origen e historia de la Clepsidra

Aunque el antepasado de todos es el reloj de sol o helicrono, los relojes de agua o clepsidras, los relojes de arena o incluso el de aceite aparecieron pronto en la Historia. Era natural, ya que el reloj de sol sólo era útil durante el día. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del reloj de agua, también quién lo inventó y los diferentes tipos.

No te pierdas la historia del reloj de pulsera

Origen del reloj de agua

Muy pronto el hombre civilizado tuvo la necesidad de poder medir el tiempo también de noche. En el Antiguo Egipto se hacía generalmente utilizando uno de estos artilugios. El reloj de agua o reloj hidráulico más antiguo de los cuales data del siglo XIV a.C.

A estos fines los antiguos griegos emplearon la clepsidra, reloj en forma de pequeña maceta que se llenaba de agua hasta una marca o señal convenida. Esta especie de vasija tenía el interior marcado a intervalos, que a su vez se correspondían con las distintas horas de la noche.

Se sabía la hora aproximada, sin exactitud total, pero era una guía útil: si el nivel estaba en la muesca correspondiente a las dos de la madrugada todos entendían que quedaba mucha noche, conocimiento que parecía suficiente.

Y es que el concepto e incluso el sentimiento de exactitud del tiempo es un asunto moderno, lo que sólo ha servido para acelerar la vida, desasosegar al hombre y causarle ansiedad.

La clepsidra se utilizaba para calcular y seguir los movimientos de la esfera celeste, astros y planetas, y fueron de utilidad en Grecia en los servicios religiosos, determinación y distribución de las horas en los relevos de los oficiales del templo.

La hora nocturna era una doceava parte de la noche en el tiempo invernal, pero su duración real estaba supeditada al cambio y rotación de las estaciones. La última hora de la noche coincidía siempre con el tercer canto del gallo.

En tiempos del Imperio Romano, el reloj de agua fue una forma corriente de medir el tiempo. Vitruvio, autor de un tratado o diez libros De architectura, ingeniero militar en tiempos de Julio César, describe una clepsidra con flotadores automáticos

Este ingenio tenía la peculiaridad que daba las horas lanzando al aire una piedrita o emitiendo un silbido avisador que funcionaba al bajar un peso previamente suspendido de una cuerda enrollada a un eje que hacía mover los engranajes: era claramente un reloj despertador.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la campana

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del reloj de agua, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí