Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Lepanto

La batalla de Lepanto fue una batalla naval que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571. Se enfrentaron las naves otomanas contra los navíos de la Liga Santa católica, una alianza de Venecia, España, el Papado, Malta, Génova y Saboya. Los católicos, al mando de Juan de Austria, obtuvieron la victoria y pudieron frenar la expansión y dominio otomano del Mediterráneo oriental. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la batalla de Lepanto.

No te pierdas la batalla naval de Salamina

Los datos de la batalla de Lepanto

  • Fecha: 7 de octubre de 1571.
  • Lugar: cerca de Naupactus, golfo de Patras, Grecia.
  • Combatientes: La Liga Santa (Venecia, la España, el Papado, Malta, Génova y Saboya) contra los otomanos.
  • Unidades: La Liga Santa: 62.100 combatientes, 2300 remeros, 219 galeras, 6 galeazas y 1334 armas de fuego. Los otomanos: 57.700 combatientes, 19.000 remeros, 205 galeras, 35-68 galeotes y 741 armas de fuego.
  • Objetivo: Los otomanos querían dominar por completo el Mediterráneo Oriental.
  • Resultado: La flota de la Santa Liga venció en la batalla de Lepanto.
  • Personajes protagonistas: Por parte de la Santa Liga: don Juan de Austria, Agostino Barbarigo, Gian Andrea Doria y don Alvaro de Bazán. Por el bando otomano: Alí Pasha, Salih Pashazade, Mehmet Bey, Suluk Mehmet y Uluc Alí Pasha.
  • Bajas: La alianza 33 galeras perdidas o inservibles, 23.000 muertos y heridos. Los otomanos 25.000 muertos, más de 3.486 prisioneros, 84 galeras y galeotes destruidos y 127 embarcaciones capturadas.
  • Consecuencias: la Liga Santa destruyó a la armada otomana. Los contemporáneos celebraron la victoria del Cristianismo unido sobre los turcos «infieles». Los historiadores afirman que la batalla señaló el declive del imperio otomano y el auge de Occidente.

Antecedentes y contexto

En la segunda mitad del siglo XVI, el Imperio otomano era una gran potencia que controlaba los Balcanes, Oriente Medio, el mar Negro y el Mediterráneo oriental. Para el gran visir Sokullu Mehmet Pasha (1556- 1578), la conquista de Chipre parecía una tarea largo tiempo aplazada.

motivos batalla de Lepanto
Mapa del Imperio otomano

El objetivo otomano: conquistar de Chipre

En los grandes proyectos políticos del visir otomano se encontraba conquistar Chipre. Además, incluían los fallidos canales de Don-Volga y de Suez (1569) que tenían como objetivo rodear a los rivales safávidas de Estambul y contrarrestar el imperialismo portugués en el mar Rojo y el océano índico.

La República de Venecia era un problema para el Mediterráneo oriental, bajo control otomano. Ofrecía un refugio seguro a los corsarios cristianos que ponían en peligro las líneas otomanas de comunicación marítima entre la capital y Egipto, la provincia más próspera del imperio. Además, gestionaba a los comerciantes musulmanes y a los barcos de peregrinos.

La imposibilidad de eliminar las expediciones cristianas provocaría serias pérdidas económicas y debilitaría la legitimidad de Estambul en el mundo islámico. Chipre también suponía un objetivo tentador por su riqueza en cuanto a tierras e impuestos, así como por su proximidad a las bases logísticas otomanas.

Durante la campaña de 1570, los otomanos movilizaron a entre 208 y 360 embarcaciones y a un mínimo de 60.000 soldados de tierra. A pesar de sus fortificaciones a la última, de estilo Italiano, Nicosia (la capital de Chipre) cayó el 9 de septiembre, después de 46 días de asedio.

Las líneas otomanas de abastecimiento y refuerzos, más cortas, permitieron a los asediadores superar en número a los defensores en una proporción de seis a uno. Además de las habilidades otomanas en la guerra de asedio, la triste actuación de la flota de refuerzo veneciana, la incompetencia del comandante veneciano, así como el apoyo local de los chipriotas, desempeñaron un papel importante en la conquista.

La ferocidad del saqueo de Nicosia durante tres días convenció a las otras fortalezas venecianas de que debían rendirse, excepto la guarnición portuaria oriental de Famagusta (capturada el 1 de agosto de 1571, después de soportar siete asaltos y 74 días de intensos bombardeos).

Aunque los otomanos aceptaron los generosos términos de la capitulación, la masacre de peregrinos musulmanes retenidos en la guarnición provocó represalias. El día 5 de agosto, los oficiales venecianos fueron decapitados y el gobernador Bragadino, que había ordenado el asesinato de los musulmanes, fue despellejado vivo. Rellenaron su piel con paja y la exhibieron en la costa anatolia y en Estambul.

La respuesta occidental: la Liga Santa

El 25 de mayo de 1571 se proclamó en Roma la Liga Santa, compuesta por el Papado, la España de los Habsburgo, Venecia, Génova, Toscana, Saboya, Urbino, Parma y los Caballeros de Malta. El objetivo de la Liga consistía en luchar en una guerra perpetua contra los otomanos y los musulmanes del norte de África, además de recuperar Chipre y Tierra Santa.

Los signatarios proporcionaron 200 galeras, 100 barcos, 50.000 soldados de infantería y 4.500 de caballería ligera, además de las armas y los suministros necesarios.

Preludio de la batalla

La flota de la Liga Santa, comandada por don Juan de Austria (hermanastro de Felipe II), se formó en Messina a principios de septiembre de 1571 y llegó a Corfú el 26 del mismo mes.

Aquí, la alianza fue informada de que la armada otomana, que durante el verano había atacado las posesiones de Creta y Venecia en el Adriático, había regresado a Lepanto (ciudad portuaria en el lado norte del golfo de Patras, Grecia).

El 4 de octubre, los cristianos recibieron noticias de la caída de Famagusta y la tortura de Bragadino. Las noticias alentaron un deseo de venganza, lo que dio a la frágil alianza una cohesión poco común.

Mientras tanto, los exploradores otomanos informaron a sus comandantes de la llegada de una flota cristiana a la costa de Cefalonia. En un consejo de guerra celebrado el 4 de octubre, Pertev Pasha, comandante en jefe (serdar) de la campaña de 1571, y Uluc Alí Pasha, gobernador (beylerbeyi) de Argel, expusieron su opinión de que los otomanos debían adoptar una posición defensiva en el golfo de Lepanto y mencionaron la falta de tripulación y el agotamiento de la armada.

No obstante, fue Muezzinzade Alí Pasha, almirante (kapudan) de la flota y comandante de tierra sin experiencia en conflictos navales, quien impuso su criterio. Ordenó a su flota atacar a los cristianos.

La batalla

Las flotas enemigas se enfrentaron el 7 de octubre en el golfo de Patras. Las cifras de embarcaciones de las que se habla resultan confusas, ya que no incluyen los galeotes de la flota cristiana y excluyen a todas las fustas, pequeñas embarcaciones de transporte, de ambas flotas.

qué pasó en la batalla de Lepanto
Mapa de la batalla de Lepanto

Las cifras estimadas de soldados y armas indican que la Liga Santa superaba ligeramente a los otomanos en cuanto a combatientes y auxiliares (62.100 frente a 57.700) y tenía una ventaja considerable respecto a la potencia de fuego (1.334 frente a 741 armas).

Los relatos otomanos también subrayan que su flota estaba falta de tripulación debido a las pérdidas durante la campaña de 1571 y al hecho de que muchos de los soldados a bordo de los barcos costeros de beys ya se habían marchado anticipándose a la llegada del invierno.

La batalla de Lepanto comenzó antes de las once de la mañana con el combate de los escuadrones costeros. El comandante otomano Mehmet Suluk casi logró desbordar a las galeras de Agostino Barbarigo maniobrando entre los bajíos y los venecianos. Éstos perdieron varias galeras y Barbarigo sufrió una herida mortal.

No obstante, las galeras del ala izquierda cristiana que no habían entrado en batalla y las embarcaciones de la retaguardia enviadas por otro comandante de la Liga Santa, don Álvaro de Bazán, convirtieron la derrota en victoria al destruir el ala derecha otomana en sólo dos horas.

quién ganó la batalla de Lepanto

Mientras tanto, el centro cristiano y otomano protagonizó un crudo enfrentamiento después del choque de los dos buques insignia: la Galera Real de don Juan y el Sultana de Alí Pasha. Éste pensó en contrarrestar la superioridad cristiana en cuanto a potencia de fuego utilizando sus refuerzos de la reserva hasta que Mehmet Suluk y Uluc Alí desbordasen las alas cristianas.

A pesar de las pérdidas de los cañones de las galeazas (barcos de guerra con remos auxiliares, ver la historia del barco), las galeras otomanas penetraron en las filas cristianas y los hombres de Alí Pasha incluso abordaron la Galera Real.

Muy pronto, sin embargo, el centro otomano se vio superado. Cuando Alí Pasha murió y su Sultana fue remolcada por la Galera Real, el centro otomano se vino abajo. Todos los barcos otomanos acabaron hundidos o tomados, y casi todos los hombres de sus tripulaciones fueron asesinados sin piedad.

El enfrentamiento entre los escuadrones situados mar adentro comenzó más tarde, ya que Uluc Alí y Gian Andrea Doria, los capitanes marinos más expertos de cada bando, intentaron superar en estrategia al contrario.

Mientras el grueso de las galeras de Uluc Alí atacó la derecha y el centro de Doria, el líder otomano logró dañar seriamente algunas de las 15 galeras del contrario que habían roto la formación en el flanco izquierdo.

Qué rey derrotó a los turcos en la batalla de Lepanto

Uluc Alí continuó atacando el centro del flanco derecho cristiano con el fin de ayudar al centro otomano, en serias dificultades. Fue demasiado tarde. Alí Pasha ya había muerto y Bazán envió a su reserva restante contra Uluc Alí.

Al darse cuenta de que no podía hacer nada, éste huyó hacia mar abierto con 30 galeras, aproximadamente. La victoria cristiana era completa. La flota de la Liga Santa derrotó a casi toda la armada otomana con su tripulación y su artillería.

Consecuencias y repercusiones

En 1572, cuando surgió en Estambul una armada otomana completamente nueva al mando del nuevo kapudan, Uluc Alí, parecía que Lepanto apenas había alterado el equilibrio de poder. Es cierto que Chipre nunca fue recuperada y que la Liga Santa se desintegró cuando Venecia firmó un tratado con Estambul (1573) y los recursos españoles se destinaron a los nuevos retos que se planteaban en los Países Bajos.

También es cierto que en 1574, los otomanos recuperaron Túnez y capturaron la guarnición española de La Goleta. Sin embargo, Lepanto libró a Venecia, a las posesiones mediterráneas que le quedaban (sobre todo Creta) y al Mediterráneo oriental de más conquistas otomanas.

Si en 1572 ya se habían reconstruido las galeras, Estambul tardó décadas en reponer las tripulaciones, en especial los experimentados marinos musulmanes y los arcabuceros y arqueros navales. Y Uluc Alí era un marinero demasiado bueno para retar a los cristianos con su armada inexperta.

Para finalizar, te recomendamos ver la batalla naval de Jutlandia

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Lepanto, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría elementos militares o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.