origen e historia del pijama

Nada más reconfortante como llegar a casa un día frío y ponerte un buen pijama calentito, ¿verdad?. Pero tal vez no sepas que no es algo de ahora, hace siglos que se conoce esta prenda, aunque no tal y como la conocemos ahora. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del pijama.

No te pierdas la historia de la falda

Origen del pijama

La historia de estas prendas se remonta al siglo XV. Con anterioridad a esa fecha hombres y mujeres solían dormir desnudos. Tal y como hoy lo conocemos, el origen del pijama lo encontramos en el camisón.

El camisón y la camisola fueron prendas de uso popular para los dos sexos: hombres y mujeres lo llevaban. En el caso de las mujeres, ponerse el camisón equivalía a descansar, ya que al ser moda el vestido ceñido, pesado y complicado se llegaba al final del día muy cansado.

Era entonces cuando las señoras se metían en sus enormes camisolas que arrastraban por el suelo, de ahí el aumentativo “camisón” que se daba a la camisa de dormir.

Los camisones del siglo XVI lucían mangas amplias que se abrochaban por la parte delantera. Eran de lana, pero para las señoras de clase se hacían de terciopelo forrado y adornado con pieles delicadas.

Se distinguían de los camisones masculinos por los encajes, cintas y bordados. Efectivamente, hubo camisones para hombre. Nerón, Napoleón Bonaparte y Abraham Lincoln se acostaban con camisas de dormir.

Predecesor del pijama

En el siglo XVIII se introdujo una novedad en el atuendo femenino: el llamado negligée o traje de mañana ajustado. Era una especie de bata femenina realizada con una tela muy fina con la que se andaba por casa e incluso se recibía informalmente. Más que para dormir en la cama servía para mostrarse durante el día dentro de casa.

A esta ropa femenina se unió, también a lo largo del siglo XVIII la versión masculina, más holgada y en forma de pantalón amplio. Idea y modelo importados de Persia, donde habían llevado esta prenda las mujeres en los harenes: allí se le llamaba “pijama”, palabra que en idioma parsi significa “ropa para cubrir la pierna”.

Nacimiento del pijama

Estas prendas de origen persa y de vivos colores, hicieron furor en el siglo XIX como atuendo informal. Aunque su uso estuvo limitado a las habitaciones privadas y uso de cama, tanto el camisón como el pijama y la ropa interior en general se convirtieron en “ropa exterior” ya en el siglo XX.

Sobre todo con la aparición de los batines y la moda de los albornoces de tela de toalla. El pijama o traje de dormir se componía de chaqueta y pantalón de tela ligera lavable. Aunque costó mucho conseguir que fuera una prenda aceptada.

Todavía en 1936 el diario neoyorquino The People se expresa en estos términos: “Los hombres visten camisas de dormir y desprecian a los que llevan vestidos feminoides como el pijama”.

Pero el pijama siguió evolucionando con nuevas formas, dideños y nuevos tejidos cada vez más cómodos. Y así es como llega hasta nuestros días.

Para finalizar, no te pierdas la historia de los calcetines

¿Quieres saber más sobre historia de la ropa, calzado o complementos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del pijama, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría ropa y calzado o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí