Este ingenio es un dispositivo para cobrar por el estacionamiento de automóviles en la calle. No es relativamente antiguo, pero lleva con nosotros ya muchos años. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del parquímetro, quién fue su inventor y su evolución.

No te pierdas quién inventó el semáforo

Quién inventó el parquímetro

El inventor del parquímetro es el estadounidense Carl Magee , el 13 de mayo de 1935. Patente publicada bajo el número US2118318, lo diseñó para la empresa Dual Parking Meter Company, en Oklahoma City (USA).

Origen del parquímetro

En los años 30 del siglo XX, Carl C. Magee era el editor de un periódico de Oklahoma City (Estados Unidos), ciudad donde había dificultades para estacionar en las calles muy transitadas porque la gente que trabajaba allí, aparcaba durante todo el día y evitaba que otras personas pudieran hacerlo mientras compraban.

cuándo se inventó el parquímetro
Carl Magee, el creador del parquímetro

En esa época, si los conductores estacionaban su vehículo durante demasiado tiempo, la manera habitual de multarles consistía en que un poli­cía marcara las llantas con una tiza y luego comprobase si las marcas seguían estando allí unas horas después.

Este método comportaba un uso desmesurado de mano de obra, además del riesgo de que un conductor borrara las marcas o de que los granujas se divirtieran marcando los coches.

Magee fue nombrado miembro del Comité de Tráfico de la Cámara de Comercio de la ciudad para tratar de solucionar el problema. De manera correcta o incorrec­ta, decidió ganar dinero al formar su propia empresa para dar una solución.

En diciembre de 1932 solicitó una patente por una especie de “parquímetro” que se publicó como US 2039544. Se trataba de un dispositivo primitivo que parecía una caja rectangular colocada en la cima de un palo.

Los derechos del mismo fueron asignados a la Dual Parking Meter Company, la empresa de Carl Magee; dual porque desempeñaba la doble función de recaudar ingresos para la ciudad y de controlar la congestión. La empresa sigue ope­rativa, pero ahora se llama POM Inc.

Patente del parquímtero

El parquímetro clásico fue mejorado con la patente US2118318, donde Magee expuso que al estacionar “Es deseable que se cobre un precio sobre una base hora­ria”. En la imagen de la patente que puedes ver más abajo, las líneas modernas de la figura 1 son iguales a las del primer parquímetro que se instaló.primera patente del parquímetro

Hay cinco páginas dedicadas a explicar cómo funciona el mecanismo para medir el tiempo que ha transcurrido, el cual se muestra en la figura 2. Lo opera un muelle junto con dos dientes, los cuales son activados por el usuario, que hace girar una palanca tras insertar las monedas.

Puesto que el indicador de hora no se mueve demasiado, se necesita poca energía. Los principios de la máquina se siguen utilizando extensamente hoy en día.

Las autoridades de la ciudad realizaron un pedido inicial de 150 unidades y el primer parquímetro de la historia se instaló el 16 de julio de 1935. Pasó un mes antes de que se mul­tara al primer conductor, un tal reverendo North, por estacionar más tiempo del per­mitido.

La producción continuó en Oklahoma City y Tulsa hasta 1963. Los parquíme­tros no llegaron a Gran Bretaña hasta que en 1958 fueron instalados en Mayfair, Londres.

Evolución del parquímetro

Los parquímetros han causado gran interés (y angustia) entre los conductores. Ha habido intentos de bloquearlos para que no funcionen (en muchos lugares un parquímetro bloqueado significaba estacionamiento gratis hasta que las autoridades se dieran cuenta), además de forzarlos para extraer las monedas. También es necesario recoger las monedas y controlar los parquímetros vencidos.

Posteriormente aparecieron los parquímetros digitales que imprimen un ticket que el conductor debe poner en un lugar visible del interior del coche. Así el denominado, “controlador de la hora” (un operario municipal) puede comprobar fácilmente hasta que hora tiene permiso el vehículo para estacionar.

Los parquímetros modernos aceptan el pago del estacionamiento mediante tarjetas de crédito e incluso mediante apps en los teléfonos móviles o celulares. Y en los parquímetros de última generación ya no es necesario imprimir un papel: se introduce la matrícula y se envía a la consola de la persona que controla los tiempos de estacionamiento.

Para finalizar, no te pierdas la historia de las motos

¿Quieres saber más sobre historia?

En CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del parquímetro y su inventor te haya sido de utilidad y amena. Si quieres acceder a más artículos históricos similares a este, visita nuestra categoría Historia o pregunta en el buscador de nuestra web.

Y si te ha gustado, te invitamos a compartir en las redes sociales o con tu familia y amistades. También puedes seguir nuestra página de historia en Facebook. Del mismo modo, puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí