quién inventó el astrolabio y en qué año

La historia del astrolabio nos dice que este instrumento como tal, fue inventado en el Oriente mediterráneo, por sabios griegos o sirios hacia el siglo II de nuestra era. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó el astrolabio, su origen y evolución en el tiempo.

No te pierdas quién inventó la brújula

Quién fue el inventor del astrolabio

Lamentablemente, no se sabe con certeza quién es el inventor del astrolabio. Pero el matemático, geógrafo y astrónomo griego Claudio Ptolomeo ya lo menciona en su obra Almagesto en el siglo II.

El primer tratado de construcción y empleo de un astrolabio data del siglo VI y es obra de Johannes Philoponnus (Juan Filópono). El ejemplar más antiguo de astrolabio que ha llegado hasta nosotros se remonta al año 927 y procede de Ispahan (actual Irán). Se puede observar en el Museo Nacional de Kuwait.

A continuación el astrolabio se convierte en el instrumento más popular de los que utiliza la astronomía clásica. En Europa todavía se empleaba en el siglo XVIII, un siglo después de la invención del telescopio. Y en el mundo musulmán incluso se utilizó en el siglo XIX para navegar en el mar o para orientarse en dirección a la Meca.

El astrolabio ejerce un papel de bisagra en la transmisión hacia Occidente de los métodos geomé­tricos griegos aplicados a la astronomía. Tiene una influencia directa en la evolución de las técnicas científicas.

Historia del astrolabio en la Antigüedad

reseña histórica astrolabio

La popularidad del astrolabio está directamente relacionada con su utilidad.

Es un instrumento de campo que permite no sólo medir la altura de un astro sobre el horizonte, sino también determinar inmediatamente la posición de la Luna, el Sol y los planetas en relación a las estrellas. Así, como cualquier otra relación de interés astronómico.

Como uso complementario, puede servir para determinar la hora de la noche y también realizar numerosas observaciones geodésicas. Como evaluación de la distancia de un objeto visible o de la altura de una montaña, por ejemplo.

Proyección estereográfica del astrolabio

Si nos imaginamos el cielo como una bóveda celeste en la que estuvieran “pegadas las estrellas”, el astrolabio sería entonces la proyección estereográfica de esta media esfera celeste en el plano de un gran círculo.

Esta representación ficticia es práctica cuando se intenta exclusivamente establecer las distancias angulares mutuas de estas estrellas en relación a la línea de mira del observador, y no sus distancias kilométricas.

Si hacemos caso de lo que dice Sinesius de Cirene, el inventor de esta proyección fue el astrónomo griego Hiparco (siglo II a.C.). Cuatro siglos más tarde, Ptolomeo la demostraría geométricamente en su Planisphaerium.

Calcular las distancias con el astrolabio

La ventaja que representa la proyección estereográfica es doble. Permite representar todos los círculos de la esfera celeste en el plano de proyección mediante círculos, y es correcta en el sentido que ningún ángulo sufre una deformación por la proyección sobre el plano.

Representa para la astronomía esférica lo mismo que la proyección de Mercator para la cartografía.

Un medio para obtener las distancias angulares verdaderas de los cuerpos celestes en referencia a un sistema de coordenadas (meridianos y paralelos celestes); y ade­más, esta localización se hace casi automáticamente, ya que el instrumento funciona como un calculador analógico.

Se comprende, pues, el éxito del astrolabio entre los sabios de la Edad Media, un éxito que se refleja en el impresionante número de tratados árabes sobre él… y de sus traduccio­nes latinas,

Descripción y uso del astrolabio

El astrolabio es un instrumento plano forma­do, en la parte superior de la cara principal, por una matriz (en árabe, umm) en la que se ha reproducido la proyección estereográfica del ecuador, los trópicos y el horizonte en una latitud geográfica dada con, para una latitud septentrional, el polo celeste norte como centro de proyección.

Esta matriz contiene una cuadricula de círcu­los verticales y horizontales (en árabe, safiha):

  1. Los acimuts (en árabe, al-sumut), que miden las distancias angulares de un astro en relación al meridiano celeste
  2. Los almucantarats (en átrabe, almacantars), o paralelos de altitud sobre el horizonte, que miden la altura de un astro en relación al horizonte del observador.

Cada latitud de observación posee su propia safiha, ya que, naturalmente, la proyección de las coordena­das de la esfera celeste no es la misma en dos latitudes distintas.

Encima de la matriz hay un disco perforado, la araña (ankabut en árabe), llamado así en virtud de su aspecto reticular. Este disco simboliza la rotación aparente del Sol y las estrellas por encima del horizonte del observador mediante:

  1. Índices, que son la proyección estereográfica de estrellas importantes (como término medio, en una araña están reproducidas las coordenadas relativas de entre 15 y 50 estrellas).
  2. Un anillo graduado que representa el eclíptico, es decir, el gran circulo de la esfera celeste que el Sol describe en su aparente movimiento alre­dedor de la Tierra. La araña es amovible y gira sobre sí misma.

El observador que utiliza un astrolabio escoge un cuerpo celeste reproducido en la araña y mide su altitud sobre el horizonte con ayuda de una alidada (en árabe, al’idadah) fijada en el dorso del instrumento y que también puede servir para tomar medulas geodésicas.

A continuación sólo hay que hacer girar la araña sobre la posición correspondiente, en la safiha a la altitud del astro para obtener sus coordenadas angulares completas y, por extensión las de todos los demás cuerpos celestes proyectados sobre la araña.

También puede obtener con exactitud la hora de la noche (hora sideral) o la del día (hora solar) gracias a la partición horaria de la parte infe­rior del astrolabio.

Etimología de la palabra astrolabio

En cuanto al significado de la palabra astrolabio, el término procede del griego y literalmente significa “encontrar las estrellas”.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó el reloj de sol

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del Astrolabio, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí