Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Las murallas de Siracusa

Dionisio I ordenó construir el complejo de murallas que defendían la ciudad de Siracusa en el año 402 a. C. Fueron las murallas más largas jamás levantadas de la Antigua Grecia. Impresionantes no solo por su tamaño, sino por la cantidad de innovaciones técnicas que mostraba. En CurioSfera-Historia.com te contamos el origen e historia de las murallas de Siracusa.

No te pierdas la historia de la Gran Muralla China

Origen de las Murallas de Siracusa

Lo primero que hizo el tirano Dionisio I o “Dionisio el viejo“ al acceder al trono de Siracusa, allá por el año 405 a. C., fue fortificar la ciudad. Creó un imponente circuito de murallas dotadas de todo tipo de mecanismos defen­sivos, lo que dio lugar a un recinto amurallado único en la antigüedad.

Durante la amarga experien­cia de la guerra con los atenienses (415-413 a. C.), éstos camparon a sus anchas por la llanura de Epipolas, que se extendía justo delan­te de la ciudad. Pero Dionisio aprendió una lección en esta batalla.

Dionisio llegó a la firme conclusión de que para salvaguardar la integridad de Siracusa era preciso amurallar toda la llanura así como la isla de Ortigia, donde se alzaba su palacio.

Construcción de las Murallas de Siracusa

La fortificación de Siracusa presentaba una serie de grandes innovaciones técnicas en defensa. Si Dionisio ocupa un lugar preferente en la historia del arte de la guerra no es tan sólo por la increíble longi­tud de las murallas que mandara construir en Siracusa.

quién construyó la muralla de siracusa

Dionisio entendió que era imprescindible modernizar los anticuados mecanismos de defensa de las murallas. Para ello, organizó una serie de «equipos de trabajo» en Siracusa y prometió premios en metálico a aquellos que aportasen nuevas ideas.

Así, por ejemplo, se introdujeron cambios en las técnicas de cons­trucción para hacer las defensas más sólidas, colocando por primera vez en la historia bloques de piedra cruzados hacia el interior de la muralla. De este modo, asentaban el relleno y proporcionaban al conjunto una mayor solidez y estabilidad, sobre todo ante las acometidas de los arietes.

Por otro lado, se colocaron a lo largo de las murallas diversas torres defensivas en enclaves estratégicos para proteger los puntos más vulnerables, como las puertas o as esquinas.

No sabemos qué altura llegaron a alcanzar las murallas, ya que los tramos que se han conservado rara vez sobrepasan los 2,5 m. Pero es de suponer que fueron lo bastante altas como para resistir el embate de las temibles torres de asedio de los cartagineses.

La piedra caliza que se empleó para construir las murallas se extraía siempre que era posible de las inmediaciones de los tramos en obras. De hecho, aun hoy se pue­den ver los restos de varias extracciones en la misma base de algunos tramos.

Ahora bien, la principal fuente de provisión fue sin duda alguna la cantera principal de Siracusa situada hacia el norte, a las afueras de la zona de construcción.

En cuánto tiempo se construyó

Las murallas de Siracusa se construyeron en tan sólo seis años (del 402 al 397 a. C.). Esto da pruebas inequívocas de la iniciativa de este rey, así como de la enorme cantidad de trabajadores, material de obra y dinero que precisó para llevar a buen puerto tamaña empresa.

Las fuentes antiguas hablan de un tramo de 5,3 km de longitud que se completó en tan sólo 20 días. Con una increíble longitud total de 27 km, tantos como abarca la llanura de Epipolas. Las murallas de Siracusa fueron el circuito amu­rallado más largo jamás construido por los antiguos grie­gos.

Segú un escrito del historiador Diodoro Sículo del año 40 a. C., se puede leer: “En su deseo de construir las murallas en el menor tiempo posible, Dionisio I instó a los campesinos, unos 60.000 en total para que colaborasen en las obras . Como consecuencia de ello, las obras del tramo de la muralla se finalizaron en tan sólo 20 días, y dicho tramo tenía 30 estadios (5,3 km) de longitud.”

Características

La imponente fortaleza de Eurialos se alzaba en el extremo occidental de la llanura de Epipolas y defendía la principal puerta de acceso a la ciudad de Siracusa. Con el tiempo se obstruyó una de las aberturas de lo que en un principio fue una puer­ta doble. Se levantaron unos muros bajos en sentido oblicuo con respecto a la explanada para dificultar el paso del enemigo.

Murallas de Siracusa descripción

Es casi seguro que estas modificacio­nes se introdujeron una vez ya muerto Dionisio. De hecho, la versión de la fortaleza de Eurialos tal como ha llegado hasta nosotros es también posterior ya que fue ampliada y reforzada en tiempos de Agatocles (317-289 a. C.) y, de nuevo, du­rante el siglo III a. C. Ello no evita que constituya todo un testimonio del más que sobresaliente legado de Dionisio al arte de la guerra.

Las cinco enormes plataformas que dominan hoy en día el enclave se levantaron para colocar en ellas unas catapultas de enormes dimensiones con que atacar al enemigo. Lo más probable es que se construyeran en tiempos de Agatocles o durante la primera guerra púni­ca (264-241 a. C.), aunque no es posible concretar la fecha exacta.

Por la parte de afuera había un enorme foso con forma de «V» que estaba comunicado con toda una intrincada red de galerías y pasadizos (otro lega­do del sitio cartaginés) que daban al interior del recin­to amurallado. También servían para desplazar en secre­to las tropas de un lugar a otro, así como para retirar la tierra que el enemigo pudiera echar en el foso.

Hay, además, los restos de un enorme edificio de planta pentagonal y otro foso exterior, nunca aca­bados. Probablemente daten de justo antes del sitio de Siracusa llevado a cabo por los romanos en el año 213 a. C., y en cuyo diseño podría haber par­ticipado el gran matemático y científico Arquímedes, natural de Siracusa.

Arquímedes, además, creo varios ingenios de defensa para mantener a raya a los roma­nos. Por desgracia, falleció durante el asalto a pesar de que el comandante Marcelo había ordenado capturar­lo con vida.

Ficha técnica

  • Época: 402-397 a. C.
  • Localización: Sicilia.
  • Longitud: 27 km.
  • Tiempo de construcción: 5 años.
  • Anchura de la base: de 10 pies dóricos (3,3 m) a 16,25 pies dóricos (5,35 m).
  • Número de torres: 14, incluida la de Eunalos.
  • Torre más grande: 26 pies dóricos cuadrados (8,5 x 8,5 m).
  • Foso más hondo (Eunalos): 27 pies dóricos (9m).

Para finalizar, no te pierdas la Muralla de Babilonia

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de las Murallas de Siracusa, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.