Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Naseby

La batalla de Naseby tuvo lugar el 14 de junio de 1645 en Inglaterra. Este enfrentamiento bélico supuso el declive de los monárquicos en la guerra civil inglesa (1642-1646). Una derrota que ayudaría a trazar el rumbo de la historia británica y a dibujar el carácter del estado y de la sociedad que se converti­ría en potencia imperial del mundo. En CurioSfera-Historia.com te contamos la historia de la batalla de Naseby.

No te pierdas la batalla de Bunker Hill

Datos de la batalla de Naseby

  • Fecha: 14 de junio de 1645.
  • Lugar: cerca de Northampton, centro de Inglaterra.
  • Combatientes: Fuerzas parlamentarias contra las fuerzas monárquicas inglesas.
  • Unidades: 6.500 soldados de caballería y 7.500 de infantería los parlamentarios. 3.600 soldados de caballería y 4.000 de Infantería los monárquicos.
  • Objetivo: Obtener la victoria en la guerra civil inglesa.
  • Resultado: Victoria de los parlamentarios.
  • Personajes protagonistas: El parlamentario coronel sir Thomas Fairfax. En el bando monárquico el rey Carlos I de Inglaterra.
  • Armas: Escudos, espadas y picas. En cuanto a las armas de fuego, parte de la infantería estaba equipada con mosquetes. La caballería jugó el principal papel en este enfrentamiento y fue decisiva para obtener la victoria.
  • Consecuencias: Menos de 1.000 muertos las fuerzas parlamentarias. Al menos 1.000 muertos y casi 5.000 prisioneros en las fuerzas monárquicas. La derrota del rey Carlos I supuso el inicio del final de la guerra civil Inglesa.

Antecedentes

La guerra civil inglesa estalló como resultado de la descon­fianza provocada por las políticas autocráticas y ca­tolizantes de Carlos I (cuyo reinado abarcó de 1625 a 1649). Esta desconfianza se transmitió a través del Parlamento Largo que se reunía desde finales de 1640.

La incapacidad de Carlos para mantener el con­trol político de la situación le llevó a un intento de golpe que consistió en entrar en el Parlamento por la fuerza el 4 de enero de 1642 con el fin de detener a sus oponentes más virulentos (que ya habían huido).

Mientras ambos bandos se preparaban para la gue­rra, Carlos I salió de Londres en busca de apoyo. Un paso en absoluto acertado, ya que la historia de los conflictos civiles en Inglaterra demostraba la impor­tancia de tomar los recursos y las instituciones de la capital.

Preliminares Batalla de Naseby
El rey Carlos I de Inglaterra

Mientras las minorías polarizaban la nación, la guerra civil inglesa comenzó en Manchester en julio de 1642. Carlos, cuyo apoyo era más fuerte en el norte (Gales y Cornualles), avanzó sobre Londres y ganó por un es­trecho margen la batalla de Edgehill (23 de octubre de 1642).

En cambio, se vio obligado a detenerse en Turnham Creen, al oeste de Londres, el 13 de noviembre del mismo año. Se retiró para establecer su cuartel general en Oxford tras haber perdido su me­jor oportunidad de ganar la guerra.

Durante 1643, los monárquicos lograron grandes éxi­tos, especialmente en el oeste de Inglaterra, donde Bristol fue víctima de un asalto. En cambio, los asedios de Gloucester y Hull fueron un fracaso.

En 1644, un ejército escocés intervino en el bando parlamenta­rio y una fuerza conjunta derrotó al ejército monár­quico en el norte, en Marston Moor (2 de julio de 1644). Como muchas batallas, aunque no es el caso de Naseby, Marston Moor surgió de un intento de levantar un asedio, en este caso el asedio de York, por parte de fuerzas parlamentarias y escocesas.

Este enfrentamiento supuso el antecedente de la batalla de Naseby, que se produjo al año siguiente. Después de que el ejército de parlamentarios y es­coceses, compuesto por 27.000 hombres, lanzase un ataque sorpresa contra los 18.000 monárquicos en torno a las 19:00 horas, la caballería monárquica tuvo éxito en la derecha aliada.

En cambio, en la izquierda, al mando de Oliver Cromwell y Alexander Leslie, la caballería expulsó a los monárquicos del campo de ba­talla. La lucha entre infantería en el centro terminó cuando la caballería de Cromwell se unió al asalto so­bre la infantería monárquica.

Los aliados perdieron en torno a 1.500 hombres; los monárquicos, unos 3.000 y su cañón. Sin embar­go, lo más grave es que se rompió su cohesión y la causa monárquica en el norte sufrió una derrota fa­tal.

York se rindió el 16 de julio, y lo mismo ocurrió con gran parte del norte de Inglaterra. No obstante, más al sur, las fuerzas de Carlos I siguieron controlando casi toda Gales, el oeste de Inglaterra y el sur de las Midlands. Carlos se sintió capacitado para rechazar el consejo de que negociase con el Parlamento, conse­jo que volvió a rechazar en enero de 1645.

La campaña de 1645

En respuesta a la prolongada resistencia de los mo­nárquicos y a la derrota del conde de Essex, el prin­cipal líder parlamentario, en la batalla de Lostwithiel (2 de sep­tiembre de 1644), así como a la incompetencia de sus comandantes en la inconclusa segunda batalla de Newbury (27 de octubre de 1644), las fuerzas par­lamentarias se reorganizaron bajo el nombre de New Model Army con sir Thomas Fairfax y Oliver Cromwell al frente (este último a cargo de la caballería).

La lucha por el control de las Midlands a finales de la prima­vera de 1645 proporcionó una oportunidad de des­truir al ejército principal monárquico. El 30 de mayo, el príncipe Ruperto del Rin, sobrino de Carlos I, tomó Leicester por asalto con 10.000 monárquicos.

El con­trol parlamentario de la cercana Northampton se vio amenazado con este gesto, y los dos ejércitos se enfrentaron en las afueras de Naseby, 17 kilómetros al noroeste de Northampton, el 14 de junio de 1645.

La batalla

Los monárquicos, desplegados como los parlamen­tarios con infantería en el centro y caballería en las alas, eran muy inferiores en número. Sin embargo, la batalla (que empezó a las 10:00 de la mañana) se de­cantó por la disciplina superior de la caballería parla­mentaria.

táctica batalla de Naseby
Mapa de la batalla de Naseby

La caballería del ala monárquica, al mando de Ruperto, fue expulsada del campo por la caballe­ría parlamentaria de la izquierda de Henry Ireton, pero después se dispersó para atacar al tren de intenden­cia de los parlamentarios, que ofrecía un botín fácil.

Por el contrario, la derecha parlamentaría, la caballería al mando de Cromwell derrotó a la caba­llería monárquica a las órdenes de sir Marmaduke Langdale. Pero conservó el control suficiente para atacar a la infantería monárquica, muy superior en número, en el centro.

Aquí la batalla ya estaba en pleno apogeo. La imprecisión de los mosqueteros se contrarrestaba con la proximidad de las líneas enemigas. La infantería monárquica había avanzado y retrocedido de la primera línea de la infantería del New Model, pero Fairfax desplegó las tropas más experimentadas en la segunda línea, que detuvieron a la infantería monárquica.

En esta batalla, Cromwell atacó el flanco y la retaguardia de la infantería mo­nárquica. Atacado por la infantería y la caballería, el centro monárquico sucumbió y casi 5.000 hombres fueron hechos prisioneros. Carlos I demostró no te­ner dotes de mando, entre otras cosas porque no utilizó su reserva de manera eficaz, y huyó del cam­po de batalla.

Por qué vencieron los parlamentarios

En esencia, el equipo y las tácticas del New Model Army eran similares a las de sus oponentes. La principal diferencia era que poseían más disciplina y con­taban con una infraestructura y un sistema de abas­tecimiento más eficaces.

quién ganó la Batalla de Naseby
El coronel sir Thomas Fairfax, líder del ejército parlamentario

El ascenso se obtenía por méritos, y Cromwell en particular beneficiaba a los oficiales y a los hombres que compartían su fervor religioso. Todos estos factores contribuyeron a for­mar su respuesta disciplinada ante la incertidumbre de la batalla y se combinaron de forma positiva con las dotes de mando de Cromwell.

El contraste entre el príncipe Ruperto y Oliver Cromwell consistía en la diferencia de actitud hacia la responsabilidad, la po­sición, la calidad y el mérito. El New Model Army pre­figuró el ejército continental de la guerra de inde­pendencia americana, el ejército republicano de la revolución francesa y el ejército rojo de la guerra ci­vil rusa. En cualquier caso, el ejército sirvió como ex­presión del empuje político de la revolución, además de proporcionarle fuerza.

La victoria parlamentaria tardó tres horas en llegar y, como Marston Moor, fue en gran parte una victo­ria de ataque. También como Marston Moor, y como la victoria francesa sobre los españoles en Rocroi (1643), Naseby señaló el papel decisivo de la caba­llería en el campo de batalla.

Las dotes de mando fueron otro de los elementos cruciales. La capacidad de aprovechar y explotar la iniciativa, y de hacer buen uso del terreno, resultó muy importante.

Las victo­rias de Cromwell frente a los escoceses en Preston (1648) y Dunbar (1650) serían dos buenos ejemplos de esas dotes de mando, también visibles en el gra­do de éxito en el control de la caballería (el factor de­cisivo, y nada fácil, en Naseby).

Consecuencias

Naseby supuso una victoria decisiva con resultados decisivos. Logró que la mayoría de los monárquicos apreciasen el fin de la guerra. Carlisle había resistido con éxito un asedio escocés ocurrido el mes de oc­tubre anterior, pero planteó un acuerdo cuando le llegaron las noticias de Naseby.

qué significó la batalla de Naseby

Con el ejército monárquico prin­cipal seriamente derrotado, la situación era desesperada, aunque Carlos rechazó la negociación porque todavía tenía esperanzas de éxito en Escocia y porque era terco por naturaleza.

Gracias a la superioridad parlamentaria en cuanto a potencia de fuego, el principal ejército monárquico del oeste sufrió la derrota en Langport el 10 de julio, mientras que Brístol fue tomado con éxito el 10-11 de septiembre.

Los parlamentarios también salieron vic­toriosos en Rowton Heath, cerca de Chester, el 24 de septiembre. A finales de 1645, los monárquicos habían sido reducidos a Gales, al sudoeste de Inglaterra y a plazas fuertes aisladas en las Midlands.

El ritmo de los ataques parlamentarios continuó a principios de 1646 con la captura de Chester, el 3 de febrero, y con la invasión de gran parte de Devon. El 5 de mayo de 1646, Carlos se rindió ante el ejército escocés en Inglaterra.

El siguiente paso fue la rendición o la toma del resto de plazas fuertes monárquicas: Worcester el 23 de junio, Oxford al día siguiente y Harlech Castle en febrero de 1647. La política social e ideológica del New Model, sin embargo, hizo imposible la desmo­vilización y acabó sirviendo como base para la dicta­dura de Cromwell.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Breitenfeld

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Naseby, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría elementos militares o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.