Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Batalla de Leipzig

La batalla de Leipzig o “batalla de las naciones” tuvo lugar entre el 14 y el 19 de octubre de 1813. También es conocida como “batalla de las naciones” o “batalla de los tres emperadores”. Fue la mayor de todas las guerras napoleónicas y la derrota más importante de Napoleón, en este caso, frente a un ejército aliado. En CurioSfera-Historia.com te contamos la historia de la batalla de Leipzig.

No te pierdas la batalla de Jemappes

Los datos de la batalla de Leipzig

  • Fecha: 14-19 de octubre de 1813.
  • Lugar: Leipzig, este de Alemania.
  • Combatientes: Aliados (ejércitos de Silesia, Bohemia y del Norte) contra el ejército francés (La Grande Armée).
  • Unidades: El bando aliado contaba con 342.000 soldados y 1.500 cañones. El ejército francés tenía 195.000 soldados y 900 cañones (el 14 de octubre sólo disponía de unos 177.000 hombres y 700 cañones).
  • Objetivo: Acabar con el Imperio Francés de Napoleón.
  • Resultado: Victoria de las fuerzas aliadas.
  • Personajes protagonistas: Por parte aliada, el príncipe austríaco Carlos Felipe de Schwarzenberg, el Prusiano Gebhard Leberecht von Blücher y el príncipe Carlos XIV Juan de Suecia. Por Francia el emperador Napoleón.
  • Consecuencias: Bajas aliadas (22.600 rusos, 16.000 prusianos, 14.900 austríacos y 200 suecos muertos y heridos). Por parte francesa 13.000 muertos, 23.000 heridos, 15.000 prisioneros y 5.000 desertores; 325 cañones y 900 carros perdidos. La derrota de Napoleón le obligó a abdicar el 11 de abril de 1814.

La batalla de Leipzig, que se prolongó durante seis días en octubre de 1813, fue la mayor durante las guerras napoleónicas, tanto por el terreno como por las cifras. La Grande Armée de Napoleón se enfrentó a fuerzas de toda la coalición europea, lo que dio pie a su otro nombre: la «batalla de las naciones».

Gracias a la presencia de Francisco de Austria y del zar Alejandro, junto con Napoleón y los reyes de Prusia, Sajonia, Suecia y Nápoles, también se conoce como la «batalla de los tres emperadores».

Antecedentes y contexto

El imperio de Napoleón comenzó a desintegrarse después de su desastrosa invasión de Rusia, de la cual sólo regresó una décima parte de su ejército, a principios de 1813.

Prusia desertó a finales del mes de diciembre de 1812 y se unió a Rusia en la declaración de una «guerra de liberación» (16 de marzo). Guerra respaldada por Gran Bretaña y por Jean-Baptiste Bernadotte, uno de los mariscales de Napoleón que pasó a ser príncipe heredero de Suecia.

contexto batalla de las naciones
Napoleón Bonaparte

Napoleón improvisó un nuevo ejército para responder a esta amenaza del este, pero a pesar de una serie de victorias menores, fue incapaz de derrotar a los aliados en el este de Alemania y firmó un armisticio el 4 de junio. Austria aprovechó la oportunidad de declararse a favor de los aliados.

Las rivalidades políticas quedaron enterradas bajo la superficie, pero los aliados finalmente acordaron operar con tres ejércitos separados. El ejército de Bohemia era el más numeroso y lo encabezaba el príncipe Schwarzenberg, el comandante en jefe alia­do nominal.

Aunque poco imaginativo, Schwarzenberg poseía el tacto necesario para preservar la ar­monía entre los aliados, y posteriormente fue descrito por el mariscal prusiano Blücher como «el coman­dante en jefe que tuvo a tres monarcas en su cuartel general y aun así logró derrotar al enemigo».

Blücher estaba al mando del ejército de Silesia compuesto por prusianos y rusos. Mientras que una fuerza mix­ta similar, respaldada por un cuerpo suizo y un pe­queñísimo contingente británico, daba forma al ejér­cito del Norte (al mando de Bernadotte).

comandantes batalla de Leipzig
Carlos Felipe de Schwarzenberg, Gebhard Leberecht von Blücher y Carlos XIV Juan de Suecia

Napoleón esperaba derrotar a sus tres enemigos uno por uno, pero éstos evitaron el contacto con ha­bilidad. Cuando finalmente atrapó a Schwarzenberg en Dresde, fue incapaz de lograr la victoria decisiva que buscaba y tuvo que retirarse a la parte noroeste de Sajonia.

Después de la deserción de Baviera (el 8 de octubre), surgió la necesidad imperativa de con­tar con Sajonia, su principal aliado en el centro de Europa. En Dresde se dejaron dos cuerpos y el resto del ejército se concentró en Leipzig, la segunda ciu­dad de Sajonia.

La batalla

La batalla de Leipzig se prolongó durante seis días, del 14 al 19 de octubre de 1813. A medida que se producían los combates, iban llegando tropas de refuerzo.

14 de octubre

La victoria estaba al alcance de Napoleón si lo­graba derrotar a Schwarzenberg antes de que llega­sen los demás aliados. Sus posibilidades mejoraron debido a la naturaleza del terreno. Leipzig se encuentra en la confluencia de los ríos Elster y Pleisse. El terreno en­tre los ríos al sur de la ciudad era pantanoso y boscoso, igual que casi toda la zona al oeste.

Debido a que el zar Alejandro se negó a desplegar rusos al oeste del Pleisse, Schwarzenberg sólo apos­tó a 32.000 austríacos en estos sectores y mantuvo al resto de su ejército al este del río.

Blücher y el ejérci­to de Silesia avanzaban por el sector noroeste de la ciudad; Bernadotte les seguía un poco atrás. Napoleón desplegó el grueso de sus tropas en el campo de ba­talla principal, al sudeste de la ciudad. Su línea exterior de 41.000 hombres estaba al mando del rey de Nápoles Joachim Murat.

quién ganó la batalla de las naciones

La vanguardia de Schwarzenberg se encontró con el destacamento de Murat en la población de Liebertwolkwitz a primera hora del 14 de octubre. Murat lanzó una serie de contraataques con su ca­ballería durante toda la mañana.

Sus previsiones de victoria convencieron a Napoleón de resistir y luchar en lugar de huir hacia el oeste mientras el camino to­davía estaba abierto. De hecho, ambos bandos per­dieron alrededor de 2.000 hombres, pero las bajas de los aliados disminuyeron debido a la lle­gada del resto del ejército de Schwarzenberg.

15 de octubre

Napoleón completó su despliegue el 15 de octu­bre, aumentando sus fuerzas al sudeste de Leipzig hasta reunir a unos 120.000 hombres (con la consi­guiente ventaja frente a los 100.000 de Schwarzen­berg).

No obstante, éste esperaba que las reservas rusas y prusianas se le uniesen, mientras Blücher se aproximaba rápidamente a la ciudad desde el noro­este. Napoleón sólo tenía a 40.000 hombres al norte de Leipzig, y otra pequeña fuerza en Lindenau pro­tegía la ruta de escape al oeste.

16 de octubre

La batalla principal del 16 de octubre se desarrolló en dos partes diferenciadas: Schwarzenberg atacó a las fuerzas de Napoleón al sudeste de la ciudad, mientras Blücher atacó la población de Möckern, al norte. La primera oleada de Schwarzenberg se produjo a las ocho de la mañana contra la línea de pueblos (prote­gida por los franceses) desde Markleeberg hasta Kolmberg, pasando por Wachau.

Los galos respondieron con un intenso bombardeo que se incrementó cuan­do la niebla se disipó, a las diez de la mañana (se pro­dujeron más de 80.000 disparos). Schwarzenberg se dio cuenta de que no tenía fuerzas suficientes para continuar el ataque y se replegó a su línea de partida en torno a las once de la mañana.

Al mismo tiempo, los austríacos si­tuados al oeste del Pleisse también se retiraron después de algunos éxitos iniciales, cuando no lograron de­fender Lindenau o forzar un cruce en Connewitz.

Consciente de su debilidad, Napoleón contraata­có con la esperanza de hacer girar a los aliados alrededor de Seifertshain. Al principio, los éxitos locales le animaron a mantener más tropas hasta que el ata­que se generalizó en torno a las dos de la tarde.

repercusiones batalla de las naciones

Murat encabezó una gran carga de 10.000 soldados de ca­ballería para abrir huecos en las delgadas filas alia­das, pero fue rechazado por las reservas aliadas. Re­forzado, Schwarzenberg resistió tres asaltos más de infantería. Napoleón se negó a comprometer sus re­servas para un asalto final y dejó este sector hacia las dos y media de la tarde para concentrarse al norte de Leipzig.

Los mariscales Marmont y Ney sólo disponían de dos cuerpos para mantener la posición de Möckern contra todo el ejército de Silesia al mando de Blucher. Ignoraron las órdenes de Napoleón de que se le unie­sen al sur de la ciudad, pero el ataque austríaco en Lindenau les empujó a destacar tropas a última hora de la mañana.

Por suerte, el ejército de Blücher se en­contraba extendido a lo largo de la carretera de ac­ceso, y sólo 20.000 prusianos estaban en su lugar para el ataque de las tres. Los franceses retomaron Möckern tres veces antes de ser finalmente expulsados con bajas. Los prusianos perdieron 8.000 hombres y fueron incapaces de avanzar más porque la noche se les echó encima.

Resumiendo, Napoleón se mantuvo firme, pero fue incapaz de aprovechar su superioridad local al sur de la ciudad. Perdió a 25.000 hombres a manos de aliados.

17 de octubre

El 17 de octubre no dejó de llover en todo el día, y ambos bandos pasaron la jornada reposicionando sus fuerzas para la batalla final. El número de hombres del ejército de Schwarzenberg ascendía ahora a unos 170.000. Por su parte, Bernadotte llegó por fin con sus 60.000 soldados como refuerzo de los 40.000 que quedaban con Blücher.

Los aliados esta­ban convencidos de que Napoleón intentaría escapar al nordeste y por ello indicaron a Bernadotte que marchase describiendo un arco amplio cruzando el Parthe para atacar Leipzig desde esta dirección.

Blücher tendría que continuar su asalto solo hasta que los hombres de Bernadotte alcanzasen su nueva po­sición. De hecho, Napoleón consideraba la posibilidad de escapar hacia el oeste y reforzar su avanzada en Lindenau al tiempo que acercaba más a la ciudad a sus 150.000 hombres restantes.

18 de octubre

Schwarzenberg no se situó completamente para ata­car la nueva posición francesa desde Connewitz hasta Holzhausen, pasando por Probstheida, hasta las dos de la tarde. Los aliados tomaron casi todas las poblaciones después de duros enfrentamientos.

Alrededor de 5.000 sajones y ciudadanos de Württemberg se pasaron a los aliados en torno a las cuatro y media de la tarde. Napoleón los culparía más ade­lante de su derrota, pero la llegada de Bernadotte al sur del Parthe resultó mucho más significativa. Blücher también avanzó y los franceses se vieron obligados a retroceder hacia la ciudad.

A los franceses apenas les quedaba munición. La intendencia se había marchado a las once de la mañana y la retirada continuó durante todo el día y toda la no­che atravesando Leipzig y a lo largo de los dos kiló­metros de terraplén que cruzaban los pantanos hasta Lindenau.

Los aliados empezaron a bombardear esta ruta a la mañana siguiente al tiempo que renovaban su ataque contra la propia ciudad. La situación era crítica, pero todavía no llegaba a resultar desesperada hasta que el ingeniero francés encargado del puente sobre el Elster se asustó y decidió volarlo.

Esto impidió el paso de la retaguardia de 20.000 fran­ceses y polacos que todavía se encontraban en Leipzig. Napoleón se vio obligado a huir con los 80.000 soldados que aún le quedaban.

Consecuencias y repercusiones

Napoleón huyó con solo 80.000 hombres, pero derro­tó a otro ejército austrobávaro que intentó bloquear su ruta en Hanau. Resistió en Francia hasta que las abru­madoras fuerzas aliadas le obligaron a abdicar, el 11 de abril de 1814.

Leipzig reúne las características de una gran batalla napoleónica. Fue una acción muy dura que se prolongó varios días a medida que las unidades recién llegadas coincidían en el campo de batalla.

La caballería todavía desempeñó un papel táctico cla­ve, junto con los ataques de la artillería y la infantería. La experiencia recibió interpretaciones muy distintas por parte de Jomim y Clausewítz (los dos teóricos mi­litares más importantes del siglo XIX), ambos presentes como oficiales del Estado Mayor en los ejércitos aliados.

Para finalizar, te recomendamos que veas la batalla de Rossbach

¿Quieres conocer más historia militar o bélica?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la batalla de Leipzig, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia bélica o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.