origen e historia de new york

Pese a su relativa «juventud», la ciudad de Nueva York cuenta con una larga historia. Y aunque puede resultar atemorizante ser un turista en esta ciudad, es una experiencia que no decepciona. Fundada en el año 1624, desde su origen comenzó a despuntar para convertirse en la ciudad más importante de USA. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia de Nueva York.

No te pierdas la historia de los EE.UU.

Origen de Nueva York

Los primeros habitantes nativos de Mueva York fueron los Lenape. Se trata de un pueblo algonquino que pescaba, cultivaba y cazaba en el área situada entre los ríos Hudson y Delaware. Los europeos comenzaron a explorar la región a principios del siglo XVI.

origen de Nueva York

Entre ellos, uno de los primeros fue Giovanni da Verrazzano, un italiano que navegó por la costa atlántica en busca de una ruta hacia Asia, pero ninguno se asentó allí hasta el año 1624.

Ese año, la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales envió a unas 30 familias a vivir y trabajar en un pequeño asentamiento en la «Isla Nutten» (la actual Isla de los Gobernadores) que llamaron Nueva Ámsterdam.

En 1626, el gobernador general del asentamiento, Peter Minuit, compró a los nativos la isla de Manhattan, mucho más grande, por 60 florines en bienes de comercio como herramientas, equipo agrícola y tela.

Al comienzo, menos de 300 personas vivían en Nueva Ámsterdam cuando el asentamiento se trasladó a Manhattan. Pero creció rápidamente, y en 1760 la ciudad (ahora llamada Ciudad de Nueva York) la población era superior a 18.000 habitantes

De este modo, superó a Boston para convertirse en la segunda ciudad más grande de las colonias americanas.

Cincuenta años más tarde, en el año 1810 y con una población de 202.589 habitantes, se convirtió en la ciudad más grande del hemisferio occidental. Hoy en día, más de 8,5 millones de personas viven en los cinco distritos de la ciudad.

Nueva York en el siglo XVIII

En 1664, los británicos le quitaron Nueva Ámsterdam a los holandeses y le dieron un nuevo nombre: Ciudad de Nueva York.

Durante el siguiente siglo, la población de la ciudad de Nueva York creció y se diversificó. Incluía inmigrantes de los Países Bajos, Gran Bretaña, Francia y Alemania. Sirvientes contratados y esclavos africanos.

artículo histórico de Nueva York

Durante las décadas de 1760 y 1770, la ciudad fue un centro de actividad anti-británica. Por ejemplo, después de que el Parlamento Británico aprobara la Ley del Timbre o Sello en 1765, los neoyorquinos cerraron sus negocios en protesta y quemaron la efigie del gobernador real.

Sin embargo, la ciudad también era estratégicamente importante, y los británicos trataron de apoderarse de ella casi tan pronto como comenzó la Guerra Revolucionaria.

En agosto de 1776, a pesar de los esfuerzos del Ejército Continental de George Washington en Brooklyn y Harlem Heights, la ciudad de Nueva York cayó ante los británicos. Sirvió como base militar británica hasta 1783.

Nueva York en el siglo XIX

La ciudad se recuperó rápidamente de la guerra, y para 1810 era uno de los puertos más importantes de la nación.

Desempeñó un papel particularmente importante en la economía del algodón: los plantadores del sur enviaban su cosecha a los muelles del East River, donde se enviaba a los molinos de Manchester y otras ciudades industriales inglesas. Luego, los fabricantes de textiles enviaban sus productos terminados a Nueva York.

etapas históricas de Nueva York

Pero no había una forma fácil de transportar mercancías de un lado a otro de las crecientes tierras agrícolas del norte y el oeste hasta 1817, cuando comenzaron las obras de un canal de 363 millas desde el río Hudson hasta el lago Erie. El Canal de Erie fue completado en 1825. Por fin, la ciudad de Nueva York era la capital comercial de la nación.

A medida que la ciudad creció, hizo otras mejoras de infraestructura. En 1811, el «Plan del Comisionado» estableció una cuadrícula ordenada de calles y avenidas para las partes no desarrolladas de Manhattan al norte de la calle Houston.

En 1837 se inició la construcción del Acueducto de Croton, que proporcionaba agua potable a la creciente población de la ciudad. Ocho años después, en 1819, la ciudad estableció su primera agencia municipal: el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York.

Mientras tanto, el creciente número de inmigrantes, primero de Alemania e Irlanda durante las décadas de los años 1840 y 1850, y luego del sur y el este de Europa, cambió la cara de la ciudad. Se asentaron en barrios étnicos distintos, iniciaron negocios, se unieron a sindicatos y organizaciones políticas y construyeron iglesias y clubes sociales.

Por ejemplo, el club demócrata predominantemente irlandés-americano, conocido como Tammany Hall, se convirtió en la máquina política más poderosa de la ciudad al intercambiar favores como empleos, servicios y otros tipos de ayuda por votos.

Nueva York en el siglo XX

A principios del siglo XX, la ciudad de Nueva York se convirtió en la ciudad que conocemos hoy en día.

En 1895, los residentes de Queens, el Bronx, Staten Island y Brooklyn (ciudades independientes en esa época), votaron para unirse a Manhattan para formar un «Gran Nueva York» de cinco distritos.

Historia contemporánea de Nueva York

Como resultado, el 31 de diciembre de 1897, la ciudad de Nueva York tenía una superficie de 60 millas cuadradas y una población de poco más de 2 millones de personas.

El 1 de enero de 1898, cuando el plan de consolidación entró en vigor, la ciudad de Nueva York tenía una superficie de 360 millas cuadradas y una población de alrededor de 3.350.000 personas.

El siglo XX fue una época de grandes luchas para las ciudades americanas, y Nueva York no fue una excepción.

La construcción de autopistas interestatales y suburbios después de la Segunda Guerra Mundial alentó a las personas acaudaladas a abandonar la ciudad, lo que, combinado con la desindustrialización y otros cambios económicos, redujo la base impositiva y disminuyó los servicios públicos.

Esto, a su vez, condujo a una mayor emigración y a la «huida de los blancos». Sin embargo, la Ley de Inmigración y Nacionalidad de Hart-Cellar de 1965 hizo posible que los inmigrantes de Asia, África, el Caribe y América Latina vinieran a los Estados Unidos. Muchos de estos recién llegados se establecieron en la ciudad de Nueva York, revitalizando muchos barrios.

Nueva York en el siglo XXI

El nuevo milenio comenzó muy agitado. El 11 de septiembre de 2001, la ciudad de Nueva York sufrió el ataque terrorista más mortífero de la historia de los Estados Unidos cuando un grupo de terroristas estrelló dos aviones secuestrados contra los edificios más altos de la ciudad: las torres gemelas del World Trade Center.

Historia moderna de la ciudad de Nueva York

Los edificios fueron destruidos y casi 3.000 personas murieron.

Tras el desastre, la ciudad siguió siendo una importante capital financiera y un imán turístico, con más de 40 millones de turistas que la visitan cada año.

Hoy en día, más de 8,5 millones de neoyorquinos viven en los cinco distritos, de los cuales más de un tercio nació fuera de los Estados Unidos. Gracias a la diversidad y a la vibrante vida intelectual de la ciudad, sigue siendo la capital cultural de los Estados Unidos.

Barrios históricos de Nueva York

Si te animas a realizar una visita a la ciudad de Nueva York, debes conocer los barrios con más historia de Nueva York para llevarte una experiencia muy completa. Entre los diferentes barrios se encuentran, Bronx, Queens, Brooklyn y Harlem:

Bronx

Este es uno de los distritos más controvertidos que existe, ya que aquí tendrás la oportunidad de conocer el muy famoso estadio de béisbol Yankee Stadium, la sede del popular equipo New York Yankees perteneciente a las ligas mayores de béisbol en EE.UU., y lugar donde se han filmado numerosas películas reconocidas.

De igual manera, el Bronx representa el sitio donde nació el rap y el graffiti, siendo posible también, conocer quienes pasaron a la historia dentro de este distrito.

Queens

Aquí tendrás la oportunidad de visitar reconocidos museos, además de la sede del Abierto Tenis de Estados Unidos, ir al Estadio Arthur Ashe o el de los Mets e incluso visitar el Flushing Meadows Corona Park.

Este inmenso parque cuenta con entornos de césped, lagos, zonas para practicar deporte y diversas atracciones, así como lugares como Queens Museum of Art, Queens Botanical Garden, Unisphere, entre muchos otros.

Podrás conocer los diversos barrios característicos de inmigrantes, por lo que disfrutarás de una gran cantidad de culturas diferentes mientras recorres cada una de las manzanas.

Brooklyn

El lugar donde han nacido innumerables escritores, artistas, inventores, siendo también el que mayor número de pobladores tiene en la ciudad.

Entre sus atractivos más destacados se puede encontrar el Puente de Brooklyn y el Barrio Judío de Nueva York, además de museos, como el Brooklyn Museum of Art o la Zona Dumbo..

Harlem

Una de las atracciones más llamativas de este barrio son las misas góspel, celebradas los domingos. Aunque también puedes encontrar algunas celebradas por la tarde. De igual manera te puedes pasar por el Distrito Mount Morris, donde podrás encontrar los edificios Brownstones, muy míticos en Harlem.

Podrás disfrutar de diversos lugares de gastronomía increíble o bien visitar el Museo Nacional de Jazz para conocer un poco de la historia de este género musical muy representativo para los habitantes de este distrito.

Gracias a estos tours de contraste, esta increíble ciudad será sin duda alguna una de las mejores experiencias que puedas realizar en tu vida, dado que cuentas con guías en español que te dirán todo lo interesante que hay en cada barrio, aparte de descubrir una diversidad de culturas muy interesantes en cada uno de ellos.

Una historia en cada esquina

La razón principal para hacer una excursión contrastes de Nueva York es conocer los diferentes lugares históricos, interesantes y atractivos de la ciudad.

origen de nueva york

Dado que tendrás la posibilidad de conocer los cuatro distritos, podrás disfrutar de una gran variedad de culturas en una sola visita.

Los contrastes existen entre cada uno de los barrios de la ciudad, ya que la diversidad cultural de los mismos es muy rica e interesante.

Desde sus fachadas, los comercios, las calles, las personas hasta todo su conjunto, convierten a Nueva York en una experiencia única y muy diferente.

Para finalizar, no te pierdas la historia del Empire State Building

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la ciudad de Nueva York, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí