Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Antietam

La batalla de Antietam o batalla de Sharpsburg tuvo lugar el 17 de septiembre de 1862 dentro del marco de la guerra civil estadounidense. El ejército de la Unión, comandado por el general George B. McClellan se enfrentó a las tropas confederadas lideradas por el general Robert E. Lee. Fue la batalla más sangrienta de toda la guerra y también la más decisiva. En CurioSfera-Historia.com te explicamos la historia de la batalla de Antietam.

No te pierdas la batalla de Bunker Hill

Los datos de la batalla de Antietam

  • Fecha: 17 de septiembre de 1862.
  • Lugar: Sharpsburg, condado de Washington, noroeste de Maryland, EE. UU.
  • Combatientes: las tropas de la Unión contra los confederados.
  • Unidades: 75.316 soldados la Unión y 51.844 los confederados.
  • Objetivo: Vencer y poner fin a la Guerra Civil estadounidense.
  • Resultado: Este enfrentamiento no tiene un vencedor claro. Aunque la mayoría de historiadores otorgan la vitoria a las tropas de la Unión por retirada técnica de los confederados.
  • Personajes protagonistas: Por el bando de la Unión el general de división George Brinton McClellan. Por el bando confederado el general Robert Edward Lee.
  • Bajas: El ejército de la Unión 2.108 muertos, 9.549 heridos y 753 prisioneros. El ejército confederado 2.700 muertos, 9.024 heridos y 2.000 prisioneros.
  • Consecuencias: Antietam proporcionó los importantísimos cimientos para la victoria unionista final en la Guerra Civil.

Antecedentes y contexto

La campaña de Maryland de septiembre de 1862 en la guerra civil americana, que culminó en Antietam, surgió de los reveses estratégicos infligidos a la Unión por el general confederado Robert E. Lee.

Las batallas de los siete días (25 de junio-1 de julio) salvaron a la capital confederada, Richmond. La segunda batalla de Manassas recuperó la frontera confederada a lo largo del río Potomac. El 5 de septiembre, el ejército de Virginia del Norte, comandado por Lee, entró en Maryland.

La campaña y preparativos de la batalla

El presidente Abraham Lincoln reaccionó ante esta crisis de manera decisiva. Reunió a 300.000 voluntarios más, llamó a filas a las fuerzas de la Unión del Atlántico sur y el valle de Kanawha. Asimismo, nombró al general de división George B. McClellan comandante de todas las fuerzas de la Unión en la zona de Washington (su decisión más controvertida).

fecha Batalla de Antietam 17 de septiembre de 1862
El general unionista George Brinton McClellan y el general confederado Robert Edward Lee

Como demócrata, McClellan estaba considerado por algunos miembros del gabinete de Lincoln como un enemigo político. A pesar de demostrar unas grandes cualidades de organización, las batallas de los siete días demostraron que estaba más preocupado por evitar la derrota que por derrotar al enemigo.

Tras el nombramiento se redimió estableciendo un programa intensivo de formación y aportando nuevos reclutas al ejército del Potomac. El 7 de septiembre, McClellan guio a sus tropas a la campaña, pero casi una cuarta parte de sus hombres (en torno a 20.000) no habían entrado nunca en combate.

La confianza de Lee le llevó a subestimar la resistencia de la Unión, y la rapidez de la reacción de McClellan le llegó por sorpresa. Lee contaba con al menos tres semanas para que sus tropas pudiesen descansar. Debía reorganizarse y atravesar los condados occidentales (unionistas) de Maryland hacia Pensilvania.

Lee pretendía quedarse en territorio septentrional hasta noviembre, desgastando el apoyo a favor de la continuación de la guerra y obligando a Lincoln a reconocer la independencia de los confederados.

En 1866, comunicó al coronel William Alan: «He ido a Maryland para presentar batalla» con la esperanza de superar a las fuerzas de la Unión y asestar un golpe mortal que ganara la guerra para el Sur.

El ejército del norte de Virginia tuvo que dispersarse. El 9-10 de septiembre, el gabinete de Lee editó la Orden Especial núm. 191 detallando su dispersión. Más significativo aún es que el general de división Thomas «Stonewall» Jackson y 38.000 efectivos fueron enviados de nuevo para «interceptar» a la guarnición federal en Harper’s Ferry.

Las tropas de la Unión encontraron una copia de esta orden (la famosa Orden Perdida) y la entregaron a McClellan. Éste la agitó ostensiblemente en el aire, en un acto que no pasó por alto a un espía confederado. Parecía dudoso que Lee conociese la causa exacta del regocijo de McClellan durante un tiempo, aunque sí reconoció que sus planes habían quedado comprometidos.

En cualquier caso, Lee ya había perdido la iniciativa. El 12 de septiembre, las tropas de la Unión entraron en Frederick, Maryland. Lee disponía de una sola división para proteger su retaguardia, la de D. H. Hill.

El 14 de septiembre, McClellan atacó a Hill en la batalla de South Mountain, pero no supo aprovechar su éxito. En un esfuerzo por proteger a la fuerza de Jackson, Lee ordenó una retirada a través de Keedysville.

Desde aquí, el 15 de septiembre divisó Sharpsburg Heights y comprendió su importancia como posición defensiva para su ejército. Poco después, recibió un despacho de Jackson que preveía la caída de Harper’s Ferry (un asedio imprevisto). Lee ordenó una concentración del ejército en Sharpsburg.

En esta fase, Lee todavía tenía que decidir si presentaba batalla a McClellan o se retiraba. Sin embargo, el regreso a Maryland en una fecha posterior habría echado a perder la oportunidad estratégica de la campaña.

Estrategias y tácticas

El general Lee sabía que Scharpsburg Heights ofrecía una confusa serie de cumbres entrecruzadas. Esto podría ayudar a engañar a McClellan sobre la inferioridad numérica de Lee, de manera que éste dispondría de un tiempo precioso.

repercusiones batalla de Antietam

Con el meandro del Potomac a sus espaldas, los flancos confederados podrían descansar de forma segura, pero no disponían de vía de escape si McClellan rompía el frente. En torno al mediodía del 15 de septiembre, Lee contaba únicamente con 15.000 hombres y 100 cañones, y asumió un riesgo enorme al realizar una parada en Sharpsburg.

Jackson llegó la mañana del 16 de septiembre (excepto la división de A. P. Hill), aumentando considerablemente la fuerza de Lee. Aquella tarde, el comandante de caballería (el general de división J. E. B. Stuart) informó de la llegada de tropas de la Unión. Primero, el I Corps del general de división Joseph Hooker, seguido de cerca por el XII Corps al mando del general de división Joseph Mansfield.

A las cuatro de la tarde, ambos cuerpos empezaron a cruzar Antietam Creek y se aproximaron a la izquierda confederada, pero McClellan no realizó ninguna otra acción aquel día. Perdió la oportunidad de la sorpresa al anunciar su fuerza, y concedió a Lee otro día para realizar sus preparativos.

McClellan estaba al mando de 75.000 hombres y 275 cañones. La artillería unionista era superior en calidad y en peso, y McClellan concentró sus cañones en su derecha, en Poffenberger Hill (detrás de North Woods). Creía que los confederados eran más numerosos que ellos, cuando en realidad Lee apenas disponía de 50.000 hombres listos para la batalla.

Su plan de debilitar ambos flancos confederados con ataques para después caer sobre el centro de Lee. Esta estrategia requería un gran control táctico y una coordinación perfecta. Por desgracia para él, McClellan estableció su cuartel general lejos, en la retaguardia, y no pisó el campo de batalla ni una sola vez. En consecuencia, su plan se descompuso en una serie de ataques frontales por partes, ninguno de los cuales tuvo la fuerza suficiente para derrotar al ejército de Lee.

La batalla

La batalla de Antietam se dividió en dos fases principales. Todas ellas el día 17 de septiembre de 1862, desde las 5 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde:

Primera fase

A las 5 de la madrugada del 17 de septiembre, el ataque de la Unión se desplegó en la derecha. Hooker pretendía tomar el terreno elevado en torno a la iglesia de Dunker. Una vez tomado, el ejército de Lee podría ser conducido hacia el Potomac.

quién ganó la batalla de Antietam

La artillería confederada situada en Nicodemus Hill batió por el flanco a la infantería unionista que avanzaba. Jackson iba al mando de este sector y resistió tenazmente el ataque de Hooker.

El XII Corps recibió la orden de avanzar a las siete y media de la mañana, pero Mansfield cayó mortalmente herido y sus divisiones sufrieron ataques diversificados. Lee envió a Jackson una división desde el centro y otra desde la derecha. La línea reforzada de Jackson resistió.

Segunda fase

La segunda fase de la operación comenzó en torno a las nueve de la mañana. El II Corps de general de división Edwin V. Summer empujó hacia delante el centro confederado. Era la parte más débil de la posición de Lee porque un valle conducía directamente al Potomac. La división de D. H. Hill cubrió el punto esencial, una cañada, que lo conectaba con el flanco izquierdo confederado.

estrategias y tácticas batalla de Antietam
Mapa de la batalla de Antietam

McClellan dejó avanzar este ataque como un asalto frontal sin apoyo (contribuyendo así al proceso de desgaste que debería haberse contenido). Las tres divisiones de Sumner cayeron presas de la confusión debido al terreno, se separaron y realizaron tres asaltos independientes. Lee luchó por resistirlos y encargó a la división de R. H. Anderson que apoyase a D. H. Hill, pero a las 13:30 horas los confederados fueron expulsados del cañada.

La batalla parecía ir en contra de Lee. Una de las divisiones de Sumner renovó el asalto contra la iglesia de Dunker, que estuvo en manos confederadas durante dos horas. Lee trabajó a contrarreloj para arreglar su línea, pero a las 14:30 ya no tenía más reservas.

Una débil división de 2.400 hombres cubrió todo su flanco derecho. Y entonces ocurrió otro desastre. Finalmente, el IX Corps de Burnside expulsó a los tiradores confederados y cruzó el puente de Rohrbach (actualmente de Burnside), trepó los acantilados sobre Antietam Creek y avanzó sobre Sharpsburg para cortar la retirada de Lee.

Éste no logró volver a formar a los confederados que huían y, en una acción dramática, la división de A. P. Hill llegó procedente de Harper’s Ferry. «General Hill», dijo a un Lee exultante, «Nunca me había alegrado tanto de verle. Le necesitamos con todas nuestras fuerzas». En el momento oportuno, la División Ligera de Hill cargó contra el flanco izquierdo expuesto de Burnside y retrocedió de nuevo hasta el río.

Eran las 17:30 y desde ese momento no se produjo ni un solo disparo más. Ambos ejércitos estaban agotados. Además, se habían producido una enorme cantidad de muertos y heridos en ambos bandos.

El vencedor

El 18 de septiembre, Lee se mantuvo firme, en el campo de batalla esperando un nuevo ataque de la Unión. Pero McClellan no atacó y se proclamó una tregua para intercambiar prisioneros y heridos.

Al día siguiente, con sus tropas exhaustas, Lee se retiró hacia Virginia. Técnicamente fue una retirada. Por lo que se considera que la Unión venció la batalla de Antietam. El ejército del Potomac también estaba agotado y permaneció en el lugar casi en su totalidad durante seis semanas más.

Hasta el día de hoy, Antietam sigue siendo una de las batallas más decisivas y sangrientas de la guerra civil americana. Cada uno de los bandos perdió en torno a 12.000 hombres.

Consecuencias y repercusiones

Antietam frustró los esfuerzos de Lee por decidir la guerra en favor de la Confederación. Asimismo, acabó con la más mínima oportunidad de que Gran Bretaña y Francia interviniesen del lado del Sur. La retirada de las tropas confederadas ofreció a Lincoln una victoria estratégica suficiente para justificar la publicación, el 22 de septiembre, del preliminar de la Proclamación de Emancipación.

Liberaba a los esclavos, excepto a los del territorio de la Confederación, pero marcaba el programa más severo de Lincoln contra el Sur. Lo que buscaba era una rendición de los confederados o la destrucción del sistema social sureño basado en la esclavitud.

Aunque se ha indicado que Antietam hizo más probable la intervención extranjera debido a los temores humanitarios de una guerra servil, Gran Bretaña sólo tenía intención de «mediar», no de intervenir militarmente. Lincoln pudo haber dejado de lado esta posibilidad.

En resumen, Antietam proporcionó los importantísimos cimientos para la victoria unionista final. Se dice que fue una de las batallas más decisivas de América. Sin ella, Estados Unidos no habría establecido un imperium en el hemisferio occidental en la década de 1880, preludio de la potencia mundial que es hoy.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de las llanuras de Abraham o la batalla de Yorktown

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la Batalla de los Antietam, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica y militar o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.