Zigurat es el inicio de una vida cíclica, pues el hombre ha querido llegar al cielo y hasta el día de hoy no lo ha podido hacer, a pesar los constantes viajes al espacio, ese chip todavía está en su mente. Allí se dio el hablar varios idiomas, pero eso no se lo impidió, ya que, ahora hay varias plataformas virtuales para hablar en cualquier parte del mundo. Tenían unidad y hoy con la globalización lo estamos viviendo.

Responder