origen e historia de la sangre artificial

Las investigaciones para crear un sustituto de la sangre que asumiera una de sus funciones principales, el transporte de oxígeno, parecen remontarse a 1933. Lamentablemente, no obtuvieron éxito, pero la cosa cambió llegado el año 1966. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia de la sangre artificial y su inventor.

No te pierdas la historia del corazón artificial

Origen de la sangre artificial

Fue en el año 1966, cuándo se obtuvieron resultados prometedores en la invención de sangre artificial. Los norteamericanos Clark y Gollan, consiguieron mantener con vida unos ratones sumergidos en un líquido que anegaba sus pulmones y que, en consecuencia, debía haber ocasionado su muerte. Este líquido era una emulsión de fluorocarbono o fluorocarburo y agua.

Las moléculas del fluorocarbono tienen la propiedad de enlazar cantidades importantes de oxígeno, siempre que éste sea abundante en el medio externo. En el caso de los ratones, el oxígeno procedía del agua. Este experimento contenía el esbozo de un invento, el de un sustituto de la sangre.

Quién inventó la sangre artificial

En 1967, el norteamerica­no Henry A. Sloviter aprovechó las bases de este experimento e inyectó a unos conejos una emulsión mezcla de fluorocarbono, de suero fisiológico y de albúmina, para solventar el hecho de que el fluorocarbono solo no se mezcla con la sangre.

Sloviter constató que la supervivencia de los animales estaba relacionada con la proporción de emulsión inyectada en relación con el volumen sanguíneo total: si era superior a un tercio del total, los animales morían debido a que el líquido de sustitución no bastaba para garantizar el transporte de oxígeno y de anhídrido carbónico.

Dos años más tarde, en 1969, el norteamerica­no Robert Geyer mejoraba la fórmula de la emulsión y lograba la plena supervivencia de un ratón al que se le había practicado una transfusión completa de sangre artificial.

Primer humano con sangre artificial

El primer experimento con seres humanos la realizó en 1979 el japonés Ryochi Naito, que se inyectó 200 ml de Fluosol DA, sangre artificial de aspecto lechoso que él mismo había puesto a punto.

Desde entonces han ido surgiendo diversas fórmulas parecidas y más compatibles con la fisiología humana.

En cualquier caso, la sangre artificial sólo se utiliza como sustituto de una transfusión de sangre natural en ciertos casos urgentes, como los primeros cuidados a quemados graves, ya que al no poder tomar suficiente oxígeno a través de los pulmones y al no liberar el suficiente a través de los tejidos, requieren asistencia respiratoria.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó el riñón artificial

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la sangre artificial, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí