origen e historia de las máquinas tragaperras

Conocidas como máquinas tragaperras, slots o máquinas tragamonedas, desde hace más de 125 años, se han ido expandiendo por casi todos los países del mundo. Para muchos, es una forma más de ocio, pero ¿sabes quién es su inventor?, ¿cómo eran los primeros modelos?. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de la máquina tragaperras y su inventor.

No te pierdas la historia del póker

Quién inventó las máquinas tragaperras

El inventor de la máquina tragaperras fue el norteamericano H. S. Mills en el año 1891. Este ciudadano de Chicago, vendedor de periódicos, deseoso de cambiar de negocio tuvo la ocurrencia de montar una cadena de puntos de venta de bebidas carbónicas.

Para multiplicar sus ganancias colocó junto a cada uno de esos puestos una máquina de su invención que bautizó con el nombre de kalamazoo: un armatoste rudimentario con una rendija y tres tubos.

Por la rendija se introducía la moneda y por uno de los tubos podía salir la moneda jugada más dos de ganancia. Como al tirar de la palanca la máquina casi nunca daba premio, pronto el público empezó a llamar a aquel aparato “el bandido de un solo brazo”.

Quién inventó la máquina tragamonedas

Pero no fue sólo Mills quien pensó en la máquina tragaperras. En 1895 el californiano Charles Fey inventó en San Francisco una máquina tragamonedas parecida a las actuales a la que dio el pomposo nombre de Liberty Bell, o campana de la libertad.

Fey, que no era ambicioso, se limitó a ir a medias con el propietario de los salones o lugares públicos donde se instalaba, pero no tuvo éxito y terminó siendo absorbido por la compañía de H.S. Mills (The Mills Novelty Company), que fabricaba tragaperras. Hacia 1932 más vendió más de setenta mil unidades.

Aquel año un famoso artículo de la revista Fortune titulado “Ciruelas, cerezas y asesinatos” ponía de manifiesto el alto grado de ludopatía o adicción enfermiza al juego que se había alcanzado en Estados Unidos, así como sus conexiones con la mafia.

Un año antes, en 1931, y sólo en la ciudad de Nueva York, las máquinas tragaperras habían dejado beneficios superiores a los veinte millones de dólares de aquella época.

Primera máquina tragamonedas

Las primeras máquinas tragaperras de la historia eran de manejo sencillo: su mecanismo estaba compuesto por tres tornos y un brazo. Los tornos giraban y un buen observador podía fácilmente cogerle el tranquillo al artilugio para que diera premio. También era posible tapar la rendija y engañar al sistema.

Antes de 1931, era también factible introducir monedas falsas o trozos de metal convenientemente recortados. La picaresca crecía y las tragaperras se mostraban incapaces de hacer frente al ingenio de los tramposos que siempre iba por delante.

Pero a todo esto pondría fin el invento del verificador de cambio y el detector de falsificaciones, y algo más tarde se inventaría el llamado electrojector, máquina capaz de rechazar todo aquello que no fuera una moneda de curso legal.

La entrada de las tragaperras en los casinos hizo del antiguo invento americano, el slot machine, la pieza representativa del juego por excelencia.

Para finalizar, no te pierdas la historia de los juegos de azar

¿Quieres saber más sobre historia de deportes y juegos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de las tragaperras, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría deportes y ocio o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí