origen e historia de la cuna

Este mueble, similar a una pequeña cama para bebés que se balancea, apareció hace miles de años atrás. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la  historia de la cuna, su origen, también quién la inventó y como ha sido su evolución.

No te pierdas la historia del biberón

Quién inventó la cuna

Según los historiadores, se cree que los inventores de la cuna fueron los habitantes de Mesopotamia, seguramente los sumerios o los babilonios, hace miles de años.cuándo y quién creo la cuna

Como en muchos otros inventos de la humanidad es muy complicado saber con exactitud quién creó la cuna, pero gracias a restos arqueológicos obtenidos, se tiene esta certeza.

Sí que sabemos que, probablemente, la primera cuna de la historia estaba realizada de mimbre y tenía una forma que permitía hacer una pequeña oscilación. Con este suave movimiento se facilitaba que el bebé conciliara el sueño.

Origen e historia de la cuna

Entre las piezas del ajuar doméstico, la cuna es una de las más antiguas en lo que a la historia del mueble se refiere. Gracias a los historiadores sabemos que las primeras cunas fueron simples cestos de mimbre; similares al actual Moisés.cuál es el origen de la cuna

La mitología griega nos muestra a Baco de niño acostado sobre un harnero, aunque la cuna ya existía en aquella lejana edad y se diferenciaba claramente de la criba. Platón asegura que cuando no se tenía a mano la cuna, la nodriza o el esclavo a cuyo cargo se dejaba la criatura lo acunaba con sus brazos imprimiendo a éstos un balanceo característico.

En un vaso pintado procedente de la Atenas clásica aparece el dios Mercurio niño sentado sobre una cesta con asas a los costados que sólo le deja libre la parte superior del cuerpo: tiene forma de barco para que la convexidad permita imprimirle un movimiento oscilatorio.

Y el escritor clásico Teócrito dice en sus Idilios que Alcmena, hija del rey de Micenas, mecía a sus gemelos en un escudo porque no tenía a mano su cuna de madera.

También los gemelos fundadores de Roma, Rómulo y Remo, fueron mecidos por su madre en una cuna en forma de pila, la misma en que fueron abandonados Tíber abajo.

Entre los antiguos romanos la cuna era objeto del ajuar muy habitual, como refleja el comediógrafo latino Plauto. Solía tener forma de teja para facilitar el balanceo al niño, colocándose por su parte superior una correa para transportarla; para impedir que el niño pudiera salirse de ella tenía finos barrotes de madera a los lados.

En la basílica romana de Santa María la Mayor, en Roma, todavía puede verse una singular reliquia: la cuna del niño Jesús.

En la Edad Media la cuna fue objeto de uso generalizado tanto entre los poderosos como entre los campesinos: las miniaturas de los siglos IX y X muestran las distintas modalidades que hubo.

A menudo se elaboraban a partir de un trozo de tronco de árbol vaciado a mano con agujeros a los lados a modo de asas. Las hubo también en forma de pequeños lechos, montadas sobre maderos curvos que facilitaban el balanceo.

Ya en esta época se tiene constancia de las nanas. «Canciones de cuna» y melodías muy dulces que se cantaban a los niños pequeños para ayudar a dormirse.

Evolución de la cuna

En el siglo XV aparecieron las cunas colgadas del techo o suspendidas sobre dos pivotes, protegidas con cortinas. Toda una revolución en aquella época.la primer acuna de la historiaEl lujo tardó en llegar a este elemento del mobiliario: esto sucedió ya entrado el siglo XVIII, en que empiezan a confeccionarse de materiales nobles y a elaborarse cunas acolchadas con marquetería esculpida y relieves, empleándose en ellas marfiles, maderas preciosas, camafeos e incrustaciones de oro y plata.

En el siglo XIX el lit de parade francés o cama de lujo para niños ricos, se puso de moda en toda Europa. Pero… aquello ya era más que una cuna: era un pequeño trono para el bebé.

A principios del siglo XX apareció la cuna de viaje. Ideal para poder llevar al bebé mientras se viajaba. Más pequeña que las convencionales y con la facilidad de ser fácilmente montable y desmontable.

A todo intento por convertir la cuna en algo distinto a aquello para lo que había sido concebida se opuso siempre el sentido común del bebé, claro, que es quien la ha utilizado.

Para finalizar, no te pierdas la historia de las toallas

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la cuna, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí