Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Historia de Australia

Origen e historia de Australia

Australia es la isla más grande del mundo y no fue descubierta hasta principios del siglo XVII. Es una nación moderna con poco más de cuatro siglos de historia y enorme territorio con una extraordinaria variedad geográfica, de fauna y flora. Desde CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de Australia.

No te pierdas la historia de las banderas

Origen de Australia

Para poder conocer el origen de Australia, primero es necesario conocer su situación geográfica y sus características. Algo que, sin duda, ha marcado muchos de los acontecimientos históricos australianos.

cuál es el origen de Australia
Mapa de Australia

Australia, que constituye el menor de los continentes o la mayor de las islas. Despliega su maciza silueta en el sector suroeste del océano Pacífico, apenas hendida, al norte y al sur, por gran­des bahías.

Situada en el hemisferio austral, entre los parale­los 10 y 40° y los meridianos 113 y 155° E, el océano Pacífico, al este., representa una inmensa frontera. Junto con la Isla de Tasmania, Australia forma el sexto estado del mundo en exten­sión.

Su nombre recuerda la Terra Australis Incógnita, el gran continente mítico del sur, cuyo descubrimiento espoleó a los exploradores desde el siglo XVII.

Aislada durante milenios, Aus­tralia se pobló hace tan sólo 40.000 años, y permaneció prácticamente incógnita hasta la primera década del siglo XIX.

Reducto de animales prehistóricos únicos en la Tierra, reino del ópalo y del oro, en posesión de ocho veces más ovejas que personas. Este contradictorio país es un exótico conjunto de selvas y sabanas, desiertos y arrecifes coralinos. Australia ha evolu­cionado culturalmente bajo la égida del modo de vida europeo, totalmente ajena a las sociedades de su ámbito natural.

  • Continente: Oceanía.
  • Superficie: 7.682.300 km².
  • Capital: Canberra.
  • Población: 24.992.354 habitantes.
  • Moneda: Dólar australiano.
  • Lengua oficial: inglés.

Descubrimiento y colonización de Australia

Las culturas aborígenes australianas dejaron muy pocas huellas en la historia, la cual arranca prácticamente a partir de la primera década del siglo XVII, con la llegada de las expedi­ciones de los navegantes holandeses al golfo de Carpentaria.

Dichos navegantes, estaban al servicio de la Compañía General Neerlan­desa de las Indias Orientales. El viaje más importante fue el realizado por Abel Tasman, quien circunvaló Australia, Tasma­nia y Nueva Zelanda entre 1642-43.

quién descubrió Australia
James Cook desembarcando en las costas australianas en 1770

El capitán James Cook y el explorador-naturalista Joseph Banks, tras haber visitado Tahití y Nueva Zelanda, alcanzaron la costa oriental australiana, de la que Cook tomó posesión en nombre de Gran Bretaña (23 agosto 1770).

No obstante, la colonización de Australia no comenzó hasta 1788 con la insta­lación de una colonia penal británica en Port Jackson (Syd­ney).

A principios del siglo XIX se había introducido en el conti­nente australiano el carnero merino español, que se convertiría, como productor de una lana de calidad superior, en la base principal de la prosperidad económica del continente en el período inicial.

Numerosos emigrantes libres llegaron desde la metrópoli, iniciándose las expediciones de descubrimiento del interior del país:

  • En 1813 se encontró el paso a través de los Montes Azules.
  • En 1836 Thomas Mitchell recorrió el curso de los ríos Darling y Murray hasta el mar Meridional.
  • El prusiano Ludwig Leichhardt intentó sin éxito cruzar el continente de este a oeste (1848).
  • La expedición de O’Hara Burke y William John Wills concluyó trágicamente en el centro desértico de Australia en 1861.

Bajo el Gobierno de Tomás Brisbane (1821-25) se favore­ció la venta de tierras a colonos con capital o a grandes compa­ñías, quienes recibían, además de la tierra, mano de obra pena­da en una situación casi servil (convict System).

El bajo rendimiento productivo que comportaba el convict system ori­ginó la política inmigratoria. Esto aumentó la población libre y determinó el establecimiento de la colonia libre de Australia del Sur entre 1835 y 1840.

Al propio tiempo el final de las deportaciones a Nueva Gales del Sur planteó una crisis de mano de obra a ganaderos y cultivadores, que decidieron importarla del continente asiático.

Las colonias se establecie­ron a partir de un gran desarrollo ganadero y del descubrimien­to de notables riquezas minerales, condicionando una serie de conflictos entre ambos tipos de intereses, aunque concordes en el enfoque político racial de la hegemonía de la “White Australia” (Australia Blanca).

A mediados del siglo XIX la presión de los intereses gana­deros consiguió amplías medidas de autonomía local para las colonias orientales de Nueva Gales del Sur, Victoria, Tasma­nia y Queensland.

Tras el descubrimiento de oro en Victoria (1851), ésta se adelantó a Nueva Gales del Sur como la pro­vincia más poblada de Australia.

Entre 1850 y 1860 la pobla­ción del país casi se triplicó. Pasó de 405.356 a 1.145.585 habitantes, y a finales del siglo XIX era de 3 millones de habi­tantes.

Época del Gobierno federal

La división en diversos estados autónomos dificultaba tanto las relaciones con Gran Bretaña como el proceso de coloniza­ción del territorio, y la necesaria organización de la economía australiana sobre la base de un mercado único.

Historia Australia siglo XIX

Por ello, en 1900 se creó la Confederación Australiana. Su constitución reunía en un solo cuerpo político las colonias de Australia y de Tasmania, federadas dentro de la Commonwealth de Australia bajo la soberanía del rey de Inglaterra.

Durante los primeros años del nuevo gobierno federal, con­servadores y laboristas se disputaron el poder.

Los primeros defen­dieron Australia contra la inmigración asiática y los intentos de penetración europea. Los laboristas (que alcanzaron el poder en 1910) iniciaron una política de socialismo moderado. Durante la I Guerra Mundial Australia luchó al lado de los aliados.

En la Conferencia de Paz de Versalles el líder del partido laborista y primer ministro del país (1915-23), W. M. Hughes, encabezó la oposición a una enmienda que introducía el princi­pio de igualdad de razas en el Tratado de la Liga de las Nacio­nes.

Ese hecho provocó diversos ataques contra la política exclusivista de la White Australia, pero el apoyo a esta política predominaba en Australia por encima de las divisiones políti­cas.

Australia contemporánea

En la II Guerra Mundial Australia tomó parte activa en la lucha al lado de los aliados, y acabada la guerra alineó su polí­tica exterior con la de EE.UU.

historia moderna de Australia

Sir Robert Gordon Menzies, líder del Partido Liberal, dominó la vida política entre 1949-66 y llevó a cabo una política conservadora.

Además, protegió indirectamente, al igual que Hughes, la política de la White Australia, utilizando argumentos legalistas para apoyar la polí­tica de apartheid de la República de Sudáfrica.

En 1972 las elecciones dieron el triunfo al Partido Laborista y formaron sucesivos Gobiernos E. G. Whitlam (1972-75), que impulsó un programa reformista en política interior y de mayor independencia con respecto a EE.UU en política exterior.

Malcolm Fraser (1975-83) aplicó una política conservadora y prooccidental. Posteriormente Robert Hawke (1983-91) hizo frente a la crisis económica y Paul Keatting (1991-96), relanzó la economía cuestionando las relaciones con Gran Bretaña.

Después de trece años de hegemonía laborista, en 1996 triunfó la coalición del Partido Liberal con el Partido Nacional, encabezada por el liberal John Howard, quien asumió la jefatu­ra del Gobierno y propugnó un plan de austeridad.

Pese a las convicciones monárquicas del primer ministro, en 1999 se celebró un referéndum para instaurar la república, en el que los australianos ratificaron su apoyo a la actual monarquía consti­tucional.

Historia de la bandera australiana

Cuando el capitán James Cook desembarcó en 1770 en la costa de la isla más grande del mundo, descubrió una población aborigen tan solo familiarizada con el pulimento de la piedra, dado que el metal y la agricultura no pertenecían a ese mundo.

cuándo se creó la bandera de Australia y su significado

El 26 de enero de 1788 se izó la bandera británica (conocida como Union Jack) en la bahía de Sidney. El 1 de enero de 1901 se enarboló por primera vez la bandera de Australia (fruto de un concurso) en esta isla-continente, ubicada entre los océanos Índico y Pacífico.

Esta bandera difería muy poco de su versión definitiva y actual. A la derecha de la Union Jack, reminiscencia de los vínculos históricos que unen los dos países, se sitúan las cinco estrellas de la Cruz del Sur, constelación del hemisferio austral. Debajo, un sexto astro, más grande, simboliza este país miembro de la Commonwealth.

Seis brazos que simbolizan los seis estados australianos: Queensland y su Gran Barrera de Coral, Australia Meridional, Nueva Gales del Sur, Victoria, la isla de Tasmania y Australia Occidental con sus playas rojas de Broome.

Un séptimo brazo representa el Territorio del Norte y los territorios externos (las islas Cocos y el Territorio Antártico Australiano). En 1954 Australia fijó el tamaño y la ubicación de las cinco estrellas blancas de siete puntas en su bandera.

Para finalizar, no te pierdas la historia de Nueva Zelanda

¿Quieres saber más sobre historia de los países?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de Australia, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría países o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *