origen e historia del ketchup

Nadie se imagina hoy la cocina sin kétchup o cátsup, sobre todo cuando se trata de comida como hamburguesas y perritos calientes. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del ketchup, su origen, quién inventó el cátsup y cómo ha sido su evolución y expansión por todo el mundo.

No te pierdas la historia del las patatas fritas

Origen del ketchup

Aunque la palabra ketchup parece hoy necesariamente asociada al tomate, en su origen no fue así.

De hecho es una de las salsas o condimentos más antiguos de la cocina occidental, muy anterior a la introducción del tomate.

cuál es el origen del ketchup

Sabemos que los romanos la preparaban en el siglo IV a.C., con la siguiente receta: “vinagre, aceite y pimienta, pasta de anchoas secas y alguna gracia propia de la región o del cocinero que la elaboraba”.

A aquella mezcla sabrosa llamaban liquamen.

El verdadero antecesor del ketchup actual, similar al que conocemos en la actualidad, tiene otro origen.

Quién inventó el ketchup

quién y cuando se inventó el ketchup

Se considera que los inventores del cátsup o ketchup fueron los chinos en el siglo XVII.

En 1690, los chinos habían creado una salsa picante para acompañar carnes y pescados: el ketsiap, que hacia 1748, dio lugar al ketchup tras aficionarse a él los marinos ingleses que habían conocido el producto en el archipiélago malayo a principios del XVIII.

Era una salsa elaborada con nueces, setas y pepinos, y hasta principios del XIX, no tuvo entre sus ingredientes el que más tarde sería el más famoso de todos: el tomate.

Evolución y expansión del ketchup

Tan popular se hizo que una escritora inglesa de temas de cocina, la señora Harris, en su Housekeeper Pocketbook (1748) recomendó “no carecer de tan útil condimento”.

El novelista Charles Dickens habla del producto en su novela Barnaby Rudge. También lo menciona lord Byron en su poema “Beppo”.

evolución del ketchup

En cuanto a su evolución, el tomate fue incorporado al ketchup no antes de 1792: en un libro de Richard Briggs titulado The New Art of Cookery, aparece una de las primeras recetas que incorporan el tomate al llamado catsup.

Sin embargo su aceptación fue lenta, le costó abrirse camino y no sería universalmente aceptado hasta mediados del XIX. De esa época es el libro de recetas de Isabel Beeton, donde recomienda “este aromático ingrediente” como parte de las salsas dignas de la mesa de un gran señor.

Hay que tener en cuenta que de la planta del tomate, llamado a ser pieza fundamental de la cocina italiana, no se comía el fruto sino las hojas, que son las que verdaderamente pueden traer malas consecuencias.

Y no fueron los espagueti, sino el triunfo de la hamburguesa lo que aseguró el futuro del ketchup. El producto como hoy lo conocemos fue iniciativa del norteamericano Henry Heinz (padre del ketchup moderno), que vio enseguida que la estrella del ketchup tenía que ser el tomate, y lo incorporó en 1876 a la salsa existente.

Para finalizar, no te pierdas la historia del Hot Dog

¿Quieres saber más sobre historia de los alimentos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del Ketchup, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría alimentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí