origen e historia Angkor Wat

El templo mausoleo de Angkor Wat tiene unos 900 años de antigüedad. Es una obra arquitectónica espectacular, en el sudeste de Asia. Fue mandado construir por el gran rey Suryavaraman II. Las características de su estructura y el método de construcción ha permitido que se mantenga en pie hasta la actualidad. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del Angkor Wat.

No te pierdas la historia de los guerreros de Xian

Origen histórico de Angkor Wat

Angkor Wat se construyó durante el reinado de Suryavarman II (1113-1145). Un señor local de sangre real tuvo que deshacerse de dos rivales antes de poder autoproclamarse rey de Angkor.

Una vez en el poder, combatió a los enemigos tradicionales de los khmers, los chams y los annamitas.

cuál es la historia del monumento Angkor Wat

A pesar de los 19 años de guerra ininterrumpida, logró concluir las obras de Angkor Wat. Uno de los quince monumentos reales de importancia de la población de Angkor.

Fundada en el año 889, por Yasovarman I, en el margen norte del gran lago de Tonle Sap, Angkor, que en un principio se denominó Yasodharapura. Fue la capital del reino durante casi quinientos años.

Estaba rodeada por un muro fortificado con un foso de 4 x 4 km y tenía su centro en Phnom Bakheng, una pirámide escalonada construida sobre una colina.

Los edificios erigidos en tiempos de Yasovarman marcaron la pauta de los que vendrían con los reyes posteriores. Cada uno de los cuales mandó levantar su propia pirámide escalonada en el interior de la ciudad. En ese sentido, Angkor Wat encarna la máxima expresión de esta tradición arquitectónica.

Características y descripción del templo Angkor Wat

Obra maestra de la ingeniería y una de las mayo­res pirámides escalonadas medievales del interior del sudeste asiático, el templo mausoleo de Angkor Wat, fue construido en el siglo XII d.C.

monumento funerario Angkor Wat

Se encuentra en el centro de la actual Camboya, entre las ruinas de la antigua Ang­kor, en su día capital del Imperio khmer, que comprendía Camboya así como extensas zonas de Vietnam, Laos y Tailandia.

Señalado por algunos como el más ambicioso proyecto jamás concebido en la historia para albergar los restos de una persona (en este caso, los del rey khmer Suryavarman II).

El complejo entero se compone de una pirámide escalonada ricamente decorada de 65 metros de alto y una extensión de 1 km², y cinco patios anexos concéntricos orientados de acuerdo con los cuatro puntos cardinales.

El patio más alejado está rodeado por un foso y un muro, y tiene su entrada principal en la cara oeste, a la que se llega por una avenida con losas de piedra de 200 metros de largo. El monumento principal se halla en el centro mismo del patio, y a él se accede por otra avenida que va a parar a un muro interior con doce umbrales, tres por cada punto cardinal.

El segundo patio incluye otros tres más pequeños, pero esta vez escalonados y superpuestos. El primero de ellos, dominado por una galería formada por un muro interior y dos filas de columnas, posee puertas en cada uno de los puntos cardinales, así como edificaciones en las esquinas.

El muro de la galería está decorado con casi 1.000 m2 de relieves con escenas sacadas de los relatos épicos hindúes (el Ramayana y el Mahabharata), así como estampas de la vida cotidiana en la corte khmer, la gue­rra y el infierno.

De la entrada principal sale un patio con una galería que comunica con la segunda terraza, a su vez formada por otra galería con puertas en cada uno de los puntos cardinales y torres en las esquinas.

descripción Angkor Wat

Por medio de la entrada occidental, el patio principal va a parar al pie de una escalinata central que conduce a la tercera terra­za.

Esta última es de planta cuadrangular y cuenta con 12 escalinatas, tres por cada uno de los puntos cardinales, y diversos soportales comunicados entre sí.

Las escalinatas situadas en las esquinas están coronadas por cuatro torres acabadas en unos pináculos con forma de flor de loto.

De las puertas situadas en el centro salen diversos soportales que van a dar a la torre central que, con sus 42 metros de altura, está coronada por otro pinácu­lo también en forma de flor de loto que se alza hasta un total de 65 metros por encima del suelo.

Ficha técnica templo mausoleo Angkor Wat

  • Época: 1113-1145 d. C.
  • Localización: Angkor, Camboya.

Conjunto

  • Altura: 65 metros.
  • Extensión: 1 km².
  • Volumen: 272. 336 m³.
  • Torres esquineras: 32 metros de altura.
  • Torre central: 42 metros de altura.

Primera terraza

  • Altura: 3,2 metros.
  • Extensión: 187 x 215 metros.

Segunda terraza

  • Altura: 6,4 metros.
  • Extensión: 100 x 115 metros.

Tercera terraza

  • Altura: 12,8 metros.
  • Extensión: 75 x 73 metros.

Patio exterior

  • Foso: 180 metros de ancho.
  • Muro exterior: 1.000 x 815 metros.

Materiales y técnicas de construcción de Angkor Wat

Angkor Wat se construyó sin el uso de mortero ni de arco alguno.

En sus obras se emplearon dos tipos de piedra arenisca: un primer tipo de grano medio para los muros, y un segundo de grano más fino para los muros ricamente decorados de las galerías.

cuándo se construyó Angkor Wat

En ambos casos, la piedra procedía del monte Rulen, a 45 km de distancia en dirección nordeste.

Lo más probable es que los bloques se transportaban mediante almadías por el cauce del río Siem Reap y, más allá, por toda una red de canales.

Henri Mouhot, en 1861, uno de los primeros europeos que visitó el monumento, descubrió que la gran mayoría de los bloques tenía agujeros de 2,5 cm de diámetro y otros 3 cm de hondo en uno de los lados. Y, que el número de dichos agujeros aumentaba cuanto mayor era el tamaño del bloque.

Algunos estudiosos sugieren que servían para ensamblar cada uno de los bloques por medio de clavijas de hierro. Si bien, la última teoría es que se empleaban para anclar estacas provisionales que facilitaban la colocación de los bloques en el emplazamiento definitivo con la ayuda conjunta de elefantes, sogas, poleas y andamios de bambú.

Ante la ausencia de arcos, las bóvedas del monumento se basan en el principio de construcción por ménsulas, por el que los distintos niveles de sillares, superpuestos unos sobre otros, se sostienen entre sí por la misma acción de la gravedad.

Un número bastante considerable de torres de las dos primeras terrazas conserva aún los restos del armazón de madera primitivo.

Para la colocación de los bloques de piedra se utilizaron técnicas derivadas del trabajo de la madera, como es el caso de los pilares de las tres galerías, unidas a los muros por medio de travesaños de sillería ensamblados con muescas y almillas, o el ensám­blale con cola de milano de los bloques procedentes de diversas partes del complejo, con el fin de dotarlas de una mayor solidez.

Este conjunto de técnicas caracteriza (y condiciona) el estilo arquitectónico del complejo funerario si se tiene en cuenta que una bóveda de estas características o un travesaño de piedra limita sobremanera la amplitud de los espacios, de ahí que dominen las estructuras estrechas y de una única planta.

A simple vista, parece como si Angkor Wat se hubiese construido con piedra arenisca. En realidad este tipo de piedra se utilizó básicamente para las losas frontales, así como en algunos elementos arquitectónicos muy concretos.

Gracias a las prospecciones realizadas en el suelo para estudiar la estabilidad de los cimientos del monumento, se sabe que éstos se componen de varias capas de arena y pequeños cantos rodados de piedra arenisca recubiertos con gruesas losas de laterita.

Un tipo de tierra propio de la zona que se puede cortar en bloques y se endurece al quedar expuesta.

Para la construcción se necesitaron más bien pocos artesanos de la piedra, de ahí que el grueso de las obras recayera en obreros sin cualificar. Así pues, las terrazas ricamente decoradas de Angkor Wat, descansan sobre unos cimientos ordinarios.

Esto hace de este imponente complejo funerario, más que un milagro arquitectónico, un espejismo de indudable espectacularidad.

Influencia religiosa

Angkor Wat poseía numerosas funciones. Como la de observatorio astronómico, representación de las cuatro edades de la fe hindú e, incluso, modelo de los establos celestiales de Indra.

quién construyó Angkor Wat

No obstante, hoy en día se da por sentado que su función principal era la de templo mau­soleo, la misma que la de las otras pirámides escalonadas de la ciudad.

Aunque los khmers eran fieles seguidores de Siva, Indra y Ruda, Suryavarman II consagró este monumento a Vishnu. Hecho que tal vez explique su peculiar orientación hacia el oeste, que tradicionalmente se asociaba con este dios hindú.

De hecho, tras su muerte, Sur­yavarman pasó a designarse como Paramavisnuloka, esto es, “el que ha ido al mundo supremo de Vishnu”, y su monumento se convirtió en el centro de su culto funerario (es probable que sus restos incinerados se depositaran en el santuario central).

Las ceremonias de culto que se celebraban en Ang­kor Wat estaban a cargo de un considerable número de funcionarios. Dirigidos a su vez por otros de más alto rango, cuyo número total daba lugar a una verdadera ciudad dentro de otra.

Desconocemos la suma total de dichos funcionarios. Si bien en Ta Phrom, un templo mausoleo menor construido entre 1181 y 1219, se ha encontrado una inscripción que habla de una población de ochenta mil personas.

Es posible que los espacios abiertos del patio exterior del complejo contaran con construcciones perecederas en las que se alojaban todas estas personas. Ya, que tan sólo los dioses podían tener casas de piedra.

Angkor Wat, es mucho más que un templo mausoleo de gigantescas dimensiones. Además, constituye un microcosmos en el que se encuentran representados el propio templo, el país y el universo entero.

De hecho, son muchos los estudiosos que han sugerido que la estatua del santuario central personificaba no sólo a Vishnu, sino al propio Suryavarman II. Y, que las 19 estatuas de ­los señores al servicio del dios que hay en los santuarios menores simbolizaban en realidad a los gobernadores de ­las 19 provincias del reino.

Otros han querido ver también en el complejo un modelo del universo, en el que el loso y el muro exterior representarían el mar primaveral y la cakravala, el conjunto de montañas que rodean el universo.

Según esa misma lectura, la torre central y las otras cuatro torres subsidiarias aludirían a las cinco cimas del monte Meru, el centro del universo, allí donde se halla la morada de los dioses.

Esta peculiar interpretación se basa en un profundo conocimiento de la tradición hindú. Tal como atestiguan los bajorrelieves en los que se muestran escenas del mundo de ultratumba, la creación del universo, el Ramayana y el Mahabharata.

En definitiva, Angkor Wat encarnaba en su máxima expresión la grandeza y el poder de Suryavarman II y Vish­nu.

Lo cierto es, que la construcción de esta maravilla del mundo hizo mella en la economía del reino. Hecho que tuvo drásticas consecuencias en las generaciones posteriores.

Imágenes de Angkor Wat

En el siguiente vídeo, te mostramos una recopilación de fotos de Angkor Wat:

Para finalizar, no te pierdas el origen del Taj Mahal

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de Angkor Wat, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí