armas ter­monucleares.

El 17 de junio de 1967, China procedía a realizar una explosión experimental termonuclear, seguida el 24 de agosto de 1968 por Francia. Actualmente, otros países, entre los que destacan la India e Israel, disponen teóricamen­te del potencial necesario para producir  bombas termonucleares.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la pólvora

¿Quieres conocer más historia de elementos militares o bélicos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la bomba H, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría elementos militares o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí