origen e historia de la cirugía

Datar la aparición de la cirugía moderna es algo arriesgado. Sin embargo, la publicación en 1546, del primer tratado de Ambroise Paré, Método para tratar las heridas producidas por arcabuces y otras armas de fuego, marca un giro en la historia de la cirugía. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó la cirugía, su origen y sus pioneros.

No te pierdas la historia de la medicina

Origen de la cirugía

La cirugía se practica desde la edad de piedra. Los prehistoriadores piensan que las amputaciones y la cauterización de las llagas son métodos corrientes en la prehistoria para curar las heridas de caza o de guerra.

En todo caso, las trepanaciones se realizan con seguridad a principios del neolítico en Europa occidental y en Asia. Sin duda, son sumamente difíciles de llevar a cabo en ausen­cia de instrumentos metálicos.

Sin embargo, la proporción de operados que sobreviven a la intervención (que se puede determinar mediante un análisis de las cicatrices en los restos craneanos) parece ser extremadamente elevada.

Esto denota un alto grado de habilidad manual por parte de los interventores, que rodeaban seguramente sus prácticas de ritos y misterios. Las trepanaciones se efectúan en esa época, esencialmente, para curar las heridas producidas con armas contundentes.

Mucho más tarde, las heridas de guerra son también el objeto esencial de las investigaciones de Paré, que se preocupa de las heridas contusas pro­vocadas por las nuevas armas de fuego y por la pólvora, que se considera entonces como un veneno. Así, en cierto modo, el auge de la cirugía va a la par con el desarrollo militar.

Primeras técnicas operatorias

Las prácticas quirúrgicas prehistóricas son res­catadas por las grandes civilizaciones de la Antigüedad. En Egipto, el papiro Smith, datado en el IV milenio, da testimonio de la importancia de la cirugía en ese país.

procedencia de la cirugía

Cerca de 50 casos que tratan de patología traumática (heridas, luxaciones, fracturas, contusiones) están catalogados y extraordinariamente bien observados, aunque el tratamiento es escasas veces indicado.

En el siglo V a. C., el médico de la Antigua Grecia Hipócrates y sus discípulos aportan a la medicina su sentido de la deontología, del rigor en la observación y de la honestidad científica. Sin embargo, no se preocupan de la cirugía, a la que consideran como un último recurso.

Por el contrario, un siglo después de Hipócrates, los médicos de Alejandría, Herófilo y Erasístrate realizan las primeras investigaciones profundas sobre la anatomía y la fisiología humanas, entregando bases sólidas a la práctica quirúrgica.

Aulius Comelius Celse codifica las operacio­nes quirúrgicas de la época grecorromana en su Tratado de medicina, en el siglo I d.C. Mientras que Galeno, pese a su dogmatismo, realiza valiosas observaciones fisiológicas en el siglo III.

Pioneros de la cirugía

Después de la caída de Roma, Bizancio y el islam conservan una parte del corpas médico- quirúrgico de la Antigüedad y lo transmiten al Occidente medieval.

Se insiste mucho, y con justicia, en el estado de retraso de la medicina medieval, y especialmente de la práctica quirúrgica. El seguimiento ciego de los dogmas y, sobre todo, las restricciones impuestas por la Iglesia resultan nefastas para la investigación médica.historia de la cirugía resumen

En especial, la prohibición de la disec­ción y de la autopsia, que dura hasta 1480, y que impide todo conocimiento profundo de la anatomía y de la fisiología. La Iglesia condena abiertamente la práctica quirúrgica.

En 1163, el concilio de Tours declara a este propósito: Ecclesia abhorret a sanguine (“La Iglesia aborrece la sangre”). No obstante, algunos hombres continúan sus investigaciones en el marco de las nuevas escuelas de medicina fundadas en Salerno (donde se practican disecciones en el siglo XI), Montpellier y París.

Citemos, en el siglo XIII, a Rogelio de Palermo, Rolando de Parma, Guillermo Salicetti (que combate la cauteriza­ción con hierro al rojo predicada por los árabes) y Lafranchi.

En el siglo XIV, Mondeville ya utiliza antisépticos para evitar la supuración de las heridas. Guy de Chauliac obtiene la autorización excepcional de disecar un cadáver al año, así como Juán de Ardena y Jean Yperman.

Sin embargo, en esta época la cirugía es fundamentalmente una técnica despreciada, reservada a obreros iletrados, los “barberos cirujanos”.

Sin embargo, el contacto permanente que éstos mantienen con el enfermo les permite desarrollar un savoir faire que le hace bastante falta a los médicos de esos años, como lo muestra am­pliamente Moliere en sus célebres comedias.

Llegada de la cirugía moderna

El espíritu práctico de los barberos cirujanos, unido a un nuevo impulso de la investigación de la anatomía y fisiología, aseguran la llegada de la cirugía moderna en el Renacimiento.

En 1543, André Vésale publica su revolucionario tratado de anatomía, La fábrica del cuerpo humano, en el que refuta a Galeno y preconiza la observación directa y la disección.

A sus trabajos siguen los de Miguel Servet sobre la circulación pulmonar, luego los de Falopio y de Fabrizio d’Acquapendente. El conjunto forma el marco intelectual en el que puede florecer el talento quirúrgico de Ambroise Paré.

Ambroise Paré, el padre de la cirugía

Ambroise Paré, médico militar y cirujano del rey Enrique II, posee amplios conocimientos en diversos ámbitos e intenta aplicar los métodos más modernos, descartando los que no tienen más autoridad que la tradición.

quién inventó la cirugía
Ambroise Paré, pionero y padre de la cirugía moderna

Además del tratamiento atraumático de las heridas provocadas por armas de fuego, también preconiza la ligadura arterial en caso de amputación, en lugar de la cauterización sistemática generalmente practicada antes de él.

Asimismo, aconseja la trepanación preventiva y denuncia la práctica que consiste en castrar al paciente que es operado de una hernia. Por otra parte, Ambroise Paré perfecciona numerosos instrumentos quirúrgicos.

Finalmente, populariza sus técnicas en una serie de tratados sobre anatomía y cirugía es­critos directamente en francés. La amplia repercusión póstuma de estas obras le vale a Paré el merecido título de “padre de la cirugía moderna”.

Ambroise Paré y el tratamiento atraumático de las heridas

Este texto, donde Paré relata cómo descubrió el método para tratar de manera atraumática las heridas contusas provocadas por las armas de fuego, ha sido extraído de su famoso Método publicado en 1546.

Me faltó el aceite y me vi obligado a aplicar en su lugar un digestivo hecho con una yema de huevo, aceite rosado y trementina. En la noche no pude dormir tranquilo, temiendo que por no haber caute­rizado bien pudiera encontrar a los heridos a los que no pude administrar el susodicho aceite muer­tos envenenados, lo que me hizo levantarme al alba para ir a visitarlos.

Al contrario de lo esperado, encontré a los que les había puesto el medicamento digestivo sintiendo poco dolor y sus heridas sin inflamación ni tumores, y habiendo descansado bien en la noche.

Otros, a los que se les había apli­cado el susodicho aceite hirviendo los encontré afiebrados, con gran dolor y tumores alrededor de sus heridas. Por lo tanto, decidí que jamás volvería a quemar tan cruelmente a los heridos de bala”.

Para finalizar, no te pierdas la historia de los trasplantes de órganos

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la cirugía, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos similares, visita nuestra categoría Historia o pregunta en el buscador de nuestra web.

Y si te ha gustado, te invitamos a compartir en las redes sociales. También puedes seguir nuestra página de historia en Facebook. Del mismo modo, puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí