historia del tranvía

Sin duda alguna, la historia del tranvía ha sido muy intensa. Tras su auge, cayó casi en el olvido y desuso en las ciudades, pero en los últimos años ha vuelto a surgir por ser un medio de transporte eléctrico que no contamina. En CurioSfera-historia.com te explicamos su origen, también  quién inventó el tranvía y cómo ha sido su evolución en el tiempo.

Tampoco te pierdas quién inventó el avión

Origen del tranvía

En los orígenes del tranvía debes saber que la característica principal estribó en que circulaba sobre raíles de hierro aunque estuviera tirado por caballos.

cuál es el origen del tranvía

La idea surgió a partir de los coches de caballos que transportaban a personas. En algunas ocasiones tenían problemas para moverse con fluidez por ciertas calles de las ciudades.

Para solventar este problema se decidió instalar unos raíles metálicos que sobresalían de la calzada y por los que circulaba este nuevo medio de transporte urbano: había nacido el tranvía.

También te puede interesar la historia de la bicicleta

Quién inventó el tranvía

El tranvía es un invento del inglés John Outram en 1775 en Inglaterra. Un vehículo de esa naturaleza fue llamado tramway. Al principio, no lo utilizó para el transporte urbano sino para transporte extra muros de la ciudad.

¿Quién inventó el tranvía y en qué año?

El uso urbano del tranvía se adquirió medio siglo más tarde en Nueva York, en 1832, donde a John Stephenson se le ocurrió construir el primer tranvía de transporte urbano.

Su trayecto era fijo, haciendo el recorrido entre los altos de Manhattan y Harlem. Podía transportar hasta cuarenta y seis pasajeros, casi el doble que el ómnibus de la época.

Al principio los raíles sobresalían tanto del suelo que la gente tropezaba en ellos; lo mismo sucedía a muchos vehículos, que llegaban incluso a volcar por su culpa. Esta circunstancia hacía que fuera un medio de transporte impopular.

No obstante esto, en 1852 el problema fue inteligentemente resuelto por el francés Émile Loubat, un mecánico de Nantes a quien se le ocurrió la brillante idea de empotrar los raíles en el suelo, detalle que salvó al tranvía de su desaparición.

Remozados de esta forma empezaron a circular por la Sexta Avenida neoyorquina unos tranvías abiertos en los extremos: eran los pioneros en este tipo de transporte que se haría tan popular.

Más adelante, hizo su aparición la versión eléctrica. El tranvía eléctrico fue inventado por Werner von Siemens en Alemania en el año 1881. Al principio tomaba la electricidad de los raíles, pero posteriormente se cambió por un sistema de cable aéreo para evitar descargar a los peatones.

Por cierto, ¿sabes quién inventó el tren?

Expansión y evolución del tranvía

En 1853 comenzaron a circular los primeros tranvías en París por iniciativa de Loubat, siendo su primer trayecto entre Place Concorde y Rue de Saint Claude. Los primeros tranvías de Londres circularon en el año 1861.

tipos de tranvíaDesde 1879 hubo cuatro modalidades de tranvía:

  1. Tranvía de sangre o tracción animal (normalmente tirados por caballos).
  2. Tranvía de vapor, llegados a España en 1879.
  3. Tranvía de cable, como todavía funciona una línea en San Francisco de California (Estados Unidos).
  4. Tranvías eléctricos, que comenzaron su andadura en Berlín (Alemania), en 1879. En algunos países se le conoce también como carro eléctrico.

Pero todavía en esas fechas la mayoría de los tranvías eran tirados por caballos. El tranvía eléctrico empezó a interesar en 1881; su inventor, el alemán Werner von Siemens no reparó en un detalle: al situar la corriente eléctrica en los raíles el peligro para los peatones y demás vehículos era grande, ya que podían electrocutarse.

Siemens salvó aquella dificultad elevando un cable para que la toma de energía se hiciera de forma aérea. El tranvía estaba ya perfeccionado, y en 1888 la primera línea de tranvía eléctrico comenzó a funcionar en Richmond, en Virginia.

Aquella línea fue construida por Frank Sprague: contaba con más de veintisiete kilómetros y se hizo tan popular que diez años después ya había en Estados Unidos cuarenta mil tranvías esparcidos por toda aquella inmensa nación.

También te puede gustar la historia de la moto

Historia del tranvía en España

En España los primeros tranvías de caballos o de sangre datan de 1861. Conectaban los pueblos valencianos de Carcagente y Gandía. Este “trenet” circundaba la huerta entre naranjos y alquerías.

primer tranvía de España

En el año 1869 empezaba a circular por Madrid, aunque otros dicen que fue en junio de 1871: conectaba el barrio de Salamanca, en cuya Calle de Serrano esquina a Maldonado estaban las cocheras, con la Plaza de Cibeles y la Calle Mayor, terminando el recorrido en el barrio de Argüelles.

Al pasar por la Puerta del Sol hubo algaradas y tumultos, y faltó poco para que llegara la sangre al río. El motivo de la protesta era que los tranvías eran ingleses, y también la compañía que los explotaba.

El trayecto más largo en aquellos coches de dos pisos con cabida para dieciséis personas abajo y dieciocho arriba costaba dos reales. Se podía ir de pie siempre que el total no excediera los cuarenta y cinco pasajeros; el tranvía se desplazaba a doce kilómetros por hora y tiraban de él dos mulas en lo llano y cuatro cuesta arriba.

Así funcionaron durante treinta años, ya que en 1897 empezaron a circular por la Villa y Corte los tranvías eléctricos.

En Barcelona se conoció el tranvía en 1874, año en que ya circulaba por Las Ramblas. Fue la primera ciudad española en contar con tranvías de vapor en 1879, novedad de la que todo el mundo se hacía lenguas por ser la primera vez en la Historia que se viajaba de manera mecánica.

La época dorada del tranvía fue la década de 1900 a 1910 en que este vehículo se rodeó de una luz romántica. En él situaban los escritores, pintores, fotógrafos, cineastas sus historias de amor.

El declive del tranvía

El tranvía era universal, no existía ciudad que no contara con él. Pero tenía un serio inconveniente: el trazado fijo, circunstancia que constituía una fuente de accidentes porque el tranvía no podía maniobrar.

la desaparición del tranvíaFue entonces cuando nació un híbrido de tranvía y autobús: el trolebús, que podía esquivar obstáculos por carecer de carril. Pero un trolebús averiado era un mastodonte en la calle, y al estar el cable de alimentación ocupado por él, otros trolebuses no podían pasar y adelantarlo.

¿Qué hacer…?: el autobús solucionaría el problema (ver historia del autobús) y sobre todo el suburbano o metropolitano que ya hacía valer su protagonismo a principios del siglo XX.

Debido a los frecuentes atropellos de personas o accidentes con otros automóviles que circulaban por las calles, junto al auge del metro, poco a poco el tranvía cayó en desuso en prácticamente todas las ciudades del mundo.

A partir de 1940 se comenzó a reducir considerablemente el número de nuevas líneas de tranvía y muchas de las existentes fueron remplazadas poco a poco por el metropolitano, que no interfería ni complicaba el tráfico en las calles.

Aunque algunas ciudades no han dejado de tener tranvías en sus calles, puede decirse que prácticamente su existencia es simbólica. Como sucede en la ciudad de San Francisco, Milán, Lisboa, Viena o Barcelona, donde solo se conservaba una pequeñísima línea “el tranvía blau”, más por romanticismo que por otro motivo.

El resurgir del tranvía

A partir de la década de los 80 del siglo XX, debido al auge de la concienciación del respeto del medioambiente y cómo solución a la alta contaminación de las ciudades por los vehículos equipados por motor de explosión, se rescató el uso del tranvía.

el resurgimiento del tranvíaUn medio de transporte urbano que es eléctrico y por tanto, no contamina el aire de las urbes. Pero regresaría de forma diferente, en esta ocasión, los semáforos (ver historia del semáforo) dan absoluta prioridad al tranvía, por ejemplo.

Además los raíles se han instalado en un carril por el que solo pueden circular ellos. No lo comparten con nadie más, por lo que el número de accidentes prácticamente se ha reducido a cero.

Aunque cierto tiempo siempre hay algún desagradable incidente producido por el despiste, incivismo o por no respetar las normas del resto de ciudadanos o vehículos.

En la actualidad son muchísimas las ciudades que han optado por esta opción en detrimento del suburbano (México, Valencia, Bogotá, Sevilla, Estambul, Múnich, Oslo, San Petersburgo…)  ya que los carriles y vías son mucho más económicos que construir una nueva red de túneles y estaciones bajo tierra.

Historia de la palabra tranvía

El término es adaptación del inglés tramway= línea de carriles, voz compuesta de:

  1. tram= barra de madera o de hierro, carril, riel
  2. way= vía, camino.

El vocablo llegó a España vía Francia, y lo recogió el Diccionario oficial por primera vez en 1869. Al principio la palabra fue del género femenino, pero el uso impuso el cambio, hecho que aceptó la Real Academia Española en 1884.

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-historia.com esperamos que esta reseña histórica sobre Historia del tranvía te haya resultado amena, entretenida, y sobre todo, esperamos que de mucha utilidad.

Si necesitas consultar otros post similares, deseas obtener más respuestas, o quieres ver otras curiosidades históricas y datos peculiares, puedes visitar la categoría de Historia.

Pero si te resulta más sencillo, escribe tus preguntas en el buscador de nuestra web. Y recuerda…, si te ha gustado, danos un “me gusta”, compártelo con tus amistades y familiares en las redes sociales, o déjanos un comentario con tu opinión. 😊

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí