origen e Historia de las medias

Hacia el 1500 a.C., los egipcios utilizaban medias o calzas de ganchillo en el entorno del faraón. Entonces las medias eran prenda masculina. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de las medias.

No te pierdas la historia de los pantys

Origen de las medias

Medias, calzas, bragas y calzado, tienen una historia común, historia que a menudo se entrecruza.

Se sabe que calzas y calzado fueron parte del calceus romano o borceguí, que cubría pie, pierna y pantorrilla, pieza que fue evolucionando hasta convertirse en prenda protectora de las partes íntimas.

quién inventó las medias

Claro que también existían ya los calcetines en el siglo II, hechos por los sastres romanos para llevar entre el pie y las botas y evitar rozaduras, calcetines que podían ser tan largos como las medias.

Vestir esta prenda sin las botas, se consideraba propio de hombres afeminados, reputación que aprovecharon los homosexuales romanos, que disfrutaban paseándose con calzas hasta la ingle, siendo los hombres quienes primero vistieron medias en el mundo mediterráneo, antes que las mujeres.

Las mujeres no comenzaron a utilizar medias hasta el siglo VII.

No fueron usuales hasta el siglo XIII en Inglaterra, aunque allí dos siglos antes Guillermo el Conquistador, regaló a su esposa unas calzas hasta la ingle, a modo de medias o leotardos de colores de precio muy elevado, que revelaban el contorno de la figura, y que la Iglesia se apresuró a condenar.

De hecho se conserva un manuscrito inglés de 1306, donde se ve a una dama en su tocador siendo ayudada por su doncella que le entrega un par de medias.

Historia de las medias en la Edad Media

En la Edad Media la combinación de polainas y calzones o bragas, originaron lo que hoy venimos en llamar pantys, anteriores históricamente a las medias.

Las medias son en realidad el resultado de la división del panty en bragas y medias. En el siglo XII, las medias eran ya una prenda de punto que cubría pie y pierna e incluso podía ir algo más arriba.

En cuanto a las calzas, son escasas las referencias en conexión con la mujer, ya que éstas nunca enseñaban las piernas.

Tanto era así que un embajador español llegó a retar en duelo a cierto caballero de la Corte inglesa que osó regalar un par de medias a la reina de España del siglo XVI.

Sin embargo en la corte inglesa de Isabel I, las medias-calzas encontraron acogida porque aquella soberana las utilizó a partir de 1561.

La calza siempre estuvo connotada de prenda inmoral.

Particularidad que hizo que se convirtiera en bandera de rebeldía entre la juventud levantisca del siglo XIV en Venecia, donde se fundó la Compagna della Calza, o fraternidad.

Cuyos miembros vestían calzas de distintos colores para cada pierna como distintivo de su pertenencia a aquella sociedad medio secreta, acompañándola de chaqueta corta y sombrero de plumas.

Toda Italia se contagió de la atrevida moda. De estos calcetines largos a modo de medias nacerían las calzas castellanas tras separarse del zapato.

Se habla de unas calzas que incluían calzón: las calzas atacadas, que se ataban a la cintura como los pantys modernos. Era vestido muy frecuente para los hombres del XVI. Para disimular la delgadez de las piernas, cuando ése era el caso, se rellenaban con forros de trapos: eran las calzas pedorreras.

Historia de las medias en la Edad Moderna

Muy populares fueron las calzas en el Siglo de Oro. Las hubo de todas clases y estilos: calzas de aguja, calzas de seda, calzas de lienzo, calzas de gamuza; sobrecalzas y polainas o medias calzas que se ajustan, o sólo medias.

De hecho, a las medias calzas se les llamaron “medias” por abreviar. Eran las calzas que subían hasta poco más de la rodilla.

Estas medias se ataban a la pierna con ligas, y solían ser de paño o estameña. Las ligas, que los italianos introdujeron en España a lo largo del siglo XVI, y que se llamaban liga-gambas, se conocían en Castilla con el nombre de atapiernas, y el pueblo las llamaba ligas.

Había ligas de todo tipo y precio. Felipe II, muy aficionado a ellas usaba unas de punto de aguja que le regalaba cierto noble toledano.

Pero antes de ponerse de moda las ligas lo que estaba de moda eran las polainas. Las medias, apoyadas por la misma monarquía como prenda de uso masculino hicieron furor. Medias de punto de seda, de color verde para los hidalgos y negras para los pobres.

Revolución de las medias de mujer

El concepto de “medias” cambió de forma drástica, con la irrupción de un sistema mecánico para tejerlas hacia 1589.

Se abarató el producto con la calcetera mecánica, máquina de hacer ganchillo o de tricotar que revolucionó el mercado del tejido y que reinó durante cerca de trescientos años. Los trajes regionales muestran el uso extenso que se hizo de esta prenda en el Romanticismo.

historia de las medias de mujer

Pero la media seguía siendo tosca. Su consagración como prenda definitivamente femenina llegó con la invención de la fibra sintética. El antes tosco tejido se tornó de la noche a la mañana en una tenue gasa casi de humo.

Las medias se convirtieron en un elemento de figuración y ensueño: siempre era poca su levedad, su transparencia y sutileza, tanto que parecía que se quisiera llegar a lo invisible e impalpable.

Una modista de los años treinta del siglo XX, dice: “Costó miles de años cubrir las piernas, y sólo unas cuantas semanas descubrirlas”. Se refería a que por fin era posible apreciar la belleza de esa parte de la anatomía de la mujer. La mujer quería ahora enseñar sus piernas. No quería llevar otra cosa que a sí misma.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la falda

¿Quieres saber más sobre historia de la ropa, calzado o complementos?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de las medias, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría ropa y calzado o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí