La historia del póker es la de un juego de cartas que ha evolucionado desde la Antigüedad, hasta ser el más jugado en todo el mundo. Se pueden ver por televisión e Internet los grandes torneos que se celebran por todo el planeta. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó el póker, su historia y también su origen.

No te pierdas la historia de la baraja de cartas

Origen del póker

El origen del póker es mucho más antiguo de lo que parece. Hacia el año 1000 se jugaba en Persia un juego llamado âs nas, cuyos lances fundamentales eran la pareja, el trío, un trío + una pareja (el full) y cuatro cartas del mismo número (el póquer).

Además existía también entre los jugadores la posibilidad de engañar al contrario mediante la simulación o “farol”, cosa que se hacía con rostro impasible para no descubrir la realidad de las cartas con que se contaba, de ahí lo de “poner cara de póquer”.

Este juego estuvo generalizado en Oriente Próximo en la Edad Media, de donde los soldados de las cruzadas lo importaron.

Se sabe que en el siglo XV se jugaba en Italia al flusso, llamado por la misma época en Francia brelán, ambos eran juegos de envite originados en el juego persa antes citado y que los árabes popularizaron.

Hacia los primeros años del siglo XVI ya se jugaba en España, Italia y Francia bajo los nombres de “primero”, primiera o la prime, respectivamente. Cada jugador contaba con tres cartas: el trío era la jugada más afortunada, seguida de la pareja y del flus o tres cartas del mismo palo.

A finales del siglo XVII empezaron a admitirse el farol como posibilidad y parte importante en el desarrollo del juego, y también la apuesta, modificaciones que hicieron furor en Inglaterra y Alemania a partir del año 1700.

En estos países se llamó al juego pochen (fanfarronear). De esta modalidad los franceses desarrollaron otra llamada poque, juego parecido al bouillotte, que en 1803 llevaron a Nueva Orleans, capital de la entonces colonia francesa de Lousiana.

De esta modalidad francesa tomaron los norteamericanos de habla inglesa el juego, adoptando asimismo el término poker, que evidentemente nada tiene que ver con la palabra inglesa poker= atizador, como han escrito algunos diciendo que se llamó así porque entre quienes lo juegan se atizan y urgen, en sentido psicológico a tomar iniciativas difíciles, como las de aceptar una postura, superarla o retirarse.

Quién inventó el póker

cuándo se inventó el póker año 1836
Jonathan H. Green, padre del póker moderno

En el año 1834 el norteamericano  creó las reglas y normas del póker actual. Él mismo personaje lo bautizó como póker y lo consideraba un juego de tahúres o seating game. El póquer o póker fue el juego nacional norteamericano desde 1850.

Fue en Estados Unidos donde el juego del póquer conoció su época dorada. Desde la colonia francesa de Lousiana remontó el río Mississippi durante los primeros decenios del siglo XIX, y en sus barcos de vapor, entre el lujo y el glamour de una sociedad esnobista y un tanto encanallada dio lugar a nuevas modalidades de juego, naciendo el póker moderno con el juego del brelan, en el que era posible ganar o perder en una noche mucho dinero.

A partir de la segunda mitad del XIX, con la afición mostrada por la reina Victoria de Inglaterra hacia este juego, el póquer, gozó de favor en medios cortesanos ingleses y en países relacionados con el imperio.

Etimología de la palabra póker

En cuanto al origen del término debemos decir que no es posible delimitarlo. Muchos se adhieren a la teoría de que proviene del alemán pochspiel, juego en el que quienes pasaban o rehusaban seguir la partida lo hacían diciendo Ich poche.

Otros prefieren rastrear su origen en un término del argot norteamericano del siglo XIX: poke= bolsillo, porque los tramposos guardaban en bolsillos o mangas alguna carta adicional con la que completar su juego.

Para finalizar, no te pierdas el origen del Monopoly

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, deseamos que esta reseña histórica te haya parecido amena, entretenida, y de mucha utilidad.

Para ver otros artículos parecidos, consultar curiosidades históricas, y obtener datos peculiares, te recomendamos que te pases por nuestra categoría de Historia. Si te resulta más sencillo, haz tus preguntas en el buscador de nuestra web.

Y recuerda, puedes ayudar a otras personas dándonos un «me gusta», compartiendo con tus amistades y familia en las redes sociales, o dejando un comentario con tu opinión. También puedes seguirnos en Facebook. 😊

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí