Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Saratoga

La batalla de Saratoga tuvo lugar entre el 19 de septiembre y el 17 de octubre de 1777 dentro del marco de la guerra de Independencia de Estados Unidos. Se enfrentaron las tropas independentistas americanas contra el ejército británico. Fue uno de los combates más decisivos y contribuyó al fin de la guerra. El combate fue en la región de los grandes lagos, cerca de Boston y del río Hudson. En CurioSfera-Historia.com te contamos la historia de la batalla de Saratoga.

No te pierdas la batalla de Yorktown

Los datos de la batalla de Saratoga

  • Fecha: entre el 19 de septiembre y el 17 de octubre de 1777.
  • Lugar: Región de Boston, este de Estados Unidos.
  • Combatientes: Americanos contra británicos.
  • Unidades: 21.000 soldados los rebeldes norteamericanos y 7.000 soldados las tropas británicas.
  • Objetivo: La independencia de Estados Unidos de Gran Bretaña.
  • Resultado: Las tropas independentistas norteamericanas vencieron la batalla de Saratoga.
  • Personajes protagonistas: Por parte americana, el comandante en jefe y general Horatio Gates, general Benedict Arnold y general Daniel Morgan. Por el lado británico el comandante en jefe y general John Burgoyne, general Simón Fraser; auxiliares alemanes liderados por el general Frederick Riedesel.
  • Bajas: 430 bajas en las tropas independentistas. Por el otro bando, 2.000 bajas y todos los soldados británicos acabaron hechos prisioneros de guerra.
  • Consecuencias: La batalla de Saratoga causó un gran impacto en América y Elevó considerablemente la moral y el prestigio de la revolución americana. Esto atrajo el apoyo de Francia(1778) y el Imperio español (1779) a la causa independentista estadounidense.

Antecedentes y contexto

La derrota de todo un ejército británico en 1777 supuso un acontecimiento clave en la consecución de la independencia por parte de los americanos. Además, se convirtió en el fracaso total de una estrategia audaz que consistía en dividir por la mitad las trece colonias rebeldes siguiendo el corredor del río Hudson.

fecha de la batalla de Saratoga
El general americano Horatio Gates y el general británico John Burgoyne

El ejército británico de Canadá avanzó al sur y tomó fácilmente Ticonderoga, en el lago Champlain, el 6 de julio. Desde allí, avanzó hacia el río Hudson a través de un difícil terreno boscoso, con la dificultad añadida de los árboles talados por los americanos para bloquear los riachuelos.

Todas las guerras implican riesgos, y el hecho de no ejercer presión, después de tomar Ticonderoga tan fácilmente, habría significado no hacer contribución alguna a lo que parecía la campaña decisiva.

Si los británicos estaban cansados, sus oponentes no se encontraban precisamente en su mejor momento. Bajos de moral y con numerosas deserciones, y sin saber cómo responder al avance del comandante británico John Burgoyne. El general Philip Schuyler escribió estas palabras acerca de Ticonderoga el 5 de julio:

«Si nos ocurre un accidente en este acuartelamiento y se pierden las tropas, nos encontraremos en una desagradable situación, con poco más que la milicia; sin una sola pieza de artillería pesada o ligera, y sin ningún artillero… no tenemos ni un cartucho».

En lugar de resistir, se replegaron. Pero una parte de la fuerza británica sufrió una derrota cerca de Bennington el 16 de agosto. Después de cruzar el Hudson por un puente flotante el 13 y el 14 de septiembre, Burgoyne hizo frente a un ejército americano que iba engrosando sus filas y se trasladaba al norte desde Albany.

La batalla

El 19 de septiembre, Burgoyne se acercó a la posición del comandante americano Horatio Gates, fortificado con parapetos y reductos, en Bemis Heights (una zona muy boscosa al norte de Stillwater, en la parte occidental del río Hudson).

cuándo fue la batalla de Saratoga

El avance fue un desastre. Los americanos al mando de Benedict Arnold y Daniel Morgan avanzaron para hacer frente al centro británico en Freeman’s Farm, aproximadamente a 2 kilómetros al norte de Bemis Heights, y los fusileros de Morgan provocaron numerosas bajas.

Cada vez que los británicos avanzaban, los americanos se retiraban, tirando desde una posición emboscada desde 180 metros y matando sobre todo a oficiales. Lucharon con valentía, pero los británicos no llegaron a las trincheras de Gates.

Burgoyne fue el responsable por no coordinar sus tres unidades de avance y por exponer a sus tropas a un enfrentamiento en el que perdieron la iniciativa. Eso sin contar con una posición defensiva fuerte sobre la que replegarse.

Por suerte para Burgoyne, Gates (un general sobrevalorado) se negó a dejar sus trincheras para prestar apoyo a Morgan y a Arnold, mientras que los británicos recibieron la ayuda de un avance de auxiliares alemanes al mando del general Frederick Riedesel.

Burgoyne quedó al mando del campo de batalla, pero perdió alrededor de 600 hombres, frente a los 300 de los americanos, mientras Gates seguía bloqueando la ruta sur. El avance británico no cumplió sus objetivos operativos y reveló las graves debilidades de la táctica inglesa.

Burgoyne decidió intentarlo de nuevo, pero pospuso su ataque para comprobar el impacto que tendría un avance británico río Hudson arriba desde Nueva York al mando del general sir Henry Clinton.

El 28 de septiembre, Burgoyne escribió a Clinton informándole de que el enemigo era más numeroso, que había cortado la retirada desde Canadá y que las provisiones se le terminarían el 20 de octubre. Clinton contaba con un pequeño ejército, pero el 6 y el 7 de octubre avanzó, tomando los fuertes Montgomery, Clinton y Constitution. No obstante, estaban lejos de la posición de Burgoyne.

batalla de Saratoga resumen

Desde el enfrentamiento del 19 de septiembre, el ejército cada vez más expuesto de Burgoyne se vio afectado por la falta de moral, el descenso de las provisiones y las deserciones. En un consejo de guerra celebrado el 5 de octubre, sus oficiales presionaron a Burgoyne para retirarse mientras todavía tuviesen una oportunidad. Pero el general respondió obstinadamente convocando un ataque a gran escala contra Gates, cuyo ejército había pasado a ser de 11.469 hombres (frente a los 6.617 soldados de Burgoyne).

Cuando se señaló que el bosque hacía imposible obtener información precisa, Burgoyne propuso un reconocimiento en masa que podría ampliarse a un ataque para envolver los flancos americanos.

Lo intentó el 7 de octubre, pero fue rechazado por los americanos (aunque el rechazo de Gates a convocar a todas sus tropas limitó el alcance del desastre). Los británicos perdieron 600 hombres, incluyendo varios oficiales importantes; las bajas americanas se quedaron en 130, aproximadamente.

La batalla destruyó la moral del ejército de Burgoyne. El 8 de octubre, los británicos comenzaron la retirada, dejando atrás a los heridos (una medida que golpeó todavía más su ya maltrecha moral). Los americanos, por su parte, ya habían fortificado la orilla opuesta del Hudson a fin de evitar el cruce del río.

La derrota británica

Burgoyne accedió a abandonar las armas y el bagaje, y la retirada tuvo luchar a marchas forzadas con el fin de cruzar el Hudson por encima de Fort Edward. Sin embargo, cuando el general descubrió que aquella ruta también estaba bloqueada, ordenó cambiar el sentido de la marcha. Tras acampar en Saratoga, el ejército de Burgoyne se limitó a esperar a Clinton mientras se hallaba expuesto a un fuego constante.

quién ganó la batalla de Saratoga
Rendición del ejército británico

Los hombres de Clinton avanzaron, pero el 14 de octubre Burgoyne comenzó a negociar con Gates, y el 17 de octubre se produjo la rendición del ejército. Deseoso de poner punto final porque le preocupaba el avance de Clinton, Gates se mostró de acuerdo en que las tropas de Burgoyne regresasen a Gran Bretaña con la condición de que no volviesen a servir en América.

Este tipo de libertad bajo palabra era natural para los combatientes europeos y Gates, excomandante en el ejército británico, creía que actuaba según las convenciones normales. Sin embargo, existía la preocupación de que los que se habían rendido y regresaban a Gran Bretaña sustituyesen a otros soldados que podrían ser enviados a la guerra.

Por ello, el Congreso desaprobó la convención y mantuvo a los soldados británicos encerrados como prisioneros de guerra. Las tropas británicas fueron a parar a Virginia, donde permanecieron hasta el final de la guerra de Independencia.

El enfoque de Burgoyne en lo que respecta a las operaciones en el bosque no fue lo suficientemente flexible. Simón Fraser, general británico, fue abatido por los tiradores de Morgan el 19 de septiembre.

Riedesel, su contrapunto alemán, podría haber logrado derrotar a los americanos. Sin embargo, con Burgoyne al mando, los británicos acusaron la grave falta de liderazgo. Ser «burgoyned» (es decir, rodeado y capturado) se convirtió en un término común.

Consecuencias

Las pérdidas de las tropas británicas fueron graves, igual que las consecuencias estratégicas. Los británicos ya no atacaron al sur de Canadá. Adoptaron una estrategia marítima centrada en el control de los puertos y las zonas costeras sin utilizar la capacidad terrestre proporcionada por una fuerza ofensiva con base en Canadá.

repercusiones batalla de Saratoga

De este modo se redujeron las opciones estratégicas de los británicos. Saratoga supuso el fin de toda perspectiva seria de separar Nueva Inglaterra del resto de América. Si Burgoyne se hubiese retirado, habría estado en disposición de contraatacar y amenazar de nuevo a la zona del alto Hudson.

La campaña, además, sirvió como un aviso para los que pensaban que los americanos sólo contaban con un ejército importante y, en consecuencia, su derrota significaría el fin de la guerra.

Cuando se consideró por primera vez el avance de Burgoyne, se dio por sentado que el único riesgo significativo sería que Washington se pusiera en su contra. Lo que ocurrió fue que Burgoyne fue derrotado mientras Washington luchaba cerca de Filadelfia.

La idea de que la milicia o los fusileros de Morgan ganaron Saratoga constituye una vieja tradición que los estudiosos modernos ya no aceptan. Sin embargo, refleja una vez más el énfasis en los voluntarios y los soldados no profesionales del mito militar americano.

Saratoga contribuyó poderosamente a este mito a lo largo del siguiente siglo. Se consideró como una victoria de un modo de luchar típicamente americano. En realidad, las milicias derrotaron en 1776 a un destacamento británico en Bennington, lo que supuso un gran golpe en el contexto de la campaña.

Además, la fuerza de continentales de Gates en Saratoga pudo luchar debido al gran número de milicianos que acudieron en su ayuda. Gran parte de la lucha en el bando americano, sin embargo, recayó en los continentales destacados del ejército de Washington al mando de Arnold.

La batalla de Saratoga causó un gran impacto en América y Europa, y elevó considerablemente la moral y el prestigio de la revolución. Al demostrar la resistencia americana, la campaña acercó a Francia y España a la intervención en la guerra.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Antietam o la batalla de Bunker Hill

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Saratoga, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.