origen de la pasta

Spaghetti, raviolis, tortellini, tagliatelle, fusilli…, pero seguro que no conoces el origen de la pasta, quién la inventó, por qué tiene tantas formas diferentes. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de la pasta, también quién fue su inventor y más información.

No te pierdas quién inventó la pizza

Quién inventó la pasta y su origen

Los inventores de la pasta fueron los chinos sobre el año 1000 a. C. En esta época histórica la pasta la preparaban con harina de arroz y harina de habas. Esta es la teoría más aceptada sobre el origen de la pasta.

Pero fue Marco Polo en el siglo XIII, junto a sus tíos Nicolás Polo y Mafeo Polo, que al regresar de una expedición de China el año 1271, introdujo la pasta en Italia dónde tuvo gran éxito rápidamente.

cuándo se inventó la pasta
La pasta fue inventada por los chinos hace 3000 años.

Tanto fue así que el escritor y humanista italiano Giovanni Boccaccio en su obra el Decamerón del año 1353 escribe: “En una región llamada Bemgodi hay una montaña de queso parmesano rallado en la que los hombres trabajan haciendo espaguetis y raviolis, y comiéndoselos con salsa de capón.”

A pesar de que la pasta fue inventada por los chinos, los italianos han capitalizado el invento. Pero según la Organización Internacional de la Pasta existen además, otras teorías al respecto. No se descarta que su procedencia sea el resultado de una mediación medieval árabe relacionada con la ruta de la seda, o por contacto con pueblos que conocieron la pasta china.

Los árabes comieron en la Edad Media la al-itriya o aletría, una pasta que se pasaba por un embudo para conseguir fideos gruesos que luego se hierven. También los griegos de tiempos de Demóstenes la conocieron.

En cuanto al origen de algunos tipos de pasta sobresale la que atribuye a los florentinos el invento de los tagliatelle, cuya forma trata de imitar los cabellos de Lucrecia de Borgia.

En cuanto a los raviolis, la inspiración le vendría a su itálico inventor de otra dama cuyo nombre y carácter anda en duda.

Mientras que sería la propia diosa del amor, Venus, quien inspirara con su ombligo divino a cierto cocinero de la Romagna que intentó reproducirlo en pasta: eran los tortellini.

Cómo se hacía la pasta en la Antigüedad

A lo largo de la Historia los alimentos elaborados con harina de trigo han sido conocidos por numerosas culturas rurales que daban el extracto de almidón harinoso de los cereales forma de cinta, tubo, lazo, concha: manera de conservar la harina amasada y ahorrar trabajo a las amas de casa, que podían echar mano de la masa preparada y añadirle agua hirviendo para consumirla rápidamente.

Se sabía que el gluten impide que la masa se disuelva al hervir. Durante mucho tiempo la pasta se hizo a mano; su arrollamiento y cortado era el trabajo más pesado desempeñado por las mujeres.

A ello debían las mujeres del sur de Italia el aspecto fornido y rollizo que tanto asombraba a los turistas de finales del siglo XIX. El producto como hoy lo conocemos comenzó a elaborarse de forma industrial a finales del siglo XVIII, en toscas prensas o tornos de madera de las que salían las largas e interminables tiras de masa que se colgaban al sol para su secado.

La pasta empezó a producirse a gran escala en Nápoles ya en el siglo XIX, con ayuda de prensas de madera. Hacia 1830 los napolitanos idearon una artesa mecánica para el amasado.

Sin embargo, la primera fábrica de espaguetis data del año 1795, y se estableció en París (Francia), siendo tal la acogida por parte del pueblo que pronto se extendió su elaboración a ciudades como Lyon y otras muchas.

En España a finales del siglo XIX la primera ciudad en fabricar fideos y pasta fue Barcelona: la casa Valls Hermanos. Sin embargo, hay noticia de que los fideos, la pasta o algo muy parecido eran populares en tiempos de Cervantes.

La popularidad de la pasta es hoy de tal envergadura en el mundo que sólo en Italia existen más de cuatro mil fábricas, que lanzan al mercado más de un millón de toneladas al año. Su capacidad industrial es tal que sería posible alimentar a media Humanidad con este producto, del que afortunadamente conservamos las viejas recetas.

Aún hoy, si el turista se sale de los circuitos habituales y visita las pequeñas localidades del sur de Italia verá algo que parecen redes y sedales extendidos en la playa, y que si uno se acerca puede comprobar que son largas tiras de espaguetis secándose al sol. Y esta ha sido la historia de la pasta resumida.

Etimología de la palabra pasta

La terminología de la pasta es variada. El término fideo procede del latín fides= cuerda de lira, por su forma, claro. Otros dan al término origen árabe, de fadd= crecer, aumentar; cosa que hace la pasta en agua hirviendo, pero no hay que olvidar que los chinos lo llaman fen. Spaghetti, palabra italiana que significa “cordoncillos”.

Dígase también que la asociación gastronómica más importante del siglo XVIII, se produjo en Nápoles mediado ese siglo: el encuentro del tomate con la pasta, amistad culinaria eficaz de la que nos alegramos todos.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la ensaimada

¿Quieres saber más sobre historia de los alimentos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la pasta, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría alimentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí