Mecanismo de Anticitera reseña histórica

Se puede afirmar que el mecanismo de Anticitera es una computadora mecánica o analógica. Construida por los antiguos griegos sobre el año 87 a. C. Este ingenio se diseñó para predecir eclipses y posiciones astrológicas hasta con 20 años de anticipación. En CuioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del Mecanismo de Anticitera.

No te pierdas la historia del astrolabio

Origen y descubrimiento del Mecanismo de Anticitera

El Mecanismo de Anticitera es una de las mayores invenciones mecánicas de la historia. Este invento parece ser debido a un mecánico de Rodas, Geminus, en el año 87 a. de C. La invención es real y su fecha cierta, con una precisión de meses.

Mecanismo de Anticitera origen

Su descubri­miento es novelesco. En 1900, pescadores de esponjas localiza­ron a lo largo de la isla de Anticitera, entre Creta y el Peloponeso, los restos de un navío griego a 42 m de profundidad.

Su contenido fue recuperado unos meses tarde. Lo componían estatuas ánforas y otros objetos, cuyo interés radica en que pueden ser fe­chados: se remontan a principios del siglo I a. de C.

Entre los restos sacados a la superficie, los ar­queólogos encuentran elementos metálicos que contenían ruedas de bronce cubiertas por gruesas capas de restos calcáreos y óxido,

Estas ruedas suscitaron la curiosi­dad porque eran muy finas. Tras su limpieza, fueron objeto de in­tentos esporádicos de interpreta­ción, más o menos infructuosos.

Investigación sobre su funcionamiento

En 1957, el sabio inglés Derek de Solla Price propuso un primer análisis por síntesis, que concluyó en 1975, y que concuerda de forma satisfactoria con los vesti­gios disponibles.

Las ruedas den­tadas formaban parte de un apa­rato que contenía trece de éstas, de las cuales once eran de dos pisos, o si se prefiere, veinticuatro ruedas dentadas, de las cuales once iban superpuestas sobre un conjunto de trece ejes.

Cada una de estas ruedas poseía un núme­ro de dientes definido, de tal modo que los ciclos del Sol y de la Luna estaban exactamente ma­terializados.

El conjunto eviden­temente no tenía motor y debía accionarse a mano. Para un día dado de un mes dado, permitía, por ejemplo, establecer el mo­mento del ciclo lunar, incluso si estaba oculta por las nubes.

El conjunto de la comunidad cientí­fica internacional aceptó la re­construcción de Derek Price, por desconcertante que parezca. Esta reconstrucción es descon­certante por dos razones.

La pri­mera es que refleja un conocimiento de mecánica suficiente como para permitir la primera construcción de un diferencial, es decir, el primer tren de engrana­jes, gracias al cual se transmite a un árbol rotativo un movimiento equivalente a la suma o a la dife­rencia de otros dos movimientos.

Atribuida hipotéticamente a los chinos, la invención de este mecanismo no presenta aquí ninguna duda, ya que está basada en elementos arqueológicos cier­tos. La segunda razón por la que la reconstrucción de Price es des­concertante es el grado de evolu­ción de la tecnología griega del siglo I a. de C.

Contra toda lógica históri­ca, ésta ha permitido, realizar una rueda de una decena de centíme­tros de diámetro con ciento veinti­siete dientes. Lo cual es una proeza que la relojería sólo logrará emular una decena de siglos más tarde.

Queda por explicar el ca­rácter único de esta obra maestra y las razones por las que aparentemente no tuvo descendencia.

Quién inventó el Mecanismo de Anticitera

Price atribuye la invención del objeto, conocido también con el nom­bre de «reloj de Anticitera», a un astrónomo de la Antigüedad cé­lebre por su espíritu mecánico, Geminus, alumno de Posidonios de Apamea. El Mecanismo de Anticitera habría sido construido en Rodas, importante centro de Astronomía.

La atribución de la invención del diferencial a Geminus es lo que puede plantear problemas. En efecto, otro griego, todavía más famoso que Geminus, Herón de Alejandría, menciona en su tratado Las mecánicas la forma de realizar odómetros, uno terrestre, otro marítimo.

Estos aparatos es­taban compuestos efectivamente por diferenciales. Herón sería, pues, el inventor del diferencial. Por otro lado, parece ser que Ge­minus fue a Alejandría.

Punto in­teresante, ya que si se examina el desmultiplicador igualmente descrito por Herón, nos damos cuenta de que consti­tuye la etapa preliminar a la puesta a punto del diferencial.

Herón, a quien debemos numero­sas invenciones geniales, podría muy bien ser el inventor origina­rio del diferencial. En cualquier caso, no le quitamos nada de mé­rito si le hacemos maestro, y por tanto inspirador de Geminus, en la invención del diferencial, que efectivamente parece haber sido realizado en Rodas.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó el sextante

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia y origen del Mecanismo de Anticitera, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí