origen de los huevos de Pascua

En la actualidad existe la costumbre de que los niños pinten huevos por Pascua. Se dice que esa tradición viene de Estados Unidos, pero su simbolismo es mucho más antiguo. En CurioSfera-Historia.com, te contamos la historia de los huevos de Pascua y su origen.

No te pierdas la historia del caramelo

Origen y evolución de los huevos de Pascua

La Pascua de Resurrección comenzó a celebrarse en Roma en el siglo II, y es la fiesta más antigua y solemne de la Iglesia. Los paganos de origen germánico celebraban una fiesta en honor de Eastre. Divinidad relacionada con la fertilidad y la primavera. Fiesta que el cristianismo primitivo hizo coincidir con la Resurrección, a fin de que paganos y cristianos celebraran juntos un evento público de mucho seguimiento.

Eso fue así hasta el año 325 en que el Concilio de Nicea, convocado por Constantino, acordó que se celebrara la Pascua cristiana “el primer domingo después de la primera luna llena siguiente al equinoccio de primavera”.

Esto hizo que la Pascua se celebrara entre el 22 de marzo y el 25 de abril: en ese mismo Concilio se estableció también que la cruz fuese el símbolo oficial del cristianismo.

De hecho, cuando la Iglesia instituyó esta fiesta retomaba una tradición anterior en la que el huevo jugaba un papel simbólico importante: existía ya el dicho latino que afirma Omne vibum ex ovo, que quiere decir: “Todo lo que tiene vida procede del huevo”.

Era fácil establecer una relación entre la vida material y la vida espiritual, la vida temporal y la vida eterna. Existían además precedentes más antiguos: los egipcios enterraban huevos en sus tumbas, y posteriormente los griegos colocaban huevos sobre sus sepulturas, era una manifestación plástica de la esperanza en la resurrección.

De tan lejanos tiempos procede la costumbre de colocar huevos en la cesta de la mona de pascua. El huevo recordaba al cristiano la resurrección del Señor. También se colocaba la lechuga en alusión a la conveniencia de no transgredir las leyes de la castidad en una época de euforia física. La lechuga, como la calabaza, estaba considerada un importante afrodisíaco.

Los huevos se coloreaban, ya en los primeros siglos del cristianismo. Generalmente de color rojo, símbolo de la resurrección de Cristo y de la sangre vertida para redimir al mundo.

De esa época arranca la costumbre de ofrecer como regalo huevos envueltos en pan de oro que los pobres se conformaban con colorear hirviéndolos con hierbas o dándoles con cochinilla.

En la Edad Media los huevos se teñían de verde con la espinaca y la anémona, el amarillo se conseguía con la aulaga, y el palo de Campeche daba ya en el siglo XVI un hermoso color morado.

Para finalizar, no te pierdas la historia del chocolate

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de los huevos de Pascua, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí