origen e historia de la leche

Dentro de los alimentos cotidianos, la historia de la leche es de las más curiosas. Desde hace miles de años, ha jugado un papel importante en las diferentes civilizaciones y hasta los tiempos actuales. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos cuál es su origen y cómo ha sido su devenir a lo largo de los años.

No te pierdas la historia del café

Origen de la leche

El mundo antiguo consideró la leche alimento de inmortalidad. El mundo clásico grecolatino ponía leche sobre la tumba de sus difuntos; se consideraba alimento para el alma, que se allegaba hasta el lugar y se complacían con ella.

Los antiguos griegos, aconsejaban echar leche en la puerta de casa para atraer la suerte y asegurar la protección de los difuntos. Eurípides dice en su obra Ifigenia en Táuride:

“Sobre la tierra de la tumba derramé leche, ya que con ello se alegran los muertos”.

¿Cuál es el lugar de origen de la leche?

En la antigüedad, la leche tuvo fama como medicamento. Dioscórides preparaba con leche de recién parida la triaca o antídoto contra los venenos.

En Asturias (España) las mujeres que daban el pecho colgaban al cuello la llamada piedra de leche, de pizarra o mármol porque decían que era galactógena.

En pueblos de Andalucía, también en España, todavía se puede ver el collar de cuentas de leche ensartadas en hilo, que según la necesidad excita la generación de leche o la inhibe.

El mundo islámico, vio en la leche una especie de emblema para iniciados en los secretos. Por razones étnicas algunos pueblos no han podido valorarla en la misma dirección que Occidente: es sabido que los orientales son alérgicos a este producto.

En China no la beben, ni siquiera queso, la consideran producto indigno. En Japón es producto casi desconocido.

Sin embargo los holandeses son el pueblo que más la consume, tanto que se ha dicho que los cuatro ríos mayores del país son el Rin, el Mosa, el Escalda y la Leche, por la cantidad de ella que se produce.

La frase hecha “ser la leche” alude a su bondad, aunque tuvo en la Edad Media interferencias religiosas y alquimistas. La piedra filosofal se llamaba “leche de la Virgen”, o “la leche”, símbolo de lo excelente, y se comparaba con ella todo aquello que se quería ensalzar:

  • Bueno como la leche.
  • Limpio y digno como la leche.
  • La leche del mundo.

Se dijo que era “la leche” a aquello que sobresalía por su perfección, lo más refinado, lo mejor. Más tarde la frase se trivializó, olvidado ya el origen hermético que tenía, y se predicó o dijo de todo cuanto parecía bien.

En contraposición con tener buena leche o buena suerte, de haber recibido buena crianza o ser de buena familia y tener principios, se dijo que tiene mala leche la persona de mala índole y ruines instintos, de intenciones aviesas y pésimas ideas; se predica asimismo de quien claramente va a hacer daño, a causar problemas por el gusto de hacerlo.

Acaso sea expresión procedente del sintagma italiano mala legge= mala ley, en alusión a la falsedad de una cosa, de donde también se dijo para describir a la persona hipócrita y malintencionada. No ser de ley una persona es tanto como ser falsa, albergar perversas intenciones o planes.

Por otra parte, parece que se dijo tener “buena leche”, en el sentido de haber recibido buena crianza, ser de buena familia, tener principios, ser de buena casta la persona de quien se predica. Tenerla mala, era lo contrario.

Para finalizar, no te pierdas la historia del chocolate

¿Quieres saber más sobre historia de los alimentos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la leche, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría alimentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí